Postales de un Tucumán Secreto

UwAAAABJRU5ErkJggg==

El viernes 13 inaugura en el Centro Cultural Virla una muestra histórica y artística sobre el colectivo LGTB: Recuerdos desde otro Tucumán. Se trata de una exposición de retratos ilustrados, un proyecto de La Cascotiada y Dibujame Queer. Por Mariana Simona Salvatore

Hay quienes seguramente recordarán a Rufino Requejo, el llamado Adonis por su belleza, circulando en una moto antigua por el microcentro; quienes habrán conocido y escuchado en tertulias a la poeta lesbiana Mirta Suarez Porto, durante los años ‘70. También quienes hayan compartido con Mónica Gabriela Soria, activista trans, en luchas y carnavales mucho más recientemente o incluso, quienes hayan oído hablar del amante y secretario del conde de Montesquiou, Gabriel Iturri que llamaba graciosamente a Tucumán, Toukouman para conferirle un suspicaz e irónico refinamiento en la sociedad francesa de siglo XIX.

Estas figuras históricas serán los protagonistas de una exposición de retratos ilustrados cuya inauguración tendrá lugar en el Centro Cultural Virla, el viernes 13 de mayo a las 20hs.

“Se trata de un proyecto de recuperación de la historia marica, lésbica, trans y draga, pero sobre todo tucumana y norteña. En muchos momentos pareciera que la historia –y la historia cuir también- transcurriera sólo en Buenos Aires. Sin embargo, las maricas y las tortas estamos y estuvimos en todos lados, y Tucumán no fue la excepción. Aquí también se tejieron resistencias, comunidades y redes de contención, y el objetivo de este proyecto es honrar y retomar esa historia a través del arte y la investigación historiográfica”, cuentan lxs impulsores de la muestra.

La Cascotiada -plataforma multiproyecto- desde su archivo histórico ofreció para ello material biográfico y confeccionó en un catálogo, la vida de Iturri, Requejo, Suarez Porto y Gabriela Soria. Junto al Dibujame Cuir, el proyecto que dirige la artista lesbiana no binare Gri Arué Ocampo, presentan durante todo mayo flashes de esos momentos claves en los que cada personaje de la historia aparece reconocido por un singular andar que dio curso al recuerdo de una sociedad o desató la inspiración y curiosidad de una comunidad: son capturas, dice Patricio Dezalot (La Cascotiada): “vamos en una máquina del tiempo. Nos paramos en ese momento del que todxs hablan, pero del que no hay registros. Tomamos la más maravillosa de las fotos. Nos gusta tanto que queremos compartirla con nuestras amigas“. 

Postales

Por su parte, Arué Ocampo se refiere al proceso de producción del Postalario Secreto haciendo énfasis en la historia narrativa de las imágenes, en la potencia para contar la vida en un momento y época capaz de relacionarse con cuestiones y reflexiones fundamentales que nos atraviesan hoy: “me sirve el soporte fotográfico para retratar pero también conocer sus historias; la producción de la ilustración final se trata de una intersección entre ambas, porque solo el retrato en sí, sin la historia y el trasfondo, no me sirve; y a la vez la foto me da un contexto, una materialidad para reflejar la historia y después transformarla en algo más onírico, tal vez ese recuerdo amoroso de eso que podría haber sido o que fue y que se retrata de forma más narrativa en la ilustración. Por eso, Gaby Soria en la carroza de carnaval con todo el popurrí cayéndole toda diva, la Rufi con la motito andando de noche para alguna joda, Gabriel Iturri en la sala del conde de Montesquiou posando divino o la Suarez Porto leyendo ahí con su grupo de amigues en una habitación de noche tomando vino. Todo eso que yo me imagino que pueden haber sido momentos de disfrute y de vivencia de la identidad muy auténtica”.

Postales de otro mundo

El mundo epistolar siempre está presente, hay quienes prefieren recurrir aún al papel físico para viajar la voz, lanzar un mensaje, informar la vida misma, quizás. En lo que respecta al rol de la comunicación epistolar Fabricio Jiménez Osorio dice: “fue todo un modo de vida para las poblaciones LGTB de épocas anteriores en las cuales la hostilidad fue atroz e innombrada. Me recuerda por ejemplo a cómo tejía redes Néstor Perlongher desde la cárcel -que en su tiempo era detenido por cosas que hoy son más normales en nuestro cotidiano, como mariconear o fumar porro- a través de cartas. Hubo incluso, ensayos escritos en prisión enviados para ser publicados en revistas de maricas de la izquierda organizada, entre otros países como Brasil, Cuba. Movimientos enormes a partir de una hoja y una lapicera y todo un mensaje ahí, cargado de sentimientos. Movimientos reales, concretos, grandes”.

Se trata de un soporte, este, el del mundo de las cartas y las postales, las estampitas y los sobres, que ha sido además decisivo en la realidad afectiva, en la construcción de amores y amistades, de comunidades: “todo eso de la espera, de recibir un sobre y sentarte a leer, de sentir una conexión ardiente pese a la distancia geográfica. Esa cosa de telenovela antigua muy bella es también ultramarica, atractivo y convocante para nosotrxs” dice Fabricio. 

Gri Arué Ocampo retoma el afecto como inspiración a la hora de vincularse con el universo epistolar; son los relatos de vida de Dora Elizalde, su abuela que vivía en Buenos Aires, lo que ella recobra para la creación tanto en Dibujame Cuir como en Posdata. El diseño de ambos proyectos tiene a la caligrafía y la historia de Dora, como inspiración y norte. 

Ahora bien, Otro Tucumán es una osadía y sobre todo si hablamos de historia; seguramente levanta sospechas. Sí, se trata altivamente de una Tucumán otra, algo surrealista, quizás soñada por algún poeta gay que sí la vivió (y sigue vivx entre nosotres #enhorabuena), quizás avizorada por artistas de la historia e historiadorxs que la rodean en proyectos: sea sensual y nocturna, itinerante y secreta, estas postales se tratan enfáticamente de otro mundo y no solo souvenirs del pasado; de Marte o de otro Tucumán. 

 “Uno de los primeros nombres que barajamos fue ´Tucumán Secreto por El París Secreto de Brassaï, en el que junta sus fotos del ‘otro París’, el de la noche de los años locos con sus maricas y prostitutas”, dice Dezalot. En esta figura de lo secreto para Arué Ocampo también hay una mención a la historia que se ha vivido ocultamente, durante años: “pienso en lo escondido, en lo tabú de otras épocas, cosas que por fin estamos viviendo de otras formas pero que durante mucho tiempo fueron vivencias que transcurrían en secreto o en la oscuridad de la noche o con el grupo de amigues, amigas lesbianas en la habitación, y sin embargo conquistó varios espacios públicos, culturales hoy”.

Patricio agrega: “también se trata de pensar que en el disimulo o el secreto no había solo padecimiento sino mucha creatividad, con otras estrategias y modos de vida quizás diferentes a las del orgullo de hoy, pero también celebratorias y amorosas, como finalmente es nuestro Postalario”.

Total
10
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos Relacionados
Durante las próximas semanas estaremos actualizando y renovando el diseño y la usabilidad de nuestra página. Esperamos sepan disculpar las molestias ocasionadas. Por cualquier consulta o sugerencia podes escribir a redaccionlanota@gmail.com