Mañana se conocerá la sentencia del juicio por Jessica Dumont

Luego de cuatro días de audiencia, y a 12 años de los hechos, mañana serán los alegatos y se conocerá la sentencia en el juicio de Jessica Dumont, la joven de 17 años que se quitó la vida el 12 de julio de 2009. La causa llegó al debate oral bajo la carátula de abuso sexual agravado por el vínculo, contra su padre Roberto Dumont. Durante el largo camino en la búsqueda de justicia, otras figuras penales impulsadas por la familia materna de la joven, como incitación al suicidio, prescribieron.

El hecho que se le imputa a Dumont se conoció luego de que Jessica se suicidara. Según consta en el expediente, la joven le habría confesado en vida a al menos tres personas que había sido abusada por su papá. En los testimonios recolectados en el juicio, todas fueron coincidentes en la confesión de Jessica y en los malos tratos y humillaciones que recibía por parte de su padre.

“Declaró la abuela, la madre y amigos de Jessica que coincidían con que Dumont la maltrataba e insultaba”, afirma Guillermo Villalba quien está al frente de la querella. Además, testigos describieron como su padre le dio una paliza y la arrastró esposada hasta la comisaría el día antes de que se suicidara. Allí solicitó que le hagan una rinoscopía y un examen ginecológico, y pidió estar presente. Después de esa situación, le dijo a una amiga: “mi papá me mató”.

En este juicio, los testimonios del entorno cercano son clave. El hermano de Jessica declaró a favor de su hermana. “Recordaba como a los gritos Dumont le pedía a la policía que le revise la vagina en su presencia”, contó el abogado. También declaró otro joven que intervino en defensa de Jessica la noche de los hechos, y denunció que en dos ocasiones una hermana de Dumont le habría ofrecido plata para que cambiara su declaración y que mienta sobre los hechos.

Por su parte, una hermana de Jessica defendió a su padre, sosteniendo que todo era un invento. Incluso hubo un careo con la madrina de la joven, quien testificó que Jessica le había confesado el abuso. La empleada también declaró en el mismo sentido.

Amigas de Jessica revivieron frente el tribunal aquella noche en la que Jessica fue violentada por su padre. 12 años después, el dolor, la impotencia, el miedo y la tristeza seguían allí presentes. Contaron que era constantemente maltratada y humillada por su padre, que Jessica no lo quería y le tenía miedo, a pesar de ser campeona sudamericana de taekwondo. Hoy esperan que se haga justicia por su amiga.

Sobre los hechos

La madrugada del 12 de julio de 2009, Jessica estaba en la casa de una amiga donde había una fiesta. Había salido más temprano con otra amiga, quien volvió a dormir a su casa. Según los relatos, ella no quería volver y le dijo que odiaba a su padre. Horas más tarde, Dumont llegó al lugar donde estaba Jessica, entró violentamente, según testigos la agarró de los pelos y le dió una paliza frente a todos. Jessica salió esposada, siendo una niña y sin haber cometido ningún delito. En más de una oportunidad le dijo a sus amigas que se iba a matar por culpa del padre. Esa misma tarde se suicidó en la casa de su abuela.

Luego de su muerte, su abuela, Andrea Foissac, y su madre, Celine Foissac, se enteraron que Jessica le había confesado a tres personas que había sufrido abusos sexuales por parte de su padre. Ambas promovieron la querella por “incitación al suicidio”, “incitación al abuso de autoridad”, y “abuso sexual agravado por elvínculo” contra Roberto Marcelo Dumont. Las primeras dos figuras penales prescribieron.

Total
43
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Murga Pa´ Ladrar Fino presenta su primer show| "Reflexiones caninas: Dudar no está mal"

Artículo siguiente

Pisa, primer juez en ser destituido por falta de perspectiva de género en Tucumán

Artículos Relacionados
Total
43
Share