Comienza el juicio por la violación grupal en Burruyacú: el calvario de la sobreviviente y su familia

Por Belén del Huerto y Celina de la Rosa

A un año del hecho, este viernes 11 de marzo inicia el juicio por la violación grupal de una joven en Burruyacú, al noreste de la provincia de Tucumán,. Los imputados Rafael Padilla, David Aranda y Hugo Décima esperan el juicio en prisión preventiva. A días de comenzar el proceso, dialogamos con Erica, madre de la sobreviviente, sobre el juicio y denuncian el hostigamiento que sufren por parte de la familia de los agresores. 

El 7 de marzo del 2021, Rafael Benjamín Padilla, David Nicolás Aranda y Hugo Maximiliano Décima habrían abusado sexualmente de una joven. De acuerdo a la denuncia, el hecho ocurrió en una fiesta en casa de un vecino cuando los agresores decidieron entrar a la habitación donde la chica se encontraba dormida y la atacaron entre los tres.

La secretaria de Fiscalía Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual a cargo de María del Carmen Reuter imputó a los jóvenes por el delito de abuso sexual con acceso carnal. La jueza Isolina Apas Pérez De Nucci, del Centro Judicial Capital será la que deba resolver la condena de los imputados y la reparación para la víctima. 

L.N: ¿Cómo están esperando el juicio?

Erica: Queremos justicia. Estamos esperando el juicio con ansiedad y con miedo de cómo salgan las cosas. Miedo a que si son sentenciados vengan las represalias de los familiares. Todo este año que ha pasado nos han acosado. Hemos tenido dos jueces en las tres últimas audiencias para renovar la preventiva y dictaron la orden de que pase el móvil policial por mi casa pero nunca ha sido cumplida.

Mi hijo es amenazado con que lo van a violar al igual que su hermana. Si hacemos las denuncias se archivan las denuncias. 

A mi hijo lo golpearon uno de los tíos de los acusados, hicimos la denuncia pero archivaron la causa.

Mi hija todo el año ha sido acosada por la familia de Padilla y Aranda. La han fotografiado, la han insultado: si ella va la escuela con mi nieta la fotografían, si ella sale a la plaza principal la fotografían y hacen historias riendose de ella. La hostigaban en su trabajo también. 

Incluso ella tiene tres perimetrales de parte de la familia de los acusados, de Aranda y Padilla.

Mi familia tiene 15 perimetrales de parte de la familia de Padilla y Aranda ¿Se da cuenta del nivel de impunidad con el que ellos se manejan y el nivel de que estamos desprotegidos totalmente?

L.N: ¿Algún organismo como la Secretaría de las Mujeres y el Observatorio de las Mujeres se ha acercado?

Erica: Con el Observatorio de la Mujer, fue lo primero que llamamos para hacer la denuncia.  Ellos nos colaboraron mucho, la línea 144 también. Pero con esto del acoso que sufrimos todo este año que pasó lo único que me dieron fue el número de teléfono que decía “violencia de institucional” porque es un Policía el que golpeó a mi hijo y le revienta el ojo. Y nunca me respondieron.

De parte de la Fiscalía nos llamaron para ofrecernos un “pacto de no violencia” y un resarcimiento económico por el golpe que recibió uno de mis hijos.  

Mi hijo no aceptó porque nosotros lo que menos queremos es plata. Desde que hemos hecho la denuncia se nos ha cuestionado que lo hacíamos por la plata porque la familia Padilla tiene dinero porque él ha sido Intendente (David Padilla) de la localidad de Burruyacú, legislador de la Provincia y ahora es Director de las Comunas Rurales. Siempre nos han cuestionado que nosotros lo hacemos por la plata. Nosotros lo que menos queremos es plata, queremos justicia. 

L.N: ¿Ante este hostigamiento, qué te contestan los jueces o la fiscal?

Erica: Ellos sólo respondieron con la prisión preventiva de los acusados. En cada audiencia que resolvían la preventiva mi hija contaba sobre este hostigamiento. Nunca nos dieron una perimetral para protegernos a nosotros. Hubo una jueza que les dio una perimetral a ellos por una denuncia infundada contra mi hija.

L.N: ¿Cómo fue afrontar el proceso judicial con una defensa tan agresiva para con tu hija?

Erica: Mi hija va bajando más de 10 kilos. Está enferma, no quiere ir al médico. Es duro estar acá para toda la familia, escuchar lo que dicen, lo que se habla en la audiencias. Para ellos, mi hija es la puta, la que los provocó y la que se lo buscó. Ella es la borracha que le tenía que pasar algo y le pasó. 

Salis a la esquina y ya me cruzo con familiares de ellos, que nos están esperando para insultar, para decirnos algo. Para qué voy a hacer más denuncias, si me las archivan. 

Lo que sí nos ha torturado todo el año, no sé si deberían mejorar el sistema en ese sentido, fueron las preventivas que había que prorrogarse cada 30 días o cada 40 días. Era sufrimiento porque no sabes si en esa audiencia le daban prisión domiciliaria. Porque en cada audiencia ellos esperaban la libertad y decían que tenían preparadas las caravanas para salir a pasearse por todo el pueblo.

L.N:¿La defensa de los agresores atacaba el testimonio de tu hija?

Erica: Si, sí. En un momento en una de las audiencia en un momento llegaron a decir que era un delito de alcoba.

L.N: ¿Y la jueza que dijo?

Erica: La Jueza le dijo que por más que haya sido un delito de alcoba, eso es de época pasada ese término. Ella puede ser que haya entrado con el con consentimiento y adentro arrepentirse, no querer hacer nada y no por eso no deja de ser una violación.

Creo que en un momento llegaron a decir que Andrea se arrepintió de lo que hizo y le dio vergüenza porque este es un pueblo chico.

Diseno sin titulo 37
Manifestación en Burruyacú.

L.N: ¿Qué tipo de pruebas les pidieron en  la Justicia?

Erica: Ella pasó por los tres tipos de pruebas. El mismo día que hace la denuncia, le hacen la pericia forense, después comenzó con la psicóloga y la denuncia verbal que hizo.

L.N: ¿Para vos son claves estas pericias, o sea, son determinantes?

Erica: Las tres pruebas son contundentes y crueles. 

L.N: Estos días el país está muy conmocionado por la violación grupal Palermo. ¿Cómo te sentís vos cuando ves esa atrocidad que también le pasó a tu hija?

Erica: A mí particularmente me golpea. Mi hija seguro lo puede ver porque tiene redes sociales. Pero acá tratamos de que si estamos en grupo viendo tele y están pasando algo de eso, cambiamos de canal. A mí me destroza el alma ver tanta impunidad, cómo se maneja tanta violencia últimamente es algo que me quiebra. Me da mucha impotencia.

Acá me cuestionan todo, me cuestionan a mí, sí dónde estaba, qué hacía ella ahí y si dónde estaba su hija. Cuestiona mucho a la víctima.

L.N: ¿Vos que opinas sobre las crianzas y la cultura de la violación?

Erica: Yo estoy hasta el día de hoy sorprendida de los chicos que atacaron a Andrea. Nunca me hubiese imaginado de ellos. También fue violada la confianza de Andrea porque eran chicos del pueblo.Yo me crié en la escuela con los padres de estos chicos 

L.N:¿ Sabes si estos chicos tenían antecedentes?

Erica: Sabíamos que Padilla tenía antecedentes de haber golpeado a la novia anteriormente De Décima y Aranda no.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Campamento Torta: politizando las identidades lésbicas como fuga del patriarcado

Artículo siguiente

Elogio de la Alegría 

Artículos Relacionados
Total
0
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico