La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

Abajo el patriarcado: “Así, o nos escuchan o nos escuchan”

El estallido mediático alrededor de la reciente denuncia por abuso sexual contra el porteño, Rodrigo Eguillor, y sus posteriores declaraciones en redes sociales, montó en cólera a cientos de mujeres de la farándula que manifestaron públicamente su indignación. Mientras tanto, el movimiento Ni una menos efectiviza un nuevo paro nacional de mujeres y movilizaciones en todo el país, para pedir “Justicia por Lucía y por todes”. 

¿Cuántos Rodrigos Eguillores existen en nuestro país, provincia, localidad, barrio y casa? Durante horas hubo un verdadero circo mediático alrededor del hijo de una fiscal de Lomas de Zamora, denunciado hace unos días por abuso sexual. El joven no hizo más que hundirse en las profundidades de un masivo repudio social a través de sus declaraciones misóginas, racistas y perversamente alteradas, en comparación al relato de la víctima. “La salvé. La saqué del balcón. Ustedes me están acusando de algo y si yo no estaba ahí, la mina moría”, sostuvo el joven en su descargo a través de un video difundido en Instagram.

La Asesora General Tutelar del Ministerio Público Tutelar, Yael Bendel, comparó la sentencia del caso de Lucía Pérez, donde fueron absueltos todos los acusados de femicidio, con el controvertido video de Rodrigo Eguillor en el que se defiende las acusaciones en su contra. Para ella, tanto el fallo de los jueces de Mar del Plata como el abordaje de los medios de comunicación del abuso que habría protagonizado Rodrigo Eguillor, estigmatizan a las mujeres.

“La distinción entre “chicas de bien” o “flojita de tanga” por parte de Rodrigo Eguillor, es similar a la pregunta “¿era Lucía una adolescente que podía ser fácilmente sometida a mantener relaciones sexuales sin su consentimiento?” que es uno de los argumentos esgrimidos por los jueces en el caso de Lucía Pérez”, analizó Bendel .

“Lucía tenía 16 años era una adolescente y como tal, doblemente vulnerable: tanto por su edad como por su género. Mujer, víctima y menor de edad. Estas tres dimensiones fueron desatendidas en el proceso judicial. Ninguna norma de protección especial de derechos de infancia fue analizada ni aplicada al caso, ni la Convención sobre los Derechos del Niño, ni la Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes”, continuó la funcionaria judicial, quien argumentó también que no se contemplaron las convenciones “sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer” y la “Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer”.

Para Bendel “hoy debimos soportar por horas, y en todos los medios de comunicación las declaraciones de Rodrigo Eguillor, acusado de abuso sexual, también culpando a la víctima y poniendo el foco en su vida privada. Si como sociedad aceptamos estos fallos y naturalizamos estas declaraciones estamos adhiriendo a la violencia contra niñas y adolescentes”.

Enojo mediático

“Estos tipos son la mierda misma y hay muchas chicas que le ponen ‘potro’, ‘violame'”, dijo la conductora Verónica Lozano en un programa que conduce por TELEFE, mientras hablaba con la hermana de la víctima de Eguillor. “Tiene que a llegar a los medios todo esto. Él igual va con todo, fue contra nuestra productora, (por difundir el video en el que se lo ve forcejeando con una mujer), pero a nosotros nos chupa la concha. Así te lo digo. Perdónenme si me tienen que sancionar. Porque no podemos tolerar estos tipos que son la mierda misma. No podemos tolerar más, Eguillor, o como te llames”, continuó. “Nos asesinan y nos prenden fuego. Lo peor es que muchas chicas le ponen ‘potro, violame’. ¿Estamos todos locos? ¡Es una locura!”, agregó. La reacción de Verónica Lozano tuvo mucha repercusión, principalmente en las redes sociales, donde se convirtió en tendencia rápidamente.

Al conocerse la denuncia, hubo otras mujeres que a través de las redes sociales lo acusaron de maltrato, y fuentes judiciales confirmaron, según publicó la Agencia Télam, que tiene otras dos causas, una por amenazas en una fiscalía de Monte Chingolo y otra por grooming.

Reconstrucción

Según se pudo averiguar, el 15 de noviembre la policía porteña arribó a un departamento de Independencia y Piedras (C.A.B.A.), porque una chica gritaba y forcejeaba con Eguillor en el balcón de un tercer piso.

La situación quedó registrada en imágenes que tomó un vecino con un celular, donde se ve que la chica gritaba “me quiere matar” en medio del forcejeo, y que el acusado logró meterla dentro del departamento en momentos en que ingresaban los bomberos.

Tras ser rescatada, la joven estudiante y oriunda del partido bonaerense de Ituzaingó fue trasladada a un hospital en estado de shock, donde declaró, según consta en la causa judicial, que intentaba escapar porque había sido abusada.

La causa por el hecho ocurrido en San Telmo, caratulada como “averiguación de ilícito”, es investigada por la fiscalía Criminal y Correccional N° 22 a cargo de Eduardo Cubrìa, y el Juzgado Nº 48 de Alicia Iermini.

Lucía somos todes

En horas de la tarde de ayer, Eguillor quedó detenido por sus actos en medio de la notificación ante la fiscal Verónica Pérez, y fue demorado en el aeropuerto de Ezeiza por efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), quienes le notificaron los cargos en su contra y le hicieron conocer que no podía salir del país, ya que se preparaba para viajar hacia España. Al ser demorado por los efectivos policiales, Eguillor gritó: “Llamen a mi mamá”.

Mientras Eguillor sigue detenido, en distintos puntos del país, miles de mujeres y militantes de del movimiento Ni una menos llevan a cabo una nueva medida de paro nacional y se preparan para marchar en horas de la tarde. En Tucumán, la concentración es a las 18.00 hs en Plaza Irigoyen (Gral Paz esq. 9 de Julio).

 

No queremos suerte, sino nuestro derecho a la seguridad e integridad individual 

Entre el circuito mediático que resultó del caso Eguillor, la periodista Nati Jota, panelista de ESPN, reveló en Twitter que hace unos años mantuvo una charla con él. “Encontré un chat con Rodrigo Eguillor del 2013, se ve que me lo había cruzado en un boliche. ¡Gracias al fernet por no acordarme de él! Igual, hoy siento que zafé. Que tuve suerte”. Pero este twitt, vino acompañado de otro que da cuenta de un fenómeno que trasciende a la militancia orgánica de miles de mujeres del Ni una menos, para llegar a otros terrenos sociales como es, en este caso, el de la farándula. Lucía somos todes.

 

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/lanota/public_html/wp-content/plugins/ultimate-author-box/inc/frontend/uap-shortcode.php on line 94
style=”display:none;”>
Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
Chateá Con La Nota