Connect with us

Género y Diversidad

Tolerancia cero: qué dice el protocolo contra el acoso laboral que aprobó la Corte para el Poder judicial

Aún se está trabajando en la implementación de la norma que contempla la creación de dos espacios institucionales para recibir y evaluar denuncias sobre situaciones de violencia laboral con perspectiva de género.

A principios de septiembre, la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, mediante la Acordada 816/20 aprobó el “Protocolo para la Prevención e Intervención en Situaciones de Violencia Laboral con Perspectiva de Género en el ámbito de todas las oficinas jurisdiccionales y de las no jurisdiccionales de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán”.

El documento lleva la firma de la presidenta de la Corte, Claudia Sbdar, los vocales Daniel Leiva, Daniel Posse, Eleonora Rodríguez Campos y el vocal decano Antonio Estofán.

El protocolo cobra especial relevancia luego de que fuera denunciado por acoso sexual Estofán. ¿Qué establece y que respuestas trae para erradicar la violencia de género en los espacios institucionales del Estado?

Según informaron fuentes judiciales, aún se está trabajando en la implementación de la norma.

La implementación del Protocolo significará un avance en el
cumplimiento de lo establecido en el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en donde se menciona que cada Estado “tiene la enorme responsabilidad de promover un entorno general de tolerancia cero frente a la violencia y el acoso (…)”.

En sus primeros artículos prevé la creación de dos espacios institucionales: la Oficina de Clima Laboral y la Comisión de estudio de denuncias sobre Situaciones de Violencia Laboral con Perspectiva de género.

La acordada prevé una serie de reglas que servirán para atender dichas denuncias conforme a estas perspectiva.

Además, en mayo de este año, y luego de muchas resistencias en la Legislatura, la provincia adhirió a la Ley Micaela que prevé la capacitación obligatorio en materia de género y violencia de género en los tres poderes del Estado, otra herramienta para transformar las instituciones públicas en espacios libres de violencia machista.

Oficina de Clima Laboral y Perspectiva de Género

Esta oficina tendrá a su cargo promover acciones de sensibilización, concientización, difusión y capacitación para prevenir la violencia y el acoso laboral y garantizar el respeto, la igualdad y la equidad.

Se deberán confeccionar estadísticas y análisis de los casos que se denuncien y realizar sugerencias de reformas institucionales.

Además se constituirá una Comisión de estudio y seguimiento de denuncias sobre “Situaciones de Violencia Laboral con Perspectiva de Género”.

Esta comisión aún no fue conformada y deberá estar integrada por una persona representante de la Asociación de Magistrados de Tucumán, una persona representante del Centro de Funcionarios, la responsable de la Oficina de la Mujer, la responsable de la Oficina de Derechos Humanos y Justicia, y una persona representante de cada uno de los Gremios reconocidos por el Poder Judicial.

En la acordada también queda establecido el “deber” de la Corte Suprema de Justicia “como cabeza de uno de los poderes del Estado llevar a cabo acciones positivas” para prevenir y erradicar las situaciones de violencia laboral en el ámbito del Poder Judicial.

Sobre las víctimas

Además, el protocolo establece que la persona denunciante deberá recibir, durante todo el procedimiento, asesoramiento integral a través de la Oficina de Clima Laboral y de las Oficinas de La Mujer y de Derechos Humanos y Justicia. Además, contempla la gratuidad, la reserva de la identidad y protección de la persona denunciante.

En ese sentido, apunta que “se evitará que una persona denunciante realice reiteración innecesaria de los hechos que denuncie, a fin de evitarle sufrimiento”.

Definición de violencia laboral

El protocolo establece una definición de violencia laboral como “las acciones y omisiones de personas o grupos de personas que, en ocasión del ámbito o relación laboral, en el espacio físico y/o virtual, en forma sistemática y recurrente, atenten contra la dignidad, integridad física, sexual, psicológica y/o social de una persona mediante acoso sexual, abusos, abuso de poder, ataques, amenazas, intimidación, amedrentamiento, trato discriminatorio, maltrato verbal, físico, moral, sindical, psicológico y/o social”.

Además, agrega como agravante “cuando la víctima se encuentre en una situación de particular vulnerabilidad, por razón de su edad, estado de salud, inferioridad jerárquica u otra condición análoga”.

Sobre el procedimiento para denunciar

Las denuncias podrán ser por escrito, telefónicamente o a través de una dirección de correo electrónico, en los dos últimos casos deberá ratificarlo dentro de las 48 horas por escrito o personalmente.

Las denuncias pueden ser anónimas. En ese caso, la Oficina de Clima Laboral le “solicitará una entrevista y dará garantía de confidencialidad”. De no aceptar, solo se tendrá en cuenta la denuncia a los fines estadísticos.

Luego se realizará un análisis de los hechos relatados. Si de este análisis se desprenden elementos que hagan suponer su veracidad, se pondrá en consideración de la Comisión que deberá decidir sobre si se está frente a hechos de posible violencia laboral en alguna de sus modalidades.

La Oficina de Clima Laboral debe informar a la persona denunciante esta primera opinión y las posibilidades de acción en consecuencia: iniciar un sumario administrativo, y/o denunciar penalmente.

La Comisión será la encargada de resolver. En su dictamen podrá: “a) solicitar a la Dirección de Recursos Humanos las medidas precautorias que con acuerdo de la Oficina de Clima Laboral considere, b) elaborar un informe de evaluación de riesgos sobre las circunstancias del caso y c) dar intervención a la Secretaría de Superintendencia, para que de corresponder se proceda a la instrucción de un sumario administrativo”.


Desde La Nota relevamos diferentes testimonios de trabajadoras y ex trabajadoras del Poder Judicial de manera anónima, ya que muchas víctimas no se animan a denunciar.

Debido a la resonancia de la publicación publicada el 8 de marzo de 2020, abrimos un espacio para relatar las violencias sufridas de manera anónima y poder relevar la gravedad real de la situación. 

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las más Leidas

La RAE incorpora el pronombre “Elle”

Actualidad

Se cumplen cuatro años de la desaparición de Milagros y su hijo Benicio

Actualidad

Presentan “Cuerpos y Libertades. Voces de Mujeres Indígenas”

Actualidad

Nuevos datos de la criminalización del aborto en Tucumán

Género y Diversidad

Prorrogan las restricciones para circular y continúan suspendidas las reuniones sociales

Coronavirus

Las palabras de Cristina Fernández de Kirchner a diez años de la muerte de Néstor y a uno del triunfo electoral

Actualidad

Sucribite a La Nota

ingrese su correo aqui

San Martin 1066 1º piso San Miguel de Tucumán Copyright © 2020 lanotatucuman.com todos los derechos reservados

Connect
Sucribite a La Nota

ingrese su correo aqui