La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Deportes

Ante 15 mil personas, la Selección de fútbol femenino busca el pasaje al Mundial

Este jueves se jugará en cancha de Arsenal, ante Panamá, el partido de ida del repechaje para clasificarse a Francia 2019, tras 12 años de ausencia mundialista. Se espera un marco inédito que va a la par del avance de las mujeres en el fútbol y en la sociedad.

A horas del Superclásico que comenzará a definir quién es el campeón de la Copa Libertadores, el fútbol argentino tendrá otra jornada histórica. La Selección femenina de fútbol jugará, este jueves, a las 19, en Arsenal, el repechaje ante Panamá para lograr la clasificación al Mundial de Francia 2019, tras doce años de ausencia. El estadio Julio Humberto Grondona tendrá un marco inédito para un partido de mujeres, ya que los 15 mil tickets gratuitos que puso a disposición la AFA se agotaron en 18 horas. Además, será televisado en directo por TyC Sports.

La Selección llegó a este partido luego de terminar en el tercer puesto durante la Copa América de Chile, que se jugó este año. Además de la destacada participación que tuvieron, las futbolistas lograron trascender por la visibilización de los problemas de organización que sufren a diario: pasaron dos años sin entrenarse, no cobraron ni siquiera los 150 pesos de viáticos y llegaron a viajar hasta Montevideo para jugar un partido en un micro que también sirvió como hotel, porque debieron dormir ahí. Además de contar en una carta la realidad del fútbol femenino en la Argentina, posaron antes de un partido con las dos manos detrás de la oreja, al mejor estilo Riquelme con el Topo Gigio. Eso las posicionó en otro lugar desde lo mediático y también desde la popularidad.

Este jueves, en Arsenal, estarán presentes Claudio Tapia, presidente de la AFA, y también Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol. Para este repechaje, que tendrá su partido de vuelta el martes en Panamá, las chicas sí pudieron entrenarse y concentrar en el predio de Ezeiza como lo hace la Selección de varones. De hecho, este miércoles tuvieron la visita del manager Jorge Burruchaga y del entrenador Lionel Scaloni. Messi, Otamendi y Agüero también dieron su apoyo al equipo a través de un video.

En el marco de un año atravesado por el debate de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y de un movimiento feminista creciente en la Argentina, este partido de fútbol pasa a tener una valoración especial. Pibas de todo el país que encontraron en el fútbol su espacio pese a que niñas pequeñas tuvieron que superar prejuicios y negativas se acercarán a Arsenal para alentar a las que son sus referentes. Desde distintas organizaciones hubo críticas a la AFA porque la única manera de hacerse con las entradas era ir a Sarandí martes y miércoles, entre las 10 y las 18, para retirarlas. Si es difícil para cualquier trabajador o trabajadora que viva en el Capital o el Conurbano ir a Sarandí en ese horario, mucho más para quienes llegan desde el Interior para este partido.

“El futbol hoy es de todas: las ricas, las pobres, las altas, las flacas, las rubias, las morochas, las pelirrojas. Cada vez más jugamos –dice Ayelén Pujol, jugadora de Norita FC y periodista especializada convocada para elegir al Balón de Oro femenino por la revista France Football- y ya no vamos a tolerar que nos digan cuáles son nuestros espacios ni tampoco si podemos jugar o no. Hasta la tele tiene que transmitirlo. Este partido es la muestra de que una barrera ya saltamos. Rompimos un paredón. Las canchas son nuestras”. En Sarandí, se espera, no sólo habrá banderas celestes y blancas: también se colará el verde, el color que es el símbolo de la campaña que pide educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir.

El año en que el feminismo dio un paso al frente desde lo mediático y cotidiano, más allá de la decisión de los senadores respecto a la ley ILE, tendrá su cierre con un partido de fútbol en Arsenal. Estará en juego, nada menos, que un pasaje al Mundial del año que viene en Francia, tras tres citas en las que Argentina no participó. Con esa responsabilidad saldrán las jugadoras a la cancha. “Al momento de llegar al estadio vamos a sentirnos orgullosas de que nuestro país está cambiando una mentalidad. Sentir el apoyo con esta camiseta, con estos colores, es un orgullo enorme, una emoción increíble”, contó Estefanía Banini, la figura del equipo. Y ese partido ya no se puede perder.

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
WhatsApp chat Chateá Con La Nota