“Cuando nosotros necesitamos ayuda para encontrar a mi hija no se acercaron”

Abigail Riquel, es una de las dos niñas que fue asesinada el domingo, día de la madre, en San Miguel de Tucumán. Ya son 16 las víctimas de femicidio en la provincia, siendo la tercera jurisdicción con más casos a nivel nacional. La familia de Abigail denunció la inacción de la policía y la falta de respuestas por parte del gobierno. “No quiero que le vuelva a pasar a nadie” dijo Pablo Riquel en una entrevista con La Nota Tucumán.

Abigail, era una nena como cualquier otra, alegre, inocente, era buena con sus cinco hermanos. Era alumna de la Escuela 240 del barrio FEPUT de San Miguel de Tucumán. Salió de la casa, una vivienda precaria del barrio popular cercano a las avenidas América y Francisco de Aguirre. Pidiendo permiso  se fue a visitar a una amiguita vecina con la que jugaba siempre. Se fue pasadas las 9 de la mañana del domingo 18 de octubre. 

Su padre fue a buscarla a las 11, pero ya no la encontró en la casa cercana. Comenzó una búsqueda desesperada, por cada casa, de cada lado de la calle. “La buscamos por todos lados”. Cuando ya pasaron dos horas, la familia fue a la comisaría para que le tomaran la denuncia y para pedir ayuda en la búsqueda. En la comisaría 12 que le corresponde a su domicilio no quisieron levantar actas por la desaparición. “Me respondieron que no tenían móviles, que sólo había tres policías” , contó Pablo Riquel, padre de la nena de 9 años.

Mientras las familias vecinas se solidarizaban y trataban de rastrear a Abigail. La policía sólo estuvo presente por 20 minutos. Luego se retiraron, sin dar explicaciones.

Abigail, no fue encontrada por las fuerzas de seguridad. Fueron vecinos y vecinas, que ante la inacción de la policía, rastrillaron la zona y se encontraron con el peor de los escenarios: hallaron su cuerpo muerto a golpes, desnudo y con signos de abuso. En Tucumán las cifras de femicidios y travesticidios son alarmantes. En lo que va del 2020, ya son 16 las víctimas fatales de la violencia machista.

“Hace unas semanas un policía perdió el celular, dieron vuelta todo el barrio. Sólo para buscar un celular. Pero cuando nosotros, los pobres, necesitamos ayuda para encontrar a mi hija no se acercaron. Cuando fui a reclamar por segunda vez que nos ayudaran a buscar a mi hija, el comisario me dijo: ‘Ya que habla tanto, vaya a buscarla usted’ y nosotros ya habíamos revisado todo”. 

En el puesto policial cercano a la zona, dispuesto para el control de la cuarentena de COVID-19, había patrulleros y policías. Pero estos no se acercaron al barrio de Abigail mientras la buscaban.

A las 17 horas, cuando la muerte ya había enlutado y llenado de furia a todas las personas de ese humilde barrio. La misma policía que se había negado a buscarla, llegó a reprimirlos. Parecían cientos, en ese momento parecían un ejército. Abrieron fuego con balas de goma y golpearon. Las heridas y los dolores hoy marcan a las personas que hicieron el trabajo que le correspondía como autoridades estatales ¿Quien dió la orden de reprimir? 

“La policía no quiso tomarle la denuncia porque no habían pasado las 24hs!! ¿Pero a dónde podría ir una nena de apenas 8 años?. Le negaron los móviles diciéndoles que no tenían disponibilidad pero resulta que cuando el cuerpito de Abigail fue encontrado por los vecinos vino un ejército; ya tenían 6 móviles en la Avenida y para sumar, tomaron represalia hacia quienes ayudaron a la flia en la búsqueda” cuenta una vecina por las redes sociales. 

Este lunes la madre de Abigail, esperaba en la morgue que le entreguen a su hija. Mientras en el patio de tierra el resto de la familia y allegados aguardaban con carteles en mano pidiendo justicia. 

Nadie me va a devolver a mi niña. Ya que no se dignaron a buscarla cuando pudieron, ahora solo pido que encuentre al culpable, que pague lo que tenga que pagar para que mi hija descanse en paz.

La familia de Abigail  es reconocida no sólo por sus allegados, también vecinas de los barrios cercanos. Su padre, hace changas de todo tipo, corta el pasto de la zona. Por lo cual le tiene aprecio y respeto.  Una mujer en las redes colgó un posteo “Es una familia trabajadora y humilde!. Los conocí, siempre que pude darles una mano lo hice…siento tanto bronca e impotencia. Cuando sera el maldito día donde ser mujer no sea tan peligroso, hoy le arrebataron la vida a una niña, le quitaron los sueños, dejaron a una familia devastada!. ¡Basta por favor!!. Basta!! fue muy cerca de donde yo vivía antes, tengo hijas pequeñas quiero que mis hijas vivan sin miedo y tener tranquilidad de saber que nadie les hará daño!” 

Las autoridades gubernamentales hasta la mañana de este lunes no se acercaron a la vivienda donde esperan en ronda de sillas para despedir a la niña de 9 años. “Esto nos pasa porque somos pobres. Las autoridades no entienden, sólo les importa tener llena la billetera y que la gente pobre se cague de hambre, que maten a nuestras hijas como perros” puede decir Pablo entre lágrimas.

Durante el mediodía, bajo un fuerte sol, organizaciones sociales y habitantes de la zona continuaron los cortes de las calles del barrio. Remarcaron la demora de la policía en la búsqueda de la menor.

El otro femicidio, fue en la Zona de San Cayetano. Abigail Luna, de dos años, sufrió una golpiza y llegó sin vida al centro de atención primaria. Su madre pudo contar que su pareja habría ocasionado lesiones a la menor, por lo que el padrastro fue trasladado a la seccional cuarta, donde quedó detenido.

Para la jornada del martes, organizan una movilización, a las 9 de la mañana, para reclamar frente a la seccional 12. Desde Ni Una Menos Tucumán, se sumaron al pedido de Justicia por las dos niñas, por medidas urgentes de prevención y respuestas efectivas para las personas que sufren violencias por motivo de género. “En este momento de emergencia sanitaria por COVID-19 reafirmamos la responsabilidad del gobierno de Juan Manzur en la falta de respuestas a la creciente violencia de género. Los servicios de atención a las víctimas deben ser una prioridad, son esenciales en este momento de aislamiento. Deben contar con personal de planta y con los recursos necesarios. La pandemia no puede ser una excusa para dejar solas a mujeres, niñas y trans. Exigimos presupuesto para centros de atención integral en toda la provincia” señaló el colectivo de organizaciones feministas, de mujeres, y LGBTIQ+.

Los números a los que se puede solicitar ayuda en caso de ser víctima o conocer a una persona que sufre violencia, son:

  • 381 6064159 – WhatsApp de la División de Violencia de Género de la Policía para recibir mensajes o llamadas
  • 911 – Sistema de Emergencias
  • 144 – Línea Nacional de Violencia de Género
  • 381 4514912 – Línea fija de la División de Violencia de Género de la Policía
  • 381 6004378 – Observatorio de la Mujer
  • 381 3545376 – Secretaría de la Mujer
  • 381 3990988 – Oficina de Violencia Doméstica
  • 381 4557236 – Cuerpo de Abogados de DDHH Tucumán (24 hs)
Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Justicia por Abigail Riquel: apuntan contra la Policía por no buscar a la niña

Artículo siguiente

Caso Abigail Luna: prisión preventiva para el homicida de la niña de 2 años

Artículos Relacionados
Total
2
Share
Absolvieron al imputado por el transfemicidio de Cynthia Moreira