“Las DJ de tango cada vez somos más”

Dj de tango

María José Juárez es profe de tango, milonguera y ahora DJ. Gracias a esta última faceta aprendió a vibrar con la música, leer a la milonga y seguir aportando a la comunidad tanguera tucumana que crece día a día. Majo tocará este sábado en la clásica milonga “Tango +Brownie” junto a Mariana García TDj Achilata, anfitriona del espacio.

Ser DJ de tango es una de las tareas más importantes de las milongas. Se llama milongas a los espacios donde hay compartición de tango, milonga y vals. Los y las DJs musicalizan la velada, leen a los milongueros, preparan las tandas y proponen breaks musicales para que los bailarines se vayan soltando.

Se entiende por tanda al conjunto de canciones del mismo estilo (tango, vals, milonga, o algo más). El propósito de una tanda es permitir que los bailarines se introduzcan más profundamente en la atmósfera y energía que lo que es posible con una sola canción. Por esta razón, una tanda debería ser coherente: los temas son casi siempre por la misma orquesta, y de un período similar.

El nombre quedó de aquellos años donde las orquestas eran en vivo, pero ahora los y las DJs son los encargados de ponerle ritmo a las milongas. “Entre tanda y tanda suenan cortinas con otros ritmos. Algunos proponemos música medicina que tiene tambores o elementos sonoros que reduzcan el estrés, otros DJs ponen pop o salsa. Ahí depende de la mano del DJ que siente que es lo que necesitan los milongueros para cambiar de pareja, para soltarse”, explica TDJ Majo.

“En la milonga se estila los cambios de pareja. La idea es que no se pueda bailar más de dos tandas con la misma persona. A veces son muchas mujeres y pocos varones y esta bueno variar y abrazar a diferentes personas. Creo que eso es lo más dinámico, porque la música te convoca a probar el abrazo de otros y otras”, detalla. 

De machismos y tanguitos 

Majo Juárez cuenta que hace poco empezó a incursionar en la musicalización de las milongas. “Gracias a milonguear y a enseñar empecé a escuchar muchos tangos y a descubrir nuevos. Registré qué tangos me invitaban más, a cuáles le ponía mucha energía, cuáles me divertían y cómo estaban estructuradas las tandas en diferentes milongas y de esas cuáles me invitaban a salir a bailar”. 

“Un día uno de los chicos que organiza una de las milongas emblemáticas de los sábados me animó a poner música y así que armé mi selección. Al parecer a la gente le gustó”, cuenta con risas. 

Actualmente hay alrededor de 15 chicas DJ de tango. “Cada vez somos más y nos vamos animando más, no solamente bailamos y gestionamos también somos DJs y está bueno visibilizarse porque en la escena hay muchos varones, porque los convocan más. Pero ahora cada vez que voy a una milonga hay una DJ. Entonces si somos más hacemos espacios más amigables para todos y todas”, afirma. 

Corporalidad y prejuicios

El tango no solo es una danza es un movimiento cultural atravesado por los procesos culturales de una época. También es arte, nostalgia y noche. La poética tanguera tradicional reivindica la hombría, la ceremonia de la amistad entre varones y algunas letras son despectivas con las mujeres pero con la entrada de mujeres y disidencias a la escena tanguera eso se va transformando poco a poco.  

TDJ Majo señala que es normal que cuando empezamos a bailar tango surjan miedos de conectar con varones en el contacto físico porque también la sensualidad y todos nuestros preconceptos juegan en el baile. “Con el tiempo todos vamos soltando esos prejuicios y nos dejamos llevar. Quitamos esas barreras mentales y jugamos a guiar o a ser guiados. Bailamos mujeres con mujeres, varones con varones, pegados, abrazados. Y después de un tiempo, todos buscamos el contacto físico”, esgrime.

A su vez, Juárez no niega que existan situaciones incómodas dentro de la comunidad y que si las hay, la misma comunidad tanguera los aborda o los señala. “Todos nos conocemos y estamos atentos a que todos se sientan bien, la idea siempre es construir espacios seguros donde el fluir del tango nos lleve pero eso no significa que no existan límites. El código de de estar en el cuerpo del otro se respeta bastante y las personas que no lo han hecho, han tenido su freno y su límite”, cuenta.

“En el último tiempo los y las milongueros tucumanos construimos una gran comunidad. Vienen adolescentes y adultos mayores, apelamos a que nos mezclemos todos, que aprendamos. Queremos que cuando la gente escuche la palabra tango no piense que es solo machismo y/o sensualidad. El tango nos interpela e interpela nuestra sensibilidad. El tango es conectar con otros y todos podemos bailar, sentir y habitar el tango”, finaliza. 

Este sábado a las 21.hs, la TDJ Majo Juárez tocará en la clásica milonga “Tango +Brownie” junto a Mariana García TDj Achilata, anfitriona del espacio.

WhatsApp Image 2023 01 19 at 15.05.36

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior
Cosquin Rock 2023

Se viene el Cosquín Rock 2023

Artículo siguiente
Osos de San Pedro de Colalao

El Zoológico de San Pedro de Colalao "es un catálogo de víctimas encerradas"

Artículos Relacionados
Total
0
Share