Estas Leyendo:
Un #8M diferente: cumbia feminista en la cárcel de mujeres
Nota Completa 5 minutos para leer

La Unidad N° 4 de la Banda del Río Salí celebró ayer el Día de la Mujer Trabajadora con un “Encuentro de Mujeres en contexto de encierro”, organizado por el Juzgado de Ejecución en lo Penal. Como broche del evento Macumbias puso a bailar a todo el penal.

Distinto a un día de visitas o a un acto protocolar, ayer las internas de la Unidad 4 “Santa Ester” compartieron un espacio de celebración y arte. Acompañadas por equipos técnicos y autoridades del poder judicial, presentaron una obra de Teatro dirigida por Gonzalo Véliz, del Elenco de Variedades del Ente de Cultura de Tucumán, donde interpretaron “Esperando la Libertad”, una versión libre de la mítica “Esperando la Carroza”.

En la cárcel de mujeres hay sólo 35 internas de las cuales sólo 8 tienen condenas. El resto está procesada a la espera del juicio.

Desde diciembre, en el marco del Verano con Cultura, Véliz propuso realizar un taller de teatro en el Penal. “Comenzamos con el ABC del Teatro, con juegos teatrales y con técnicas para que ellas se puedan sentir bien, ya que el teatro es sanador sobre todas las cosas”. El grupo de teatro se llama “Más que vencedoras”, la idea es terminar con la muestra en el Teatro Orestes Caviglia.

“Me siento muy orgullosa de mi misma, de poder estar acá haciendo esto para ustedes”, fueron las palabras emocionadas de Cecilia, al terminar la obra, quien hace dos meses está en la cárcel. “Tengo mucho por quien pelear afuera, mi familia y mis hijos”, agregó.

La libertad, la familia, la esperanza, los prejuicios, las cosas que no hicieron bien, son temas recurrentes que salen en los talleres. “Esta es la segunda muestra que hacemos. El 14 de febrero las internas quisieron hacer una muestra para sus familiares que se llamó Todo por Amor. Hicieron escenas de las familias de ellas. Les hace muy bien el taller”. Trabajar temas como la solidaridad, el respeto, la confianza, la comunicación, la escucha se posibilitan en estos espacios donde el juego y la creatividad son el eje.

Foto Mariana Leder Kremer Hernández

Para continuar con la jornada, desde el Juzgado invitaron a la banda de cumbia feminista Macumbias, quienes abrieron la pista de césped improvisada de baile, en el patio trasero de la Unidad 4. “No todos los días tenemos una oportunidad como ésta, de llevar nuestra música que para nosotras es, además de un disfrute enorme, una herramienta para reflexionar sobre todos los estereotipos y mandatos que recaen sobre las mujeres, lesbianas, trans”, dijo Mariana Rodríguez Fuentes, bajista de la banda. “La emoción estaba a flor de piel, pues no sólo se trata de asumir que están privadas de su libertad temporalmente, sino que deben superar el día a día lejos de sus afectos”, agregó. Las lágrimas, mezcla de felicidad y tristeza, estuvieron presentes durante el encuentro.

Foto por Mariana Leder Kremer Hernández

También compartieron baile y música el grupo Kumya Leró Danza Latinoamericana.

María Nazaret Rodríguez Ponce de León es secretaria del Juzgado de Ejecución en lo Penal, a cargo de la organización del evento. “Organizamos este primer encuentro con mujeres en contexto de encierro a los fines de tener más cercanía y salir de los escritorios fríos y humanizar un poco más a la justicia”, explicó a La Nota.

Los Juzgados de Ejecución se crearon a partir de una ley más de 10 años, pero recién se materializaron hace aproximadamente un año y medio. Antes las ejecuciones las llevaban las Cámaras por lo que la distancia era mayor con las internas. “Creo que la justicia va en un avance y se está acercando más hacia ellas. Hay mucho por hacer todavía, pero el compromiso de los juzgados y de los jueces, lo demuestra día a día”, agregó Rodríguez Ponce de León.

Los juzgados están conformados por un equipo técnico interdisciplinar, conformado por cuatro trabajadores/as sociales, cuatro psicólogos/as y cuatro psiquiatras que hacen las evaluaciones desde sus disciplinas y le acercan al juez un informe acerca de la realidad de los internos/as para lo que se vaya planteando en su vida en contexto de encierro.

“Los juzgados de ejecución de sentencia no pueden quedarse solo en la aplicación de una ley. Tenemos que ir por una justicia más integral y poder saber acerca de sus familias, sus condiciones sociales, y trabajar para que ellas puedan, además de cumplir sus condenas, hacerlo en condiciones dignas y prepararse para una salida y una vida libre. Que puedan ellas desarrollarse y volverse a insertar en sus familias y en la sociedad de una manera más equitativa con los hombres”, agregó la secretaria con grandes expectativas sobre los procesos que están realizando en las instituciones penales.

Para la directora del penal, Ana Cecilia Ponce Jalil, estas actividades siempre son positivas. “Ésta es la primera vez que se organiza un evento así. Todas tuvieron mucha predisposición, tanto las internas, como el personal, y del Juzgado de Ejecución. Es una hermosa experiencia para mí como directora y para las internas también porque están contentas que las tengan en cuenta para pasar un especial como hoy las autoridades. Esto siempre es positivo, estaban muy emocionadas y entusiasmadas”.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.