“Jurídicamente no significa nada”

Ayer, la legislatura de Tucumán declaró a la provincia como “provida”, con el voto de 39 legisladores y lesgisladoras. Durante una entrevista radial, la abogada Soledad Deza explicó las implicancias jurídicas y simbólicas de esta declaración. 

Durante la jornada de ayer, la legislatura de Tucumán proclamó a la provincia como “a favor de la vida”, con el voto mayoritario de 39 legisladores y legisladoras.

“Jurídicamente no significa nada”, explicó la abogada Soledad Deza en una entrevista en la radio Futurock. “El derecho local no puede ser obstáculo para el goce de derechos humanos, no puede ser obstáculo para la implementación de políticas sanitarias”, agregó.

Los funcionarios que apoyaron la ley no desconocen cómo funciona el sistema jurídico que rige en el país. Desde lo simbólico y lo político, esta declaración buscará entorpecer cualquier intento de aplicabilidad de la ley, si es que, el próximo 8 de agosto, el Senado aprueba el proyecto.

“Lo que pone al descubierto es un maridaje entre la iglesia católica y el estado, en nuestra provincia es muy fuerte. Deja al descubierto lo más descarnado del poder eclesiástico secular, que tuvo una legislatura en este último tiempo haciendo jornadas de “salvemos dos vidas”, que no quiso juntarse con el movimiento de mujeres, y que tiene como última expresión este acto”, sostuvo durante la entrevista Deza.

Durante la sesión en la legislatura, se instó a que los senadores provinciales voten en contra del proyecto, de la misma manera que intentó hacerlo el legislador radial Raúl Albarracín con los diputados. “No puede una legislatura condicionar el voto de los senadores ni decidir cuál es la representatividad que está vigente. En términos democráticos, arrogarse 39 personas la representación de toda la ideología, de todas las ideas, es grave”, afirmó la abogada que defendió a Belén, la joven que estuvo dos años presa por un aborto espontáneo.

Tucumán es una de las provincias que no adhirió a la Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable, que justamente viene a trabajar sobre la prevención de embarazos no deseados. Tampoco se aplica la Ley de Educación Sexual Integral, y que no asegura la anticoncepción a la población, no puede acordarse de las mujeres solamente para ponerlas presas.

“Belén pagó 29 meses de vida, y puso su cuerpo a múltiples torturas y violencias en el sector de la salud a consecuencia de esos prejuicios morales de los que pretenden conservar el statu quo, que de nada nos protege y que solo sirve para consolidar exposición al peligro, desigualdad y por sobre todo indolencia. Una indolencia ante una realidad de las mujeres que no es aprobada por los sectores eclesiásticas pero que por ello no deja de ser una triste realidad, que es la del aborto clandestino”, apuntó Deza.

A pocos días de la votación, aún quedan tres indecisos que no manifestaron cómo votarán. Entre ellos, el ex gobernador José Alperovich, de quien se espera vote de manera positiva, a pesar de las presiones que sufrió en los últimos días, a través de afiches que empapelaron la ciudad, donde se lo ponía como autor de un “holocausto prenatal”. “Nosotras, como movimiento de mujeres contamos el voto del ex gobernador a favor del proyecto”.

Sobre la maniobra de los afiches, Deza expresó que “no es un juego democrático leal, hay una aparateada desde los sectores conservadores institucionalizados y no institucionalizados dentro del poder eclesiástico, que ejerce tensión y que, yo creo, afecta desgraciadamente a la democracia”.

La responsabilidad política del gobernador Juan Manzur tambie´n entra en el debate sobre la resolución de la legislatura. Fue él, junto a la ministra de Salud, Rosana Chala, que salieron a decir públicamente que estaban a favor de la vida y que llamaban, al igual que lo hizo el arzobispo en el Tedeum del 25 de mayo, a los diputados tucumanos a votar en contra.

A pesar de que los conteos vienen muy parejos y con probabilidades de que la ley no pueda aprobarse en este período legislativo, el 8 será una multitud de mujeres las que tomen las calles y las que den por zanjada esta discusión. Se estima que en Buenos Aires habrá dos millones de personas, el doble de la cantidad que hubo en el 13 de junio. Participarán mujeres del país y de toda la región, ya que es un momento histórico.

En Tucumán, en la misma sintonía que en Buenos Aires, se realizará la vigilia en la Plaza Independencia, donde, desde las 17 hs se transmitirá en vivo el debate, por la noche habrá una olla popular, y se esperará la votación.

“El movimiento de mujeres ha demostrado, a lo largo y a lo ancho del país, una política sana, una forma democrática de hacer política, una forma democrática de luchar en las calles. No nos regalaron ningún derecho, los conquistamos todos y cada uno, desde votar, hasta estudiar. Yo creo que es un ejemplo de lucha el movimiento feminista, respecto de este derecho, y me parece que a veces nos olvidamos de rescatar eso. El gran protagonista de esta democracia y de esta nueva política transversal que se ha vivido con este proyecto, tiene al movimiento de mujeres como líder”, reflexionó Soledad Deza.

 

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno + 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Dictarán un taller de herramientas para desarrollar proyectos musicales

Artículo siguiente

Se llama Marcos, es tucumano y vivió 42 años con su identidad cambiada

Artículos Relacionados
Total
0
Share