Connect with us

Adolescentes, educación y barbarie

Sara Winter, “ex feminista”, devenida lider “provida”, estará en Tucumán y durante esta mañana se presentará frente a jóvenes y adolescentes la provincia. Del mismo modo que en el 2010 se tomaba asistencia a niños, niñas y adolescentes a marchar en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo, hoy convocan a que los estudiantes asistan y se sumen a la campaña “salvemos las dos vidas”.

En Tucumán las organizaciones sociales conservadoras y las autoridades eclesiásticas tienen desde siempre anclado su trabajo en colegios confesionales de gestión privada. La existencia de los denominamos “colegios privados” en nuestra provincia es prolífera, y la naturalización de ciertas prácticas fuera de la ley parecen ser moneda corriente.

En el debate por el aborto, una fuerza nueva apareció en el escenario político argentino. Adolescentes y jóvenes de todo el país abrazaron la lucha por la legalización del aborto y pusieron el pañuelo verde en sus mochilas. Ellas aprendieron de la ola feminista que invadió las calles y los medios de comunicación, y en la actualidad reproducen argumentos a favor de la legalización del aborto con una fuerza y claridad admirable. Luciana Peker, periodista feminista de Pagina12, la denominó “la revolución de las hijas”, porque en miles de hogares fueron las hijas las que pusieron sobre la mesa el debate, y las que se agolparon a las plazas del país en los denominados “pañuelazos por el aborto legal”.

Esta realidad tuvo ya varias reacciones de sectores conservadores. En Twitter se leen a adolescentes contar que profesores y autoridades del colegio se expresan en favor de la campaña “salvemos las dos vidas” y que exponen a distintos tipos de violencia a alumnas y alumnos que se expresan a favor del aborto legal, seguro y gratuito.

Las formas democráticas de debatir parecen desaparecer cuando se trata de colegios privados confesionales. Los tratados internacionales de derechos humanos y las leyes nacionales son resistidos de modo sistemático en algunas instituciones. El año pasado se hizo viral un video filmado por una estudiante de colegio confesional en el cual una docente decía que la homosexualidad era considerada una enfermedad.

Así sin más, una mujer adulta reproducía frente a adolescentes un prejuicio discriminatorio sin ningún tipo de fundamentación científica, ni mucho menos pedagógica. Y según los relatos de ex alumnos de esta institución, esta discriminación de la institución no era un caso aislado.

La docente expuso ideas retrogradas a contramano del respeto a la diversidad que marca la ley 26.150 de Educación Sexual Integral. En muchos establecimientos se continúa diciendo, sin pelos en la lengua, que la pastilla de Anticoncepción de Emergencia es abortiva, cosa que ningún profesional de la salud podría decir frente a ningún comité de bioética.

En estos días empezaron a circular por grupos de whatsapp una nota donde, desde una institución privada, se  notifica a los padres que el día de hoy, 03 de julio, en el Club Villa Lujan se realizaría una jornada destinada a jóvenes estudiantes titulada “Feminismo y Aborto”, a cargo de Sara Winter “ex feminsta” y “referente pro vida”. Si bien se aclara que la participación es voluntaria, se avisa que los docentes de los colegios tomarán asistencia, y que aquellos alumnos que no quieran participar deberán tener clases normales ese día. La organización del evento está a cargo de una organización llamada AME (Ayuda a la Mujer Embarazada) y cuenta con el aval del legislador Albarracín.

Los mecanismos para someter a estudiantes a discursos que se encuentra por fuera del ámbito legal y, sobre todo, sin fundamento pedagógicos, quedan a la vista. Del mismo modo que en el 2010 se tomaba asistencia a niños, niñas y adolescentes a marchar en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo, hoy convocan a estudiantes a formar parte de la campaña “salvemos las dos vidas”.

Archivo – Año 2010

¿Quién es Sara Winter?

La persona que estará disertando frente a cientos de adolescentes tucumanas es un producto mediático de grupos conservadores de Brasil. Grupos religiosos evangelistas que han logrado tener fuerte incidencia en el escenario político de ese país, y que el año pasado protagonizaron una violenta campaña contra la filósofa Judith Butler, llegando a prender fuego a muñecos con su cara. Estos grupos cuentan con poder económico y posibilidad de promover ciertos discursos en los medios de comunicación.

Sara Winter

El relato de Sara Winter es una clásica historia de reconversión. La joven cuenta que tuvo una vida difícil, que producto de consumo de drogas y casi por casualidad se hizo feminista, y que en la actualidad ve las cosas de modo opuesto. El feminismo al que Sara se refiere es esa parodia descontextualizada que los medios hegemónicos reproducen, esa concepción que niega los siglos de historia, las cientos de intelectuales y millones de mujeres, y solo se limita a mostrar fotos y extractos de videos de mujeres pintando la pared de alguna iglesia.

Producto de su militancia en los sectores conservadores de Brasil, Sara no solo está en contra de la legalización del aborto, sino también, en contra de los derechos de las personas trans. Aquí algunas de sus frases:

-“No creo que cambiar de ropa, ponerse siliconas y hacer la transición con hormonas y cirugía pueda cambiar el sexo de alguien”.

-“Esa letanía de ‘yo soy mujer porque me siento mujer’ yo no la creo y no la apoyo. Para mí mujer es quien nace con vagina y hombre es quien nace con pene”.

-“El feminismo tiene cura y yo soy la gran prueba de eso”.

-“Hay muchas ONGs e instituciones que necesitan una mano amiga y voluntaria para cuidar de las víctimas de violencia. Vamos, ayuden, hagan su parte. Cuiden, ayuden y amen a las otras mujeres”.

-“Una de las cosas que me arrepiento en mi vida es haberme alejado de Dios y dedicado todo mi tiempo a la militancia feminista”.

Sara es todo lo que un militante conservador tucumano quiere escuchar en una persona. Hablará en primera persona frente a cientos de adolescentes de la provincia, y reproducirá otra vez los mensajes de odio que suelta al mundo en sus redes sociales.

¿Está mal que hable Sara Winter en Tucumán?

El derecho a la libertad de expresión es un derecho humano, y cualquier persona tiene derecho a decir lo que piensa sobre el aborto, el feminismo o lo que quiero. Por lo cual, de ningún modo podemos considerar que está mal que hable Sara Winter. Lo que sí es incorrecto e ilegal es que las organizaciones conservadoras usen a estudiantes de colegios secundarios como bases para implantar una ideología que va en contra de todo el plexo normativo del Estado argentino.

Toman asistencia a los alumnos para este evento, porque saben que si lo realizan a las 19hs muy pocos adolescentes asistirían. En estos colegios confesionales de gestión privada se confunde lo público y lo privado, el derecho y las creencias personales, la religión y la ciencia. Se niegan a enseñar educación sexual integral, niegan la sexualidad de la adolescencia, estigmatizan la diversidad y utilizan como soldados de batallas a personas que deberían transcurrir sus mañanas estudiando contenidos curriculares marcados por el Concejo Federal de Educación. Las leyes valen también para estos colegios, aunque se nieguen sistemáticamente a obedecerlas.


El proyecto de Interrupción voluntaria del embarazo comienza a tratarse en comisiones el día de la fecha. Un proyecto signado por la masiva participación y debate democrático a nivel nacional, encuentra en Tucumán estas prácticas antidemocráticas.

Lo que estos sectores conservadores no terminan de entender es que las adolescentes son sujetos de derecho y  que sus mentes no pueden ser cooptadas.

Cada vez son más las jóvenes que relatan la violencia con la que en sus colegios quieren mantener un discurso conservador, sexista, machista y anti derechos.

Cada vez son más las jóvenes que toman conciencia de que no se les enseñan educación sexual integral, pero sí se les muestra el mismo video sobre “aborto” desde los años 80.

Cada vez más adolescentes pueden acceder a la información, a esa información que ilegalmente se les niega en los colegios, y pueden formar su opinión libremente.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las más Leidas

Humor y machismo a la tucumana

Actualidad

Tucumán adhirió a la Ley de cannabis medicinal

Tucumán

#NoNosCallamosMás: “Durante un año y medio, mi tío José Alperovich violentó mi integridad física, psicológica y sexual”

Uncategorized

“Este año ganó una lesbiana”

Vuelven los feriados puentes en el 2018

CULTURA DIGITAL| Dejá de Stalkear

Sucribite a La Nota

ingrese su correo aqui

San Martin 1066 1º piso San Miguel de Tucumán Copyright © 2020 lanotatucuman.com todos los derechos reservados

Connect
Sucribite a La Nota

ingrese su correo aqui