La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Aborto

“La maternidad no es un servicio público que habilite la expropiación de los cuerpos”

La Fundación Mujeres X Mujeres denunció a través de un comunicado la violencia institucional ejercida sobre la niña de 11 años, quien cursa un embarazo producto de una violación y aún no pude acceder a una interrupción legal del embarazo.

Desde la Fundación Mujeres X Mujeres publicaron un comunicado para repudiar “la violencia institucional (art. 6 inc. b, ley 26.485) ejercida por múltiples funcionarios/as y magistrados/as tucumanos/as sobre la niña hospitalizada en la Maternidad Eva Perón, quien en fecha 23 de enero del corriente año, manifestó de forma clara e indubitable su intención de interrumpir su gestación forzada”.

La organización expresó que “el Poder Judicial nada tiene que hacer en cuestiones de salud, sino censurar a quienes violan derechos y erradicar las violencias perpetradas contra niñas, adolescentes y mujeres”.

El caso de la niña se enmarca dentro de las causales por las cuales el aborto está contemplado en el código penal, y debería haberse aplicado el Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo apenas la niña expresó su voluntad.

“La negativa sistemática del Sistema Provincial de Salud para poner a disposición una prestación médica lícita configura una violación imperdonable de los derechos humanos a la salud, a la libertad, a la dignidad, a la igualdad, al desarrollo humano y al goce del progreso científico y a vivir una vida libre de violencias”, denunciaron.

Además, explicaron que la judialización del caso es innecesaria y que contribuye a obstruir el principio de autonomía contemplado en los art 26 del Código Civil y 2 de la ley 26.529.

“La realización de una Junta Médica, el sometimiento a segundas opiniones innecesarias, la solicitud de dictámenes de profesionales de la salud ajenos a la relación sanitaria originada por la niña y la fiscalización indebida de la decisión de la niña a través de varixs funcionarios/as y magistrados/as locales, ha sido señalada como violencia institucional por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo FAL”, detallaron.

Desde la Fundación también repudiaron especialmente al Defensor Oficial de la niña. “En ningún momento veló por el resguardo de la voluntad y la integridad de esta niña. La perspectiva de género no es espontánea, se debe estudiar y aplicar”, sentenciaron.

“De cara al 8 de Marzo manifestamos nuestro más enérgico REPUDIO a una clase dirigente que usa sus lugares de autoridad en los distintos Poderes de Gobierno para disciplinar a las más débiles de una cadena de subordinación política y social, bajo mandatos sacro-patriarcales que no dudan en sacrificar la vida de una niña y profundizar día a día la desigualdad de género”, cerraron.

Comunicado completo:

“Desde la Fundación Mujeres X Mujeres REPUDIAMOS la violencia institucional (art. 6 inc. b, ley 26.485) ejercida por múltiples Funcionarixs y Magistradxs tucumanxs sobre la niña hospitalizada en la Maternidad Eva Perón, quien en fecha 23 de Enero del corriente año, manifestó de forma clara e indubitable su intención de interrumpir su gestación forzada.

El Poder Judicial nada tiene que hacer en cuestiones de salud, sino censurar a quienes violan derechos y erradicar las violencias perpetradas contra niñas, adolescentes y mujeres.

La negativa sistemática del Sistema Provincial de Salud para poner a disposición una prestación médica lícita configura una violación imperdonable de los derechos humanos a la salud, a la libertad, a la dignidad, a la igualdad, al desarrollo humano y al goce del progreso científico y a vivir una vida libre de violencias.

DENUNCIAMOS la burocratización y judicialización innecesaria de la atención sanitaria de la niña, como un dispositivo extra puesto a funcionar tanto desde el Poder Ejecutivo, como desde el Poder Judicial, para obstruir el principio de autonomía contemplado en los art 26 del Código Civil y 2 de la ley 26.529. La realización de una Junta Médica, el sometimiento a segundas opiniones innecesarias, la solicitud de dictámenes de profesionales de la salud ajenos a la relación sanitaria originada por la niña y la fiscalización indebida de la decisión de la niña a través de varixs Funcionarixs y Magistradxs locales, ha sido señalada como “violencia institucional” por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo “FAL”.

Al configurar la negativa de una ILE -justificada en esta niña en ambos incisos del art 86 del Código Penal- un supuesto de Violencia contra la Libertad Reproductiva (art. 6 inc. d) y Obstétrica (art. 6 inc. e) de la Ley 26.485, todxs lxs Magistradxs que intervinieron tenían competencia para hacer cesar la misma y NINGUNX lo hizo. REPUDIAMOS especialmente a su Defensor Oficial que en ningún momento veló por el resguardo de la voluntad y la integridad de esta niña. La perspectiva de género no es espontánea, se debe estudiar y aplicar. Y eso, en Tucumán, no pasa.

De cara al 8 de Marzo manifestamos nuestro más enérgico REPUDIO a una clase dirigente que usa sus lugares de autoridad en los distintos Poderes de Gobierno para disciplinar a las más débiles de una cadena de subordinación política y social, bajo mandatos sacro-patriarcales que no dudan en sacrificar la vida de una niña y profundizar día a día la desigualdad de género.

¡La maternidad no es un servicio público que habilite a los poderosos la expropiación espuria de los cuerpos, la maternidad será deseada o no será!”

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota