La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Teatro

“Intihuatana”, cuando el solsticio de invierno empodera mujeres

El Festival de voces femeninas “Intihuanata”, organizado por integrantes de Plataforma Mujeres que hacen Teatro, copará dos salas teatrales de San Miguel de Tucumán para elevar al cuadrado su principal objetivo: visibilizar el trabajo de las mujeres en las artes escénicas de la provincia.

“Intihuatana se traduce como atar al sol. En el hemisferio sur durante el solsticio de invierno hay que atarse al sol para propiciar la siembra”, explica la licenciada, actriz y directora teatral Verónica Pérez Luna sobre el significado del nombre del evento; una fuerte metáfora alusiva a las trabajadoras del teatro en la provincia que se hará expansiva en dos puntos diferentes de San Miguel de Tucumán, este fin de semana.

El sábado 22 de Junio, desde las 22.00 horas Intihuatana, Festival de voces femeninas tendrá lugar, simultáneamente, en La Sodería Casa de Teatro (Juan Posse 1141, Villa 9 de Julio) y Fuera de Foco (Mendoza 2062, Barrio El Bosque), con el objetivo de que las voces femeninas resuenen con fuerza en una misma noche. “El teatro tucumano contemporáneo posee una variedad de voces femeninas que cada vez se posicionan con más potencia en la escena, y lo hacemos en compromiso con el contexto histórico que nos ha tocado vivir”, destaca Pérez Luna.

Este evento está organizado por dos salas gestionadas por mujeres cuyos objetivos giran el torno a la expansión de los límites del discurso teatral y su circulación. “Somos actrices y bailarinas que tomamos la palabra y desde nuestros cuerpos componemos una obra colectiva cuya trama -sutil y poderosa- se entreteje amorosa y colectivamente, a partir de nuestras individualidades artísticas”, agrega la actriz. “Son personajes amados en los que hemos puesto nuestra propia voz, nuestras danzas, nuestros gestos, nuestras luchas, nuestras maneras de hacer teatro, solas y juntas a la vez,;solas afirmando nuestra independencia del patriarcado pero juntas para acompañarnos en la lucha”, reflexiona.

Multiplicar las voces

E festival surgió como una extensión -o como una pieza más- de lo que las integrantes de Plataforma Mujeres que Hacen Teatro comenzaron en el año 2015 en el marco institucional del MUNT. “Todo comenzó a partir de un proyecto presentado por mí y avalado por la Dirección del Museo para crear un espacio de visibilidad del trabajo de las mujeres en la escena tucumana y la contundencia de su labor desde el teatro independiente local”, recuerda Pérez Luna.

A partir de esa misma línea de pensamiento y construcción de sentido impartido por mujeres, es que desde la plataforma se unieron a dos salas gestionadas por mujeres, que también “poseen un fuerte trabajo sobre la amplitud y diversidad de las teatralidades femeninas y divergentes de los cánones hegemónicos y binarios”, concluye.

Las protagonistas de Intihuatana

En La Sodería Casa de Teatro se presentarán Marcela González Cortes, Karina Ávalos, Susana Santos, Regina Sáez, Alejandra Monteros y Sandra Pérez Luna, en tanto que en Fuera de Foco Espacio de Arte estarán Carina Morales, Fernanda Barroso, Carolina Romero, Lilian Mirkin, Belen Mercado y Soledad Benegas. Además el trabajo fotográfico corre por cuenta de Carolina Bloise, el diseño gráfico por Fredy Curtis y la coordinación general del evento por Verónica Pérez Luna y Teresita Guardia.

Las protagonistas de Intihuatana junto a La Libertad de Lola Mora

Autopresentaciones

Marcela González Cortés: “Formas insumisas, una fisicidad hallada, un conocimiento de mi propio cuerpo, mi auto percepción, autoimagen, límite y cuidado de mi cuerpo… Una corporalidad sensible, una feminopraxis del movimiento donde puedo construir, desarmar, vibrar, fluir y soltar”.

Karina Ávalos: “Pensarnos en la transformación como seres plantados en este mundo desde un lugar más sano, lúcido y empático. Ésto implica un quiebre, un corte de mandatos establecidos. Es un proceso que tiene su costo, volver a armarse, cambiar la piel y salir al mundo ahora desde un lugar más consciente, elegido y con el mismo corazón transformado en Talismán”.

Susana Santos: “‘Marylin’, actriz olvidada en el tiempo, rememora sus éxitos (?) en la neblina de su memoria. Comparte soledad con ‘Greta’, espejo esperpéntico, a quien odia y ama por eso mismo. Inmersa en ese atroz pozo de desamparo, su único escape a la locura y su frágil puente de comunicación es repetir hipnótica, y obsesivamente, sus mejores actuaciones. Olvidada en un tiempo sin tiempo, como actriz, como persona, como mujer, se desgarra interiormente sin poder escapar de ese círculo de hierro inhumano que se ciñe a su alrededor”.

Regina Sáez: “Petra von Kant, víctima y victimaria del patriarcado. En las dos posturas sale herida, sufre; duele querer en esos términos. Amar, desaprendiendo conductas que nos quitan la libertad y la felicidad; cambiar paradigmas, aprender a respetar, sólo así se puede amar sin dañar(ños). Andemos con cuidado, el monstruo también está dentro de nosotras!”

María Alejandra Monteros: “Soy Medea soy el miedo lo extraño, lo animal, la loca de celos, la egoísta, la perra marimacho, la asesina, soy la puta bárbara, la bruja atroz… todo eso soy porque me atreví a levantarme contra la encarnación de lo estipulado sin importarme si era padre, hermano o esposo”.

Sandra Pérez Luna: “Una y otra vez me lanzo a la escena desprendiéndome de mi último amor para transformarme en otra, otra voz, otra cuerpa que me habite y me desquicie hasta despedirse ante tus ojos. Frida ‘La Pelona’ es una payasa cuyo cuerpo tullido y roto sigue soñando a la hora de sus calmantes con un mundo mejor y su carne hecha teatro”.

Ana Carina Morales Estrada: “La Argentina. Adaptación y fragmentos de un personaje de la obra ‘Los Morochos, la Herencia de una desesperación’, que sostiene toda una estructura de lo parental, de la hermandad, del sostener en la verdad/ mentira. Autor: Diego Bernachi”

Fernanda Barroso: “Mi cuerpo se opone a mi alma, la quiebra o la multiplica. Entonces ella decide alejarse. Como el dolor, es preferible no sufrir, enfrentarlo. Como el dolor, nadie lo elige sin placer. Como el dolor, tengo mi alma lastimada. Soy. Ahora, en este murmullo ‘soy'”.

Lilian Mirkin: “Una venda, un paño frío o una muleta. Un tiempo dulce que se deja o un seco dolor que ya no es queja. Vitina dibuja el camino con desilusiones y certezas. Pisa ahora la tierra firme que sueña, y en el juego de su andar el viento es nuevo y la refresca. Vitina entonces ríe, siente y piensa que el Amor Siempre se Inventa y es Siempre el mismo, porque es Siempre en Ella”.

Ana Belén Mercado: “‘Alba no es de Marfil’. Nuestros cuerpos están impregnados de otros, de ideas y conceptos. Despojarse, liberarse, abandonar palabras pesadas. ¿Cómo?, poetizándonos”.

Carolina Romero: “Volver a actuar junto a otras mujeres, ser parte del aire, estar presente desde mi cuerpo en este oficio que llevo en la sangre y permitirme eso de ser actriz como siempre lo fui…”

Soledad Benegas: Duendera. En el día que el señor de las estrellas / bajará a preñar a la madre tierra / Cuando el umbral se abra / Viajaremos al confín de la razón / Para traer del intermundo las visiones las creaciones, los mandatos de la naturaleza / para el año que se avecina / Dejemos oír nuestra plegaria y nuestro agradecimiento / Por la abundancia y la vida / Para que no se pierdan.

Chateá Con La Nota