Cruz Alta, Leales y Chicligasta, los más afectados por la quema de cañaverales

La quema ilegal de cañaverales y pastizales afecta diversas localidades de la provincia. Defensa Civil intensificó sus tareas en la lucha contra los incendios que se multiplicaron en las últimas semanas, ya que es un delito penado por la normativa ambiental provincial y nacional. 

La estación seca, falta de lluvias y altas temperaturas, son algunos de los agravantes ante estas situaciones que ponen en peligro a la comunidad en general.

“Los sectores más afectados por estos hechos son los departamentos de Cruz Alta, Leales y Chicligasta, es una permanencia de incendios, algunos más críticos que otros”, indicó el director de Defensa Civil Fernando Torres enfatizando que la mayoría de estos incendios corresponden a cañaverales y pastizales en primera línea y continúan lotes baldíos, banquinas en zonas rurales e interurbanas. En estos últimos lugares es donde se complica la situación ya que hay viviendas muy cercanas al foco del fuego.

Además, el titular del organismo aseguró que no se produjeron daños mayores y se procedió más que nada por prevención. “Se han producido evacuaciones, pero es por prevención, hasta ahora no nos tocó que el fuego alcance alguna vivienda”, afirmó.

En cuanto al origen del fuego, Torres aseguró que “los incendios normalmente no son espontáneos, son de alguna manera realizados por el hombre ya sea accidental o con la intención de generar daños”, lamentó.

Ante una emergencia o una denuncia se deben comunicar al 103, es una línea gratuita que funciona las 24 horas del día. “Nosotros requerimos datos y de acuerdo a eso activamos las respuestas con las medidas preventivas y vemos la manera de controlar el fuego. Las denuncias ingresan generalmente después del mediodía que es cuando se pone más complicada la situación y se genera más humo”, expresó.

La caña de azúcar es uno de principales cultivos del norte de Argentina, ocupando en la última campaña 2020 una superficie de 260.811 ha. Luego de efectuada la cosecha mecánica de la caña queda en superficie aproximadamente entre 15 y 25 toneladas/ha de RAC (residuos agrícolas de cosecha) que normalmente son incorporados al suelo, recolectados con máquinas henificadoras o destruidos mediante la quema. Esta última está totalmente prohibida en la Provincia de Tucumán por la ley 6.253 y su modificatoria, la 7.459. Estas leyes fueron reglamentadas prohibiendo la quema e imponiendo sanciones a quienes incumplan con las mismas.

Además de esto, produce contaminación ambiental por la emisión de gases como CO, NOx, N2O y CH4, generando como consecuencia, efectos adversos en la salud y polución en las ciudades cercanas.

Total
4
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Reestrenan la obra “Lxs últimxs”

Artículo siguiente

Exigen "una investigación apropiada" sobre la muerte de Cristina Vázquez

Artículos Relacionados
Total
4
Share