Barbara Hepworth: escultora de utopías

Barbara Hepworth fue una escultora británica, nacida en Wakefield, Yorkshire en 1903. Fue una figura destacada en la escena artística internacional a lo largo de una carrera de cinco décadas.

Su nombre está por todos lados este martes. Y pocos, muy pocos, saben quién fue. Un 25 de agosto como hoy, pero del año 1939, llegó a una ciudad inglesa llamada St. Ives, donde estableció su estudio y allí desarrolló el resto de su carrera. Es por ese aniversario que Google decidió homenajear a esta artista con su tradicional Doodle.

0028679012

Barbara nació el 10 de enero de 1903 en Wakefield, West Yorkshire, Inglaterra. Cuando era adolescente definió que quería convertirse en escultora. Estudió en la Escuela de Arte de Leed, donde se hizo muy amiga de otro escultor famoso, Henry Moore. Los expertos sostienen que ambos se influyeron mutuamente. Después fue a la Universidad Real de Arte en Londres.

b6d6f6e65b8c9ffae64861a3017e9fb3

Al comenzar su carrera, sus primeros trabajos incorporaron elementos clásicos, pero su obra dio un giro en la década de 1930. Fue cuando sus piezas comenzaron a ser totalmente abstractas. Fue una de las primeras escultoras de este tipo de Gran Bretaña.

Las formas abstractas de Hepworth la llevaron a convertirse en una figura clave en la historia del modernismo. Continuó esculpiendo hasta su muerte en 1975, luchando por un puesto ganado con esfuerzo en el canon que pocas de sus compañeras lograron. Hoy, sus esculturas encuentran ecos en las generaciones de trabajo que siguieron, desde las torres biomórficas y las protuberancias de Louise Bourgeois a los inquietantes cuerpos blancos de Thomas Houseago. 

20180508110338

Hepworth realizó más de 600 esculturas y recibió muchos premios, entre ellos el Grand Prix en la Bienal de San Paulo en 1959. Además fue nombrada Dama Comendadora de la Orden del Imperio Británico, en 1965.

“Creo que cada escultura debe ser tocada, es parte de la forma de hacerla y es realmente nuestra primera sensación, es el sentido del tacto, el primero que tenemos cuando nacemos. Creo que cada persona que mire una escultura debe utilizar su propio cuerpo. No puedes mirar una escultura si vas a permanecer rígido, debes caminar alrededor de ella, inclinarte sobre ella, tocarla y alejarte de ella”.

Pero hubo vida fuera de la escultura también. Se casó dos veces y tuvo trillizos. Murió trágicamente a los 72 años, durante un incendio en su casa y en su taller en Barnoon Hill, Inglaterra. Hoy funciona allí su taller.

Total
12
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

El Poder Judicial de Tucumán suspende la actividad presencial

Artículo siguiente

Coronavirus en Argentina: confirmaron 36 nuevas muertes

Artículos Relacionados
Total
12
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico