“Nos tienen miedo por que no tenemos miedo”

Miles de mujeres se movilizaron ayer en todo el país en contra de las violencias machistas y a favor de la legalización del aborto. Desde La Nota hablamos con integrantes del Colectivo Ni Una Menos sobre las consignas y lo que se vivió en Tucumán.

Más de 10.000 personas participaron ayer de la 4ta marcha Ni Una Menos en Tucumán. El verde fue el color protagonista en consonancia con el debate por la legalización del aborto. Cada ciudad del país estuvo movilizada bajo la consigna “Sin aborto legal no hay ni una menos” y “Libres y desendeudadas nos queremos”, exigiendo basta de ajuste y fuera al FMI de Argentina.

En Tucumán, además del verde, el negro también estuvo presente, en señal de luto por la muerte de María Rosa Zelaya, que fue arrollada por un taxista cuando se manifestaba en las inmediaciones de la Casa de Gobierno, pidiendo pan y trabajo. Mientras esto sucedía, el gobernador Juan Manzur recibía al plantel de San Martín felicitando al equipo por su acenso a primera división.

vlcsnap 2018 06 05 14h03m11s188
Mariana Leder Kremer Hernández

“Nos golpeó muy fuerte la muerte de María”, contó a La Nota Celina de la Rosa, del Colectivo Ni Una Menos, quienes se encontraban realizando una olla popular y una radio abierta en la plaza cuando sucedió el trágico hecho. “Ha sido fuerte por que simboliza mucho de lo que pasa en Tucumán. Mujeres que tienen que sostener su día a día, con una economía precaria, y tienen que salir a luchar, pedir subsidios, bolsones, trabajo genuino, y que sean atropelladas de una manera tan violenta. Simbólicamente, lo que significó tenerlo al gobernador a metros y que salga a festejar con el plantel del fútbol, decir que San Martín necesita una Estadio, cuando nosotras estamos pidiendo hace más de tres años presupuestos para políticas públicas, es muy duro”, contó De La Rosa.

“Antes que un estadio, necesitamos políticas públicas que garanticen los derechos de las mujeres y nos permitan tener una vida digna. Entre la desidia de este gobierno, que no nos da salud sexual, ni educación sexual integral, que no nos permite acceder al aborto no punible ni al aborto legal seguro y gratuito, que se asocia con fundamentalismos religiosos y con la iglesia católica para ir en detrimento de los derechos de las mujeres, desde una mirada sesgada y oportunista, ayer la demostración de la marcha ha sido impresionante”, expresó.

Feminización de la pobreza

Entre las consignas que marcaron la movilización, el ajuste económico estuvo presente más presente que nunca bajo la consigna “Libres y Desendeudadas nos queremos”.

“Creemos que la situación de las mujeres de desigualdad en relación a la situación laboral y económica, nos deja aún más vulnerables ante la violencia machista en todos los ámbitos. Nuestro reclamo de basta al ajuste y fuera al FMI está intimamente relacionado con lo que es la expresión más terrible de la violencia machista que son los femicidios y los transfemicidios”, explicó Celina.

vlcsnap 2018 06 05 14h01m36s750
Foto Mariana Leder Kremer Hernádez

Las implicancias económicas vinculadas a las medidas que pueda exigir el FMI están en sintonía con el plan económico del actual gobierno, como ya lo vienen denunciando las organizaciones sociales. De manera acelerada están siendo afectados los recursos financieros que un Estado debe destinar a salud, educación, alimentación, acceso a vivienda, al crédito, a la formación, profundizando de esta forma, las desigualdades y las violencias sobre el cotidiano de las mujeres.

“El movimiento ha logrado colocar la responsabilidad del Estado y desarrollar un programa que desde mi punto de vista se puede alcanzar cambiando este régimen de opresión social”, agregó Alejandra del Castillo, militante del Partido Obrero e integrante de Ni Una Menos.

Verde que te quiero verde 

Más que nunca, el reclamo por la ley de aborto legal, seguro y gratuito estuvo presente en la marcha feminista. “Muchas veces dicen que cuando hablamos de aborto quedamos solas o somos pocas, ayer hemos demostrado que en este momento la ola verde va creciendo, y en Tucumán pegó un salto grande desde que fue el caso de Belén. No queremos que las mujeres vayan presas, ni sufran violencia ni mueran por abortos clandestinos en la provincia”, comentó la integrante del movimiento Ni Una Menos.

“Fue una jornada masiva que expresa la fuerza y vitalidad de este movimiento que avanza por sus reclamos en las calles y los coloca en la agenda política”, enfatizó Alejandra del Castillo. “Es el método con el que arrancamos el tratamiento del aborto legal en el congreso y es el camino que tenemos que seguir para lograr que se apruebe efectivamente el proyecto presentado por la Campaña nacional Por el Derecho al Aborto Legal, seguro y gratuito”.

20160603193454 IMG 0002
Foto Frente Dario Santillán

Movimientos de distintas fuerzas políticas, hasta cercanos a la iglesia y las pastorales sociales, estuvieron presentes, cantando por el aborto legal seguro y gratuito. “La necesidad de unidad que marcó esta marcha unificada, hizo que, a pesar de muchas diferencias, sostengamos que este es un reclamo único y que nos une a todas”, expresó de la Rosa.

“Hemos sabido construir con las compañeras que lo integramos ponernos por encima de nuestras diferencias y entender que las luchas que representa el Ni Una Menos nos trasciende a todas y a cada una de nuestras individualidades y esa es la fortaleza que tenemos, de poder construir un movimiento amplio, diverso, plural, abierto, horizontal, donde todas las voces son válidas, y las distintas posiciones son respetadas”, agregó Marieta Urueña Russo, sindicalista de SITRAJU. “Esto es lo que permite que podamos convocar a una movilización y seamos miles. La construcción colectiva, que es mucho más rica, fuerte y fructífera que cualquier construcción que queramos hacer por separado. Esto es algo propio del movimiento de mujeres, que ha logrado que las luchas que lleva adelante las pueda ganar, y esperamos que el 13 de junio también podamos ganar y el aborto finalmente sea ley”, un deseo que se vio reflejado en la multitudinaria participación de la marcha de ayer.

La cuarta ola

La presencia de jóvenes fue contundente. Organizadas en columnas, o de manera independiente, grupos grandes o pequeños, con pancartas, banderas o simplemente con el pañuelo verde de la Campaña, estuvieron presentes por sus derechos y por una vida libre de violencia para todas.

“Las mujeres estamos cambiándolo todo y queremos una vida libre de violencias, queremos todos nuestros derechos, el derecho a decidir, a tener trabajo digno, a tener comida sobre la mesa, y queremos el derecho de poder salir a la calle tranquilas sin ser violentadas”, expresó Celina.

“Nos tienen miedo porque no tenemos miedo”, fue uno de los mantras repetidos durante todo el recorrido, tomando en cada cuadra más fuerza, resonando entre los edificios.

“Los jóvenes son las que vienen motorizando y llevando adelante más que nadie esta lucha”, cerró Celina.

vlcsnap 2018 06 05 14h02m08s895

Al finalizar el acto, la bandera de Justicia por Cynthia Moreira, una joven trans que fue brutalmente asesinada en febrero, se apoderó del espacio, y una multitud respondió al grito de “Sin las Trans no hay Ni Una Menos”.

 

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno + 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Una mirada al Planeta Juárez desde la nave verde

Artículo siguiente

Reconciliación sin expiación

Artículos Relacionados
Total
0
Share
Absolvieron al imputado por el transfemicidio de Cynthia Moreira