Estas Leyendo:
“Queremos justicia, que la muerte de nuestra hija sirva para evitar otras desgracias”
Nota Completa 7 minutos para leer

Juan José Vargas, padre de Natalia, la joven que murió el viernes al caer de un vuelo en parapente, acusó de negligencia a la empresa y al gobierno local. En las redes sociales también se exige justicia bajo el hashtag #JusticiaparaNati

Captura de video que muestra el momento del despegue, donde se ven las “perneras” sueltas.

Los últimos días del 2017 se vieron marcados por la tragedia en Tucumán. El viernes 29 de diciembre, Natalia Vargas murió luego de caer de un vuelo de parapente biplaza. Por motivos que aún se están investigando, la joven de 28 años despegó sin las perneras puestas. Sin un control previo al despegue, el piloto Ariel Salazar se elevó por los aires y, a menos de 200 metros de la pista de despegue, Natalia cayó al vacío.

Más de 4 horas tardaron en encontrar el cuerpo de de la víctima, que se encontraba sin vida en un cañadón en medio de la montaña. A través de videos y fotos, la justicia busca determinar que sucedió. Aún no se pudo dar con una cámara GoPro que acompañaba el viaje, que sería de gran relevancia para la investigación.

“Queremos justicia, que la muerte de nuestra hija sirva para que se instrumenten las correctas medidas de seguridad”, indicó el ingeniero Juan José Vargas, padre de la víctima, en un programa de radio.

Una de las primeras versiones que circularon fue que la joven habría sufrido un ataque de pánico y habría accionado un dispositivo que provocó la caída. Inmediatamente, amigas y familiares de la víctima rechazaron esta idea, ya que no era la primera vez que Vargas realizaba este tipo de actividades.

“Me dio mucha bronca cuando escuche por ahí que mi hija tuvo un ataque de pánico, sobre todo conociéndola como la conocía y la verdad que, investigando sobre lo sucedido, acá hay muchas irregularidades, fallas que se están cometiendo y fundamentalmente lo que quiero es que los padres me escuchen, lean esto, los que tengan autoridad en el tema, tomen las medidas que son necesarias”, relató el padre de Natalia.

El mismo Club de Vuelo Libre Los Caranchos, al que pertenece el piloto Ariel Salazar, admitió en un comunicado que por motivos que se desconocen “la pasajera despegó sin las perneras colocadas”.

“Nati fue toda la vida aguerrida, no tenía mal día, un ser impresionante, amigos por todas partes, en la secundaria nunca la veíamos estudiante y un día llego a casa contenta diciendo que era abanderada, cuando ni ella lo pretendía, porque nunca estudiaba por un promedio ni le interesaba las notas, pero fue muy inteligente, muy especial”, contó a los medios Juan José. “Estaba realizando una especialidad en biología molecular en Alemania, trabajaba y estudiaba, no aceptaba que le envíe plata, ella me decía que se divertía cuando trabajaba y conocía mucha gente y el tiempo le sobraba”.

Natalia se encontraba en su provincia natal junto a su compañera Seda, de Alemania, para pasar las fiestas con su familia. Hacía una semana habían llegado y su estadía se prolongaría hasta febrero. En el momento de los hechos, Seda también se encontraba volando en parapente.

Sobre el rescate

Juan José Vargas relato en un programa radial que un helicóptero fue solicitado para colaborar en la búsqueda, pero nunca llegó. “Cuando me entero del accidente estaba afuera de la provincia, la preocupación mayor era que, si había una esperanza de vida, la puedan sacar rápido. Mientras retornaba a la provincia mis amigos le pidieron al intendente Sánchez que intervenga, sé que hizo todo lo que pudo, pidieron un helicóptero de la provincia que nunca llegó. También me desesperaba que se hacia la noche y no aparecía. Acá hay muchas irregularidades y responsables, ni ambulancia tienen en Loma Bola. El dueño de Loma Bola inclusive me reconoció esta mañana que iba sin la pernera como se decía. Esto sería el problema y error del instructor, algo que tendrían que haber revisado”.

“Acá hay una cadena de cosas mal hechas, no hay ni una línea mínima que separe a la gente, el piloto debe estar pendiente que no le pisen el parapente, que no se le crucen y todas las medidas de seguridad de la organización no están. Los asistentes de vuelos tienen que ir y fijarse que el pasajero este bien amarrado al cinturón, es un vuelo de alto riesgo, que inclusive a mí me gusta, no tengo nada contra este deporte, pero si molesta que el marco de inseguridad e irresponsabilidad es grande. No hay una ambulancia en el lugar por si hay un accidente, desde la provincia cuando llegas a Tucumán lo primero que te muestran son los parapentes y es algo que se hace en una total desprolijidad de todas las partes”, aseguró el ingeniero.

Sobre la investigación

“En realidad, no se está haciendo nada. La fiscal nunca fue.  Por eso estoy molesto. El piloto tuvo todo el tiempo para hacerse asesorar por un abogado y dar su versión a la Policía”, aseguró el padre de la joven.

“Esto es un homicidio culposo mínimamente por lo que me dicen, hasta el piloto puede resultar siendo víctima de esta perversa organización, donde tiene que ver muchas cosas antes y durante el vuelo, pendiente de todo, si bien es cierto que él tendría que haber visto si mi hija estaba segura, eso debería ser tarea de los asistentes. El real responsable es la organización y el gobierno que promociona una actividad sin ningún tipo de control ni de seguridad y me preocupa la justicia, que ya sabemos cómo es, ni lo peritajes se hicieron como corresponde” señaló Vargas.

Los investigadores buscan ahora la cámara GoPro que registraba las imágenes del vuelo, que serían claves para determinar cómo se sucedieron los hechos. El padre de la médica fallecida consideró extraño que el piloto haya dicho que la cámara “no está, que la perdió”.  “La cámara va sujetada al equipo, y si se cayó con mi hija, tendría que estar en la zona donde cayó mi hija”, razonó.

“Quisiera pedirle al señor Macri que nos ayude y se tomen las medidas que se tengan que tomar, que estos tipos de siniestros no ocurran mas, que la muerte de mi hija por lo menos sirva para prevenir, que no sea en vano y otras familias no tengan que pasar por lo que atravesamos nosotros”, aseguró el padre de la víctima.

 #JusticiaparaNati

Natalia era una persona muy querida en la provincia. Las redes sociales no tardaron en inundarse con mensajes en conmemoración a su nombre y el hashtag #JusticiaparaNati comenzó a circular para visibilizar el caso y evitar que quede impune.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.