Encuentro de mujeres indígenas rurales y funcionarias judiciales

Mujeres Indígenas

Más de 60 referentes tucumanas se reunieron el viernes pasado en el salón de actos de la Corte Suprema de Justicia en el marco del primer encuentro del programa “Mujeres Rurales, de Pueblos Indígenas y Judiciales por una Justicia Climática en el Mundo Pospandemia”, e intercambiaron sobre las problemáticas sobre territorio, producción y experiencias de vida.

Mujeres Rurales, de Pueblos Indígenas y Judiciales por una Justicia Climática en el Mundo Pospandemia” es una iniciativa que lleva adelante la Fundación Foro del Sur, financiada por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), a través del fondo Euroclima+, con el apoyo estratégico del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y de la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina (AMJA).

El acto de apertura del evento estuvo a cargo de Claudia B. Sbdar, vocal de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán; Lorena Chara, directora de la AFD; Mariano Garmendia, presidente del INTA y Marlise Ilhesca, Directora Ejecutiva de la Fundación Foro del Sur.

“Quiero reflexionar sobre las mujeres que día a día destinan su existencia a sostener y a sustentar, algunas de ellas están presentes en este encuentro como protagonistas y en representación de muchas otras que no pudieron venir”, sostuvo Claudia B. Sbdar, vocal de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (CSJT) durante la apertura del evento.

Además, es acompañada por la Embajada de Francia en la Argentina, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Gobierno Nacional y se enmarca en la XV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe que tendrá; lugar del 7 al 11 de noviembre en Argentina.

Sbdar destacó que “estas mujeres influyen en la vida de todos con su labor diaria, su entrega y su conexión con los recursos naturales las convierte en actoras fundamentales en el cumplimiento del compromiso presente en nuestra Constitución que reconoce ‘el derecho al ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo”.

“Son ellas quienes padecen los efectos cada vez más degradantes del cambio climático y sus repercusiones en sus labores cotidianas de cultivo o cría de ganado, en cómo elaboran alimentos de subsistencia y en cómo procuran recursos para sus familias”, manifestó.

La vocal de la CSJT señaló que diversos informes afirman “que las mujeres representan alrededor del 50% de la fuerza de producción de alimentos en el mundo y ocupan un rol predominante en la producción de alimentos a pequeña escala, la preservación de la biodiversidad y la recuperación de las prácticas agroecológicas”.

En ese sentido indicó “es indiscutible que las mujeres han sido, son y serán agentes clave en los cambios sociales, económicos y ambientales que demanda el desarrollo sostenible”.

En cuanto a la labor del Poder Judicial en materia de género y en materia ambiental la funcionaria judicial dijo “nos cabe a todos los jueces y juezas la delicada tarea de analizar y fallar los casos con perspectiva de género, como también la de asumir la función de contribuir desde nuestro lugar a la realización del principio de Prevención que estructura al Derecho Ambiental”.

Ronda de intercambios

Olga, trabajadora rural e integrante de una cooperativa cañera, manifestó que “todas sabemos que las mujeres que trabajamos en el campo, tenemos doble tarea, el trabajo de la tierra que nos implica hacer todo tipo de cosas, al igual que los hombres, y a diferencia de ellos cuando volvemos a nuestro hogar seguimos trabajando en el cuidado de los chicos, de los animales, lavar, planchar, cocinar”.

Isabel Pastrana, referente de género de la Comunidad Indígena de Amaicha del Valle: “Traemos a este espacio de justicia la lucha de las mujeres mapuches por el territorio” por las detenidas en Villa Mascardi y expresó su dolor “por la triste realidad que están viviendo las hermanas mapuches que hoy están presas por defender su territorio”.

“Hoy en mi comunidad estamos organizándonos por las problemáticas de vulnerabilidad que vivimos como la violencia y las adicciones”, concluyó.

Por su parte, Deolinda Carrizo de la subsecretaria de Agricultura Familiar expresó la importancia de la acción y la escucha del Poder Judicial para con las mujeres rurales e indígenas.

Este es el primer encuentro que reúne a representantes de dos sectores especialmente interpelados por los desafíos que trae el deterioro del equilibrio habitual de la naturaleza: las mujeres gestoras de distintos sistemas agroalimentarios y representantes del Poder Judicial, en coherencia con la dinámica creada al nivel nacional por la ratificación del Acuerdo regional de Escazú.

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

En la cancha: un albúm de figuritas de la comunidad LGBT

Artículo siguiente
Juicio por el homicidio de Luis Espinoza

Seguí en vivo la segunda jornada del juicio por el homicidio de Luis Espinoza

Artículos Relacionados
Total
2
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico