Consejos sencillos y rápidos para evitar deudas e intereses

Las deudas son parte de nuestra vida financiera y convivimos con ellas en nuestro día a día. Esto es habitual ya que, por diversas razones, podemos atrasarnos con alguno o varios pagos, dependiendo de la administración de nuestro dinero.

Sin embargo, si dejamos que las deudas se acumulen, esto puede generarnos diversos problemas. Entre los más comunes, se destacan la suspensión de servicios o la presencia en el veraz, que a su vez acarrea otras desventajas. 

Por otro lado, los intereses crecen, incrementando el dinero que debemos y haciéndolas cada vez más difíciles de cancelar. Para evitar la acumulación de deudas y poder administrar mejor nuestros ingresos, en esta nota, repasamos algunos consejos sencillos y rápidos para tener en cuenta.

Intentar cancelar deudas lo antes posible

Uno de los aspectos esenciales al momento de hablar de deudas es el tiempo. Como sabemos, mientras más nos demoramos en pagar, más intereses se acumulan. De esta manera, los costos se incrementan significativamente a lo largo de los meses.

Por eso, el primer consejo es cancelar las deudas lo antes posible. Para lograrlo, una opción rápida y simple es solicitar préstamos personales sin recibo de sueldo. Existen diversas entidades que ofrecen este servicio, lo que nos permitirá regularizar lo antes posible nuestro estado financiero.

Solicitar esta clase de préstamos nos da la posibilidad de cancelar deudas antiguas así como también detener el crecimiento preogresivo del monto a pagar. Si bien es necesario devolverlos, podemos planificar con anticipación la cancelación de cada pago y así evitar los intereses y nuevos endeudamientos innecesarios.

Aplicar estrategias de pago

Otro punto clave relacionado con el anterior es administrar estratégicamente nuestros recursos. En este aspecto, será importante analizar detenidamente nuestros ingresos y gastos fijos para contar con un panorama preciso de nuestra economía.

Una vez realizado esto, podremos planificar formas de pago de las diversas deudas y así evitar la acumulación de intereses. Por ejemplo, si debemos a distintas entidades, una alternativa es cancelar primero la que tenga la tasa de interés más significativa para evitar el crecimiento de la deuda.

También, es posible comenzar con la que tenga la menor cuota y, a medida que vamos cancelando, tendremos más dinero para aplicar al siguiente saldo. Esto nos permitirá liberar de manera simple y sencilla cada uno de los saldos.

Contactarnos y negociar con las entidades a las que debemos

Por último, es importante mantener la comunicación con los entes encargados de cobrar nuestra deuda. Esto nos permitirá obtener asesoramiento para regularizar nuestra situación, ya que ellos son los principales interesados en que paguemos el saldo adeudado.

Es habitual que en esta etapa se nos ofrezcan financiamientos y alternativas para abonar lo que debemos. Entre las diversas opciones, por ejemplo, destacan el congelamiento de intereses o la refinanciación de la deuda completa 

En este punto, resulta esencial ser sinceros con nuestra situación y no aceptar propuestas que no estemos en condiciones de afrontar. Si lo hacemos, volveremos a endeudarnos. Por el contrario, es preferible negociar opciones accesibles para nuestra capacidad de pago.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

A 12 años del asesinato de Javier Chocobar, se movilizan en plaza Independencia

Artículo siguiente

"Le exigimos al Estado que haga entrega de los territorio a las comunidades indígenas"

Artículos Relacionados
Total
0
Share