Gran Hermano | Entre varones

Ilustración sobre gran hermano
La “broma” de un participante de Gran Hermano a otro se tradujo en una discusión pública sobre un posible “abuso” y tildó a otro de “víctima”. Hablemos de las practicas entre varones y consentimiento.

Se difundieron imágenes de Thiago (19) , el participante más joven de esta edición de Gran Hermano, tocando a Agustín  mientras dormía. Esto era en el marco de una “broma” que Thiago hacía y que dos de sus compañeros arengaba, Alfa (60) y Alexis (29). 

Horas después, Thiago jugaba  a entrevistar  a Agustin y hacía referencia sobre lo sucedido: -Thiago:  ¿Qué se siente dormir culito pa arriba y que te estén apoyando todo el día? . – Agustín: Hermoso siempre que seas vos. 

En redes sociales y medios de comunicación apuntaron contra Thiago y lo nombraron abusador, y consecuentemente se etiquetó a Agustín como víctima de abuso. Como sucede con los programas más vistos, todo se debate tanto que se impone hablar de los temas, incluso para pensar más allá de sus protagonistas. 

Dejando de lado los estándares de corrección política de redes sociales es necesario reconocer que “las bromas” entre varones  están cargadas de prácticas similares a la que vimos en GH, sobre todo en edad adolescente y joven. Homofobia internalizada, homoerotismo y definición de identidad sexual mediante vínculo con otros son solo algunos de los nombres que se les da  a la forma de vincularnos entre varones heterosexuales que siempre está en la continua negación de la homosexualidad y reafirmación de una jerarquía de masculinidad. 

Como signo de avance social y mediático aquello que quizás hace unos años era festejado, ahora es advertido como un mal comportamiento. Pero a esa nueva sensibilidad social también se le añaden otros asuntos, como consecuencias no deseadas y como costumbre por otras duras realidades conocidas. Es un hecho que la falta de consentimiento siempre es sinónimo de vulneración cuando se trata de la relación entre nuestros cuerpos, pero también es cierto que no todos los cuerpos son iguales ni todas los vínculos entre las personas se viven del mismo modo. 

Dejar de ver estas prácticas como bromas y verlas exclusivamente como abuso trae consigo el punitivismo más crudo, la cancelación y  la estigmatización. Y se olvida además de la agencia de Agustin como persona, cubriéndolo con el manto de “víctima” y equiparando así los hechos y su realidad  con  la de otras víctimas que vivieron otras situaciones.  Es necesario poner matices y otras palabras para complejizar estas prácticas. 

Desandar el camino de formas que nos hace varones no necesariamente significa pensarlo todo desde las mismas lógicas y con los mismos nombres  que supieron construir los feminismos. 

Si todo es violencia, y todas las prácticas son equiparables, en el fondo estamos licuando la gravedad de ciertas violencias y licuando sentidos.  Recordemos que hace pocos días se dió la noticia de que en España finalmente se llevara adelante un juicio por violación cometida dentro de la casa de GH en el año 2017.  Carlota Prado fue victima de abuso sexual estando en estado inconciencia por parte de uno de sus compañeros del reality, el abuso ademas quedó grabado sin que nadie de la produccion interfiriera para evitar el abuso. Este hecho modifico las reglas del formato televisivo para siempre, en la actualidad si dos personas quieren tener sexo en la casa deben expresar explicitamente el consentimiento frente a las cámaras. 

El fin de romance con Thiago

Portada 1200 × 900 px 65 1
Meme de Twitter

Casualmente este hecho se da con uno de los participantes favoritos de los primeros días de la casa. En la historia de los realitys en Argentina los personajes de sectores populares suelen estar acompañados por la audiencia. La clase media argentina se enamoró del joven cartonero que lucha día a día por salir adelante y llevar comida a su familia compuesta por su padre y 9 hermanos.

Pero como un romance de verano, a las semanas de idealizar a Thiago por sus orígenes, y ante las primeras cosas que no gustaron se pide su  expulsión. Porque pareciera que solo se puede querer a los pobres si son absolutamente buenos, humildes y si encarnan ese ABC que como sociedad esperamos de ellos. 

Las formas de castigo suelen siempre ser más directas y fuertes cuando se trata de personas pobres y racializadas. Y entonces también es necesario pensar por qué razones nos molestan tanto ciertas prácticas de ciertas personas y no de otras. Porque estamos viendo un programa de TV y estamos opinando sobre este contexto de excepción de la vida en donde son personas, pero cuyo día se edita en función de personajes e historias. 

Casualmente recordando a España hay un dicho que dice “Ni tan calvo, ni con dos pelucas”. Y parece ser un lugar necesario para pensar, cuestionar y revisar “las bromas” de este tipo, para poder diferenciar las que representan motivo de cuestionamiento y revisión, de aquellas que representan delitos y que queremos sean juzgadas y penalizadas. 

Pedirle al joven de 19 años, cartonero, que tuvo que dejar de estudiar para trabajar y poder comer, que tenga ESI incorporada en su prácticas, que sea un varón deconstruido y que sostenga nuestras representación de “chico bueno y humilde” es, por lo menos, señal de hipocresía. 

Total
6
Shares
2 comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

La práctica artesanal como acto de resistencia

Artículo siguiente
Presidente Alberto Fernandez y Victoria Tolosa Paz

Victoria Tolosa Paz confirmó que "no habrá más altas de planes sociales"

Artículos Relacionados
Total
6
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico