La diputada Omodeo en contra de la “Convención de Belém do Para”

persona con cartel belem do para
El miércoles pasado Cámara de Diputados iba a votar incluir con rango constitucional el tratado internacional para la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer “Convención de Belém do Pará”. La diputada tucumana Paula Omodeo anticipó su voto negativo y el PRO se retiró del recinto boicoteando el tratamiento del proyecto. Omodeo busca convertirse en una referente de los sectores conservadores.

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer llamada “Convención de Belém do Pará” fue aprobada por la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos en 1994.

Con la reforma constitucional del año 1994 el nuevo artículo 75 inciso 22 otorgó jerarquía constitucional a diversos tratados e instrumentos de Derechos Humanos, entendiéndolos como complementarios de los derechos y garantías reconocidos por la Carta Magna. La incorporación de la Convención de Belem do Para al bloque de constitucionalidad federal tiene por objeto su posicionamiento en igual condición jurídica que los demás instrumentos internacionales de derechos humanos y que tienen alta relevancia para la defensa de los derechos humanos de las mujeres.

La Convención Belém do Pará es una de las más ratificadas por los Estados que integran la Organización de los Estados Americanos –OEA-. Estas disposiciones tienen por objeto prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer. Consta de un preámbulo y cinco capítulos que contienen 25 artículos a esos efectos. En su preámbulo, afirma que la violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y limita total o parcialmente a la mujer el reconocimiento, goce y ejercicio de tales derechos y libertades. 

Para grupos conservadores, “esta Convención busca introducir en los Estados firmantes políticas que atentan contra la integridad de la comunidad, la familia y la vida”. Estos fueron los dichos Secretario de Salud y Bienestar Familiar de San Miguel (Buenos Aires), Pablo de la Torre, en una nota de opinión en Infobae. 

A la oleada celeste que se opuso a la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, se sumó la diputada tucumana Paula Omodeo, quien anticipó su voto en contra. “El miércoles en diputados se quiere dar rango constitucional a la convención Belem do Para, promoviendo la Interrupción del embarazo y considerando como Violencia cualquier normativa que la demore o limite, incluso la objeción de conciencia. ¡Hagámoslo saber! Mi voto es negativo”, dijo en Twitter.

La Convención establece que los estados firmante deben adoptar, por todos los medios apropiados y sin dilaciones, políticas, orientadas a prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y en particular: abstenerse de cualquier acción o práctica de violencia contra la mujer y velar por que las autoridades, sus funcionarios, personal y agentes e instituciones se comporten de conformidad con esta obligación; actuar con la debida diligencia para prevenir, investigar y sancionar la violencia contra la mujer; e incluir en su legislación interna normas penales, civiles y administrativas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer.

Ev9w1ToWYAI60g9

A su vez, los Estados Partes se obligan a adoptar, en forma progresiva, medidas específicas a efectos de erradicar la violencia de género. 

Tanto Omodeo como De La Torre consideran que  “la debida diligencia” y evitar “las dilaciones” sería ir contra la “objeción de conciencia”, que tienen los efectores de salud para negarse a practicar una IVE (Interrupción voluntaria del Embarazo) o ILE (Interrupción Legal de Embarazo).

“Cualquier mecanismo que impida o incluso disuade a una mujer de acceder a esa práctica será considerado un acto de violencia”, dijo De la Torre en Infobae. Y es que estos grupos conservadores se organizan para impedir mediante diferentes mecanismos que las personas gestantes accedan al derecho al aborto, promueven la objeción de conciencia y algunos utilizan de manera coercitiva disuadir la decisión de abortar. Lo que hacen con estas acciones es asumir abiertamente que no creen en la violencia contra las mujeres y promueven un sistema sin derechos. 

Las disposiciones de la ley de acceso al aborto, 27.610 se enmarcan en el artículo 75, inciso 22, de la Constitución Nacional, los tratados de derechos humanos ratificados por la República Argentina como la Convención de Belém do Pará”. 

El PRO se retiró del recinto y decide no tratar el proyecto

La sesión en la Cámara de Diputados de este miércoles donde se iba a votar incluir con rango constitucional el tratado internacional para la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer “ se estaba desarrollado con armonía hasta las 23hs, cuando el titular del bloque Pro, Cristian Ritondo, pidió la palabra para solicitar al oficialismo un cuarto intermedio para realizar algunas modificaciones al proyecto.

Ante la negativa de la cámara, el Bloque del PRO se retiró de la cámara dejando sin posibilidad de tratamiento a la jerarquía Constitucional la Convención Belém Do Pará, porque se requieren las 2/3 partes para aprobarla.

Omodeo busca posicionarse en la interna de JxC

Paula Omodeo busca encarnar el vacío que la tucumana Silvia Elias de Perez dejó en el Congreso. La ex senadora era la voz de los sectores antiderechos. Hoy en día y tras la aprobación de la IVE, estos sectores no tienen líderes tan fuertes. 

Poco a poco la diputada tucumana va construyendo una figura que pueda llenar ese vacío, adaptado a los tiempos que corren. En lo que va de su desempeño en la Cámara, se opuso a leyes como la del régimen de jubilaciones y de pensiones no contributivas para personas con VIH y/o hepatitis virales y acompañó el proyecto del espacio “La Libertad Avanza” para derogar la ley de emergencia de la tierras de comunidades indígenas originarias.

crtica diputada paula omodeo reprocho clima fiesta vive oficialismo estos eventos 955149 213817
Paula Omodeo

Cabe destacar que a nivel local Omodeo tiene competidora: la ex bussista Nadima Pecci que en la sesión de la Legislatura de Tucumán aprovechó su intervención para rechazar la adhesión a la Convención de Belem Do Para. “La ideología de género sigue penetrando a través de estas iniciativas”, dijo la legisladora. Pecci se sumó también a las filas de Juntos por el Cambio luego de abandonar al bussismo apenas llegada al poder.

Intervención de Nadima Pecci en contra de la ESI

En el marco de la interna partidaria de Juntos por el Cambio, que cada vez es más acaparada por sectores de extrema derecha, Omodeo pretende encarnar ese rol de la “una figura nueva” para el espacio. 


La tucumana fundó el partido CREO Tucumán en 2020 y en 2021 fue electa diputada nacional por el macrismo. ¿Estamos viviendo el nacimiento de una referente del conservadurismo tucumano y una aliada de Javier Milei?

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

¡Los espacios culturales independientes tiene ley!

Artículo siguiente

Unidad Piquetera moviliza en todo el país contra el ajuste y el hambre

Artículos Relacionados
Total
2
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico