Confirman el primer caso de viruela del mono en Tucumán

UwAAAABJRU5ErkJggg==
El ministro de Salud de la provincia, Luis Medina Ruiz, confirmó esta mañana el primer caso de viruela del mono en Tucumán.

Medina Ruiz confirmó que el estado general del paciente “es bueno” y que “no se trata de un brote, sino de un solo caso”.

La viruela símica o “viruela de mono” es una enfermedad que se transmite por contacto sexual o por contacto estrecho físico. El síntoma más común son las lesiones en la piel parecidas a granos o ampollas, que aparecen en cualquier parte del cuerpo, pero con mayor frecuencia en regiones genitales, perianal, cara, manos y pies.

¿Cómo se transmite?

La viruela símica necesita contacto estrecho, ya sea piel a piel o a través de las mucosas, para pasar de persona a persona. Por el momento, la vía principal de transmisión es el contacto estrecho durante las relaciones sexuales. Hay otras vías menos frecuentes, como el contacto con materiales contaminados de una persona enferma o a través de secreciones respiratorias en conversaciones cara a cara.

viruelamono
¿Cómo protegerse?

La principal medida de prevención es evitar el contacto directo (especialmente el sexual) con personas que tienen la infección o con quienes tienen síntomas compatibles. También es aconsejable evitar compartir objetos de uso personal como ropa de cama, toallas, platos y cubiertos o mate.

En las últimas semanas aumentaron un 60% los casos en Argentina. Actualmente, según lo informado por el Ministerio de Salud, hay 360 casos confirmados en todo el país.

Total
12
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Día de Acción Global por un aborto legal y seguro

Artículo siguiente

Estos son los ganadores del 2° Programa de Fomento a la producción audiovisual local

Artículos Relacionados
Total
12
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico