Más de 60 graduados y graduadas de la Facultad de Artes presentaron un pronto despacho ante demoras injustificadas en sus títulos

Más de 60 graduados y graduadas de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Tucumán presentaron esta mañana un “pronto despacho” para reclamar su título. A raíz de una nota publicada en La Nota, que contaba la historia de Lucía Dzienczarski y los cinco años de demora que lleva la facultad en emitir su título, se organizaron y ya suman 65 personas en la misma situación.

Esta mañana, se presentaron en Mesa de Entrada del edificio ubicado en calle Bolívar y Chacabuco. Tuvieron que esperar más de una hora ya que no había nadie en la atención. Después no encontraban la llave. Hasta finalmente pudieron hacer la presentación. Se trata de un instrumento por el cual se solicita expresamente que se resuelva rápidamente la cuestión pendiente.

El reclamo más antiguo es el de Juliana Pérez Navarro, quien ingresó a la facultad en el año 2010 y terminó la carrera de Interprete Dramático en 2014. “Inicie los trámites en abril de 2015 y por alguna razón, en diciembre de ese año me dicen que faltaban papeles, que nunca faltaron si no que ellos lo extraviaron. En 2017 me acerco a sección alumnos a averiguar si había alguna novedad y me piden paciencia. En el año 2020 empiezo a escribir en la página y mando mails y no recibo respuesta, hasta que logro ingresar a la página de títulos y veo que el trámite de mi título, iniciado en 2015, recién en el 2019 sale el título de la facultad en esos meses avanza muy rápido hasta que queda parado en junio de 2019 en el Rectorado hasta la fecha”.

Juliana quería realizar una licenciatura en una universidad de Buenos Aires que le pedía el título original para inscribirme. “Terminé perdiendo esa oportunidad y este año otra vez porque mi título, a siete años de iniciado el trámite, no se resuelve”.

Otro caso es el de Constanza Figueroa Dajir. Comenzó el trámite en el 2017. Supuestamente las demoras correspondían a la actualización del sistema, excusas que continuaron durante todo el 2018 y 2019. Luego vino la pandemia que retraso aún más las idas y vueltas al Rectorado.

Leandro Jorge Ponssa terminó la Licenciatura en Artes Plásticas en marzo de 2017, y en mayo de ese mismo año presentó todos los papeles necesarios para iniciar el trámite de su título.  Habiendo pasado más de cuatro años, recibió diversas excusas: desde explicar que la facultad tiene trámites mucho más antiguos en espera para resolver, a prometer que ‘la semana que viene estará listo algún avance’; o que ciertos papeles se encontraban en el Rectorado, y cuando se argumentaba que en la página oficial de la UNT figuraba que los mismos estaban en la Facultad, decían que esta no era una fuente confiable.

Hace unos años, una nueva angustia e incertidumbre se sumó a quienes estudian Licenciatura en Artes Plásticas. “Nos enteramos repentinamente que nuestros títulos no tenían validez nacional, a la vez que fue un nuevo justificativo de los atrasos en las entregas los mismos. Luego de mucha incertidumbre, y recién casi dos años después, se le otorgó esa validez, pero las demoras continuaron; en ocasiones de manera justificada, ya que actualmente una única persona se encarga de procesar los probablemente miles de trámites de títulos sin entregar”, explicó el joven.

El tener el certificado de título en trámite en muchos casos no es suficiente, ocasionando dificultades en la obtención de puestos laborales o becas. “Al día de hoy, afortunadamente, estoy trabajando en una institución privada, sin embargo, periódicamente debo presentar dichos certificados, a la espera de que eso no implique perder mi trabajo por no tener el Título real en mano”.

Andrea estudio para interprete dramático en la Facultad de Artes. En 2017 terminó la carrera, y en 2018 empezó a gestionar su título. “Jamás recibí una respuesta de la facultad. Incluso me aparece en el sistema que mis papeles ni siquiera ingresaron por lo que deben estar archivados en algún lado”.

Si bien a no le quitó ninguna oportunidad laboral, la desalentó a seguir estudiando. “Hice un par de materias de la Licenciatura y la verdad que deje porque siento que la Facultad te toma el tiempo y una tiene que trabajar para vivir y no puede estar perdiendo el tiempo en gestionar algo que tendría que ser una gestión de la facultad. Me parece una falta de respeto. Por culpa de esto yo no me permito seguir estudiando en una facultad que siento que se ríen de los alumnos”.

Estas son algunas de las 65 historias que están esperando sus títulos. A partir de la presentación del pronto despacho, la Universidad tiene 45 días para emitir el título, pero muchas veces incumplen también ese plazo. En caso de incumplimiento, la única alternativa que queda disponible es pedir un pronto despacho judicial.

Total
67
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

once − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Organizaciones de mujeres y feministas realizan una concentración en Tribunales y la Legislatura

Artículo siguiente

Randa Testigo y la transmisión del patrimonio cultural intangible, una muestra para visitar en Tucumán

Artículos Relacionados
Total
67
Share