Adelia di Carlo, periodista pionera en Argentina

El 7 de junio de 1810 salía a las calles “La Gazeta de Buenos Ayres”, el primer periódico argentino fundado luego de la Revolución de Mayo por el abogado y político Mariano Moreno, como órgano difusor de las actividades de la Primera Junta de Gobierno. En conmemoración a la publicación de su primer número, el 7 de junio de cada año se festeja, en Argentina, el Día de lxs Periodistas.

En esta fecha elegimos recordar a Adelia Di Carlo, pionera en el periodismo, escritora y cronista ligada al feminismo durante el siglo XX en Argentina.

A los 21 años comenzó a trabajar en el vespertino El Tiempo. Un día, José Ingenieros leyó uno de sus artículos y facilitó su ingreso en el periódico La Argentina, donde fue redactora y jefa de sección. Mientras, colaboraba también en Caras y Caretas, P.B.T., La Razón, La Patria, La Mujer, El Hogar y Estampa. Escribió los libros La canción de la aguja, El hijo del guardabosques, Astillas de sándalo, En las viejas capillas, Cartas de amor y En espera de la hora. También creó la Asociación Cultural Clorinda Malto de Turner. Desde su fundación, en 1919, fue secretaria de la Asociación Pro Derechos de la Mujer.

Durante su carrera, en 1932, plena década infame, el sospechoso accidente en que falleció su amiga Julieta Lanteri llamó su atención y así lo expresó en un artículo de la revista Caras y Caretas en dónde la homenajeaba pero también sembraba serias dudas sobre las circunstancias de su muerte.

“Hace más dolorosa la circunstancia que ha provocado su muerte, el hecho que ella temía ese trágico fin”, decía Di Carlo. Aunque la policía caratuló el hecho como accidente, la periodista (que también trabajaba en el diario El Mundo) comenzó a publicar una investigación que determinaba que el informe policial estaba borroso y no se podía leer el nombre del conductor, que luego resultaría ser David Klapenbach, un miembro del grupo paramilitar de derecha conocido como la Liga Patriótica y que tenía un frondoso prontuario. Como respuesta a esa publicación, la casa de Di Carlo fue saqueada por la Policía Federal.

A pesar de la denuncia periodística, el crimen nunca se esclareció.

Fuente: nota de Fernando Amato para Caras y Caretas

Compartimos un artículo que escribió sobre Gabriela Mistral, una poetisa, diplomática, profesora y pedagoga chilena.

Gabriela Mistral los grandes valores femeninos de América, por Adelia di Carlo by La Nota Tucumán on Scribd

Total
22
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Día de los y las periodistas: Federalizar las comunicaciones en defensa de la democracia

Artículo siguiente

A partir de mañana se habilita el turismo interno en Tucumán

Artículos Relacionados
Total
22
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico