Violencia policial a la salida de un boliche: “Buscaban coimear a los chicos”

Se viralizó un video en Tucumán donde policías le pegan bofetadas y piñas a adolescentes en un operativo policial frente al parque 9 de Julio de la capital. La familia de las victimas iniciaron la denuncia del caso y aseguran que los efectivos “querían coimearlos y no encontraron nada”.

El hecho el sábado sucedió el sábado pasado sobre la Benjamín Aráoz, frente al parque 9 de Julio, en un procedimiento procedimiento de control instalado sobre avenida. Según la policía, había “alcohol en el auto”.

La tensión comenzó a crecer ya que los jóvenes negaban la acusación y recibieron bofetadas por parte de los efectivos mientras otros amigos filmaban la situación. “Si no me ponía la remera, me llevaban“, afirmó uno de los joven increpado.

“Querían coimearlos y no encontraron nada”

Adriana es la mamá de Leandro, uno de los jóvenes agredidos, dialogó esnta mañana con Telefé Tucumán y manifestó que ya iniciaron la denuncia del caso.

“No debería haber pasado esto. Hubiera aceptado si hubiera sido control de alcoholemia o si encontraban algo, o si hubiera estado drogado, o hubiera robado. La Justicia determinará sobre estos policías”, comenzó la madre.

Según el testimonio de la mujer, el adolescente está en un estado de shock, con mucho dolor de cabeza, de nuca, y en las piernas por los cachiporrazos recibido.

“Le pido a los policías que se pongan a la altura. Supuestamente ellos estaban haciendo control de alcoholemia, pero no secuestraron el vehículo, no había droga, ni bebidas alcohólicas. Ellos querían coimearlos y no encontraron nada”; denunció Adriana.

La mujer dijo que cuando vio el video le generó angustia e impotencia. “Los policías están identificados. La denuncia está hecha. Me dolió el alma cada cachetada que le diste. Si él se defendía lo mataban”; cerró.

La violencia policial en Tucumán

Aprietes ilegales en el parque 9 de julio a personas del colectivo LGTBIQ+, disparos a personas indigentes en La Costanera, asesinatos por la espalda a un niño de 12 años como Facundo Ferreira y detenciones forzadas seguida de homicidio como el de Luis Espinoza son algunos del los hechos mediáticos que protagonizados por los efectivos de las fuerzas en la provincia.

En este operativo de apremios a ilegales a jóvenes intervinieron diez efectivos que, si bien desde el Ministerio de Seguridad a cargo de Eduardo Gamboa, no existe la autocritica por parte de la institución como en menos de 10 años se cometieron tantos delitos vinculados a los Derechos Humanos.

Desde Andhes aseguran que “las prácticas violentas por parte de la Policía se repiten día a día” y que se trata de “un problema estructural”.

Para esta organización, tanto los discursos punitivitas como el “aumento de las facultades discrecionales a la policía por parte del poder ejecutivo y legislativo, como la ley para reducir los motoarrebatos y la vigencia de la ley de contravenciones, reproducen las condiciones para la violencia policial”.

Muchos adjudicaban a estas practicas vinculadas al ex-Ministro Claudio Maley y al ex jefe de Policía Manuel Bernachi. Lo cierto es que la nueva gestión de Gamboa y de Julio Fernández al frente de la fuerza no parece ser diferente.

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior
Fotografía con celular

Productora tucumana dictará un taller de Fotografía y Video con celular

Artículo siguiente

Giuliana Lescano Sinkovec, entre el rap y la poesía

Artículos Relacionados
Total
1
Share