La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Tucumán

Paro de transporte público: ¿cómo sigue el conflicto?

El último paro de 48 hs. cumple su segundo día previsto y mañana se restablecería el servicio. Si bien este jueves se abonó a los trabajadores de UTA Tucumán el saldo adeudado, el problema entre el gobierno tucumano y el nacional sigue en pie.

La reunión que mantuvieron desde la Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros (FATAP) y la Unión Tranviarios Automotor (UTA) el pasado miércoles no llegó a buen puerto y este viernes se desarrolla el segundo día de la medida de fuerza anunciada a nivel nacional.

El secretario general de UTA a nivel nacional, Roberto Fernández, manifestó que “las provincias no pueden pagar”, por lo que el paro sería de 48 horas. Sin embargo, la medida sólo afecta a las líneas urbanas, interurbanas y rurales y no al transporte de larga distancia.

A pesar del conflicto sin resolución, el transporte público se restablecerá el sábado 20, y de que no hay prevista otra reunión a nivel nacional, la lucha continuará la semana que viene.

Desde el sindicato Unión Tranviarios Automotor solicitan un bono de 16 mil pesos en tres cuotas y un 20% de aumento salarial. Las provincias que arreglaron hasta el momento fueron Salta, Mendoza, Buenos Aires y CABA.

En relación a las acusaciones mutuas dadas entre el gobierno nacional y el de Tucumán, desde el primero sostienen que Tucumán tiene dinero en caja (de casi $ 5.000 millones) y desde el segundo aseguran que se lo usó para sueldos.

El mismo argumento de Nación utilizó el diputado nacional José Cano, que afirmó que las planillas sobre las finanzas públicas provinciales desnudan que el Poder Ejecutivo tenía fondos suficientes no sólo para atender los subsidios al transporte, sino también la tarifa social para el servicio de electricidad.

Según el diario La Gaceta, desde el gobierno tucumano creen que la difusión de la disponibilidad de fondos de las provincias es un pase de factura de la Casa Rosada en tiempos electorales. El gobernador Juan Manzur indicó que “es tremenda para las provincias la asignación de recursos que practica la Nación”. “Para tomar una real dimensión sobre lo que está pasando, es necesario que el gobierno nacional vea lo que está sucediendo en el interior del país; está paralizado por los problemas que se registran en el transporte”, argumentó.

Además de los argumentos políticos, el ministro de Economía, Eduardo Garvich, reconoció a nuestro diario la existencia de un saldo disponible, al 30 de junio pasado, de unos $ 2.500 millones. “Lo que no debe olvidar Ascárate es que la Provincia tuvo que hacer frente a una planilla salarial y media en los primeros días de julio, que corresponden al salario y al medio aguinaldo del sector público y es allí donde se erogó el dinero”, expresó. Entre ambos compromisos con los más de 100.000 empleados públicos, el Poder Ejecutivo requirió unos $ 7.500 millones.

Con una estimación de recaudación nacional de $ 426.973 millones durante este mes, el total de recursos girados a las provincias en forma automática ascendería a $ 127.715 millones, un 46,2% interanual más, según un informe de Economía & Regiones. De acuerdo con ese reporte de la consultora, el resultado demostraría, también, una caída real del 5,1% en los ingresos coparticipables si se tiene en cuenta la inflación estimada para julio (del 55,1% acumulada últimos 12 meses). “Solamente Buenos Aires tendría crecimiento en términos reales (63,3% de incremento en la coparticipación), por encima de la media nacional del 46,2% y de la variación interanual prevista para los ingresos asignados a Tucumán, del 42,6%. La cifra que se acumularía en el mes sería equivalente a una planilla salarial mensual ($ 5.500 millones).

Información: La Gaceta – LV12

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota