Pablo Yedlin: “La vacuna Sinopharm es una vacuna muy segura para niños y niñas”

En una entrevista con La Nota, el diputado y candidato a senador por el Frente de Todos, habló sobre la nueva etapa de vacunación que incluye a niños y niñas de 3 a 11 años. Además, consultado sobre el proyecto de una nueva Ley de VIH informó que ya tiene dictamen de la Comisión de Salud y se espera que consiga media sanción en la Cámara baja antes que termine el año. Video

Esta semana comenzó una nueva etapa de vacunación en todo el país. Niños y niñas de 3 a 11 años empezaron a recibir la primera dosis de la vacuna  Sinopharm, de la cual el Gobierno ha almacenado unas 10 millones de dosis para cubrir rápidamente a los más chicos.

Se trata de la última etapa de la campaña de inmunización contra el Covid-19 que comienza en el país con el objetivo cada vez más cercano de lograr la inmunidad de rebaño con entre el 70 y el 90% de la población cubierta con ambas dosis, números imposibles de alcanzar sin vacunar a los menores de 18 años.

Desde La Nota, conversamos con el diputado Pablo Yedlin, médico pediatra y presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, sobre esta nueva etapa de inmunizaciones y el impacto en el país.

“El mundo se ha enfrentado en este año y medio a un nuevo virus. La única herramienta de prevención que hoy tenemos para esta enfermedad, y que ha demostrando en el mundo efectividad para poder superar la pandemia, son las vacunas“, aseguró el diputado.

Recordó que se comenzó vacunando a grupos de riesgo y prioritarios, primero al personal de salud, después a los mayores y pacientes que tienen alguna patología asociada. “En los niños es un virus que en general un bastante benigno. De los 120.000 muertos de la Argentina, solamente 300 son menores de edad. Pero también hay algunos niños que si bien no fallecen por el virus, lo padecen, tienen formas crónicas de lo que se llama el largo COVID, un cuadro que se llama Cuadro Inflamatorio Multisistémico por COVID, que son complicaciones serias y además son un vehículo de contagio. No son el peor vehículo contagio, pero se contagian entre ellos y puede contagiar a gente de su entorno familiar. Por eso es tan importante poder llevar la vacuna a la mayor cantidad de personas, incluidos los niños“, agregó.

“La vacuna Sinopharm es una vacuna muy segura”, aseguró Yedlin. Su utilización en niños fue aprobada tanto por el Consejo Federal de Salud (Confesa) -compuesto por el Ministerio de Salud de la Nación y las carteras provinciales- y por la Sociedad Argentina de Pediatría. “Es un tipo de vacuna muy conocida para los niños porque es una vacuna a virus inactivado. Hay muchas vacunas del calendario que son a virus inactivado de la que no esperamos efectos colaterales, salvo un poquito dolor en el lugar de la aplicación, un poco de fiebre, y que genera muy buena respuesta”.

Además, el candidato a senador por el Frente de Todos, celebró que la Argentina ya tenga un 60 por ciento del total de la población vacunada y que avance con segunda dosis a más del 50 por ciento.

Sobre la posibilidad de una tercera dosis, el diputado sostuvo que “hay bastante evidencia que algunos grupos de alto riesgo van a necesitar una tercera dosis. Eso también se está discutiendo”. Sobre esto, opinó que si bien la “OMS dice es muy importante vacunar a todo el mundo y hace alusión a que hay países que tienen 98 por ciento de su población no vacunada. Simultáneamente recomienda tercera dosis en los países ricos. Cada tercera dosis que se pone en un país rico, es una dosis menos para los países pobres. Hay un conflicto de interés y me parece que la Argentina, mientras tanto, lo que tenemos que hacer es conseguir la mayor cantidad posible de vacunas y vacunarnos todos”.

Sobre los grupos antivacunas, Yedlin señaló que “en general, la población argentina no tiene grandes grupos antivacunas. Existen, por supuesto, pero son muy minoritarios. Hay que tenerlos en cuenta porque Europa empezó así y hoy tiene casi un 30% de su población que no se quiere vacunar. Estados Unidos empezó así y hoy tiene muchos Estados que el 30% no se quiere vacunar. Eso ha hecho que la cepa Delta en estos países haya circulado con un pico tan alto“, argumentó.

Sobre la situación en nuestro país, el diputado remarcó que la mayoría de la gente que no se vacunó hasta el momento es porque no accedió a una vacuna. “Porque en algún momento fueron a vacunarse y el laboratorio estaba cerrado, o no estaba la vacuna”.

“Estos grupos que no se quieren vacunar son un problema porque además militan la no vacunación a través de las redes. Hoy las redes de alguna manera han potenciado este discurso, como muchos otros discursos que no son positivos para la sociedad. Es difícil de controlar y lo hace difícil de debatir. Lo que tenemos que hacer es seguir informando a la población que las vacunas son muy seguras. Miles de millones de vacunas se han puesto en el mundo. Los efectos colaterales son bajísimos. Se ha evitado la muerte de cientos de miles de personas“, señaló.

Por otro lado, desde La Nota, consultamos al presidente de la Comisión de Salud sobre el estado parlamentario del Proyecto de una nueva Ley de VIH, Hepatitis, Tuberculosis e ITS. La semana pasada consiguió dictamen favorable en la comisión que preside y se quitó un giro a comisión de Legislación General para acelerar su tratamiento y que no pierda estado parlamentario. Ahora debe pasar por la Comisión de Presupuesto para llegar al recinto.

Yedlin se mostró optimista al respecto y confía que antes de que termine el año legislativo el proyecto tendrá media sanción. “Es una buena ley, una ley muy pedida por la ONG, pero también por la sociedad, y por Sistema de Salud de la Argentina. Vamos a hacer todo el esfuerzo para que presupuesto lo de dictamen, después, por supuesto, votaremos afirmativamente en la sesión, y la recibiremos allá en el Senado para darle la definitiva promulgación de la ley”, agregó Yedlin quien tendrá, si es electo senador nacional, la posibilidad de votar en las dos instancias la ley.

Por último, en la entrevista, el diputado se refirió a la interna peronista que quedó saldada luego de las PASO y mostró unidad en el último acto que se realizó con la presencia del presidente Alberto Fernández, del Jefe de Gabinete y gobernador de Tucumán en uso de licencia, Juan Manzur, y el gobernador interino Osvaldo Jaldo. “Hubo ganadores y perdedores y claramente eso está resuelto. Hoy todo el peronismo está unificado nuevamente”, aseguró y agregó “no hay nada que nos separe entre los peronistas más de lo que nos separa con un gobierno como el que tuvimos de Mauricio Macri, que fue muy malo para la provincia y la región”.

Tucumán no recibió ni una vivienda en obra pública ni 100 metros de pavimento durante cuatro años de macrismo. Ni hablar de que la planta de tratamiento de líquidos cloacales de Concepción, un municipio gobernado por un intendente del espacio de Macri, nunca se hizo. Llegó el gobierno peronista de Fernández y hoy se está haciendo la obra”, puntualizó.

Nosotros seremos los senadores y diputados que iremos a apoyar ese proyecto nacional para que los recursos lleguen a Tucumán. Hoy la presencia de nuestro jefe de Gabinete Ministro con Manzur en Buenos Aires, nos abre una oportunidad inigualable para eso. Aún el voto que sea independiente, pero que entienda que Tucumán necesita ayuda nacional, debiera acompañar al proyecto de Alberto Fernández, porque ese es el proyecto que en estos próximos dos años nos va a convenir como provincia, como región y como el interior de la Argentina”, cerró.

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

El film tucumano “Planta Permanente” se podrá ver en el Espacio INCAA

Artículo siguiente

Se viene el primer Festival Cannábico en Tucumán

Artículos Relacionados
Total
2
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico