Dos femicidios en menos de tres horas encienden las alertas sobre la violencia de género en Tucumán

Estela Correa y Daiana Juárez fueron asesinadas en sus hogares. Los sospechosos en ambos crímenes de violencia de género habían sido pareja de las victimas. Ambos sospechosos se encuentran detenidos. Sin embargo en el caso de Correa, el juez González decidió quitar de la caratula el agravante “violencia de género” desoyendo a testigos.

Estela del Valle Correa y Gabriela Daiana Juárez, la primera de 61 años y la segunda 23, son los nombres de las nuevas víctimas de femicidio en Tucumán. Ambas fueron asesinadas por sus parejas y/o exparejas este lunes. Los femicidios se produjeron con una diferencia de horas y encendieron las alertas sobre la situación de vulnerabilidad que viven las mujeres en la provincia. 

El femicidio de Estela del Valle Correa

Estela del Valle Correa de 61 años fue asesinada en la mañana de este lunes por Domingo Roque Serrano, de 85, en la localidad de Alderetes, en el barrio El Corte. Serrano habría sido su ex pareja y es el único imputado por el femicidio. 

El hombre fue encontrado en la escena del crimen con un “arma tumbera”, según los testimonios que recogió la Unidad Fiscal de Homicidios II, a cargo de Carlos Sale, que investiga el caso.

En la mañana de este martes, se realizó la primera audiencia por el femicidio de Correa en donde la Fiscalía acusó a Serrano por homicidio agravado por mediar violencia de género y por el uso de arma de fuego, imputación que incluso apoyó la defensa del acusado. Sin embargo el juez Eduardo Martin González, del Colegio de Jueces del Centro Judicial Capital, le quitó el agravante de “violencia de género” porque “no había antecedentes de violencia de género”. 

juez Eduardo Martin González

El juez González omitió los testimonios de los allegados sobre los maltratos que sufría Correa por parte de Serrano. “La insultaba constantemente”, señalaron en la audiencia. 

El Ministerio Fiscal requirió el arresto domiciliario con pulsera de vigilancia electrónica y control policial por el término de dos meses contra Serrano. El pedido fue avalado por el juez al no contar con un domicilio fijo, el imputado cumplirá la medida en el hospital Juan Manuel Obarrio.

El femicidio de Gabriela Daiana Juárez

La joven de 23 años Gabriela Daiana Juárez fue asesinada en el mediodía de ayer por su pareja Braian Yoel Ignacio de 22. El femicidio fue en el hogar que compartían  en el barrio 23 de Agosto, en la Banda del Río Salí,  junto a sus dos hijos. 

Daiana estaba embarazada y murió por un disparo efectuado por su concubino, quien huyó con sus hijos pequeños a la casa de sus padres. El hecho se produjo al mediodía y horas después el sospechoso fue aprehendido.

La joven era víctima de violencia de género según confirmó Natalí Zelaya, tía de la joven, en diálogo con La Gaceta: “Era una relación tormentosa. Él le pegaba feo, hasta con las armas la golpeaba. Le gatilló varias veces antes de esto. Se hacía el pesado con las armas”. 

Para Zelaya, el femicida le disparó a su sobrina “mientras estaba acostada” y que los “vecinos los escucharon pelear antes del crimen”.

Las políticas de Estado no alcanzan

Este lunes, la emergencia en violencia de género que se vive en Tucumán quedó en evidencia con los dos nuevos femicidios que se dieron en un intervalo de pocas horas. La provincia tiene la mayor tasa de femicidios, en total son en lo que va del 2021: cinco directos (Rocío Macarena Quesada, Vanessa Lobo Noble, Margarita Carrizo, Diana Juarez y Estela) , un femicidio vinculado (Leonel Ibiriz fue asesinado tras proteger a su amiga de su ex pareja) y un transfemicidio (Vicky Nieva en Aguilares).

Las cifras se contraponen a las articulaciones entre el gobierno local y nacional para erradicar la problemática. Hace una semana Tucumán fue sede “Consejo Federal para la Prevención de Femicidios, Travesticidios y Transfemicidios que contó con la visita de tres ministros nacionales (Elizabeth Gómez Alcorta, Martín Soria y Sabina Frederic) pero las declaraciones y las “buenas intenciones” no parecen traducirse en prevención. 

Los femicidios de Correa y Juárez se dieron en contextos de vulnerabilidad social. La pandemia por el covid-19 profundizó la pobreza en Tucumán, el INDEC señaló que el 43,5% de los tucumanos son pobres y el 7,7% indigentes; esto implica que hay 392.128 tucumanos por debajo de la línea de la pobreza y 69.601 en condición de indigencia en el Gran Tucumán – Tafí Viejo. Las mujeres son las que más sufren estos índices, agravados por las doble tareas de cuidado que cumplen durante las cuarentenas y aislamientos, tanto para el cuidado de sus hijos como con las personas mayores. 

Las políticas del Gobierno Nacional para paliar la crisis económica resultan también insuficientes. El último anuncio del Gobierno sobre la ampliación de la “tarjeta alimentar” fue cuestionado por las propias organizaciones kirchneristas, quienes calificaron a la medida “como asistencialista y que no alcanza para la profunda crisis social que se viene”. 

En Tucumán, la falta de voluntad política para dar respuesta a esta grave problemática se ve opacada continuamente por las internas políticas, principalmente por la división del peronismo en Casa de Gobierno. En un año electoral, pesan más los votos que las vidas de las mujeres.

Total
6
Shares
1 comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 + 17 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

A dos meses de la desaparición de Tehuel, realizan movilizaciones en todo el país

Artículo siguiente

Taller de Proyectos Artísticos Irrealizables: de qué se trata y como inscribirse

Artículos Relacionados
Total
6
Share