Urdiendo Multiversos: tramando una experiencia creativo-colectiva mediante lo virtual

El proyecto Urdiendo Multiversos, es un ejercicio creativo donde cualquier persona puede producir materiales artísticos (fotos, videos, escritos, performance).

Comenzó como un juego interno del grupo Urdidera -una colectiva de artistes/artivistes feministas tucumanas y salteñas- ante la imposibilidad de poder encontrarse y crear juntas, en medio de la pandemia.

Está integrado por Lucía Dzienczarski, Josefa Martearena, Belen Martinez Gibilisco, Leonela Mariscal, Vanesa Neumann y Laura Peiró.

IMG 20191129 131145 289

“La idea es compartir perspectivas, miradas desde lo personal en esta época donde muches tuvimos un tiempo para pensar, mirar con atención y conectarnos”, contaron las artistas. La plataforma elegida para compartir estos materiales fueron las redes sociales Instagram y Facebook.

El juego, en un inicio estaba planteado como un “teléfono descompuesto”. Cada una recreó un mensaje poético, a partir de las palabras frontera, universo, intimidad y piel. “Nos fuimos pasando una a una el material propio y trabajando sobre el anterior para crear uno nuevo. Sin presiones. Solo para jugar. Para nosotras”.

La posibilidad de construir arte en comunidad aunque sea digital. Recuperar una mirada que asombra de la perspectiva de les demás en el mundo, con sorpresa y admiración.

Les artistes encontraron que este juego artístico sensible pone más el foco en cómo se van construyendo las tramas, las sensibilidades y las comunicaciones afectivas, que en un producto para mirar y/o consumir.

Al encontrar la potencia del diálogo propuesto, abrieron el juego. “Sentimos la necesidad de crear con otrxs, de urdir colectivamente en tiempos de aislamiento social. Queríamos crear más allá de lo instantáneo o del tiempo que te permite un vivo. Las redes fueron el soporte en donde pudimos desarrollar nuestras ideas pero no pretendíamos ajustarnos a los modos ya existentes de producción y circulación de creaciones audiovisuales”.

Nos interesaba construir una dinámica propia en las redes sociales trascendiendo lo meramente virtual, ir más allá. Buscamos el modo de abrazar a un otrx a través de la pantalla. Y sin quedarnos ahí, quisimos comunicar afectos, crear sensibilidad con alguien que esté del otro lado. Queríamos que nos sientan, no que nos miren (como quien mira a una artista hacer su función)”, reflexionaron.

Reinventar el modo de mirar y mirarnos en la virtualidad, fue el desafío que afrontaron. “Nuestros materiales circularon en nuestra red interna con cierta sensibilidad y afecto, que luego vimos reaparecer en todos los multiversos que nos han compartido”, contaron.

El proyecto creció y hoy cuenta con una enorme diversidad de experiencias creadas con materialidades particulares, relatos personales, archivos pandémicos en diferentes lenguajes y provenientes de muchísimos destinos nacionales como Jujuy, Salta, Buenos Aires e internacionales tales como Francia, Colombia, Perú.

“Hemos visto nuestros multiversos ramificarse a través de las fronteras y llegar lejos, lejos. Llegar a lugares a los que tal vez, con o sin pandemia, no llegaríamos”, contaron.

Para conocer más del proyecto, e incluso ser parte, se puede ingresar a las redes sociales en instagram o facebook.

Total
88
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Más ingredientes para la rosca

Artículo siguiente

Nacimos para ser otras cosas además de hombres y mujeres

Artículos Relacionados
Total
88
Share
Absolvieron al imputado por el transfemicidio de Cynthia Moreira