La CGT  junto a un gran numero de Gremios y organizaciones sociales y partidos políticos(CTA,PTS, PO,entre otras) protagonizaron una enorme movilización en reclamo por los despidos en la empresa PepSico y en apoyo a sus trabajadores. Por lo menos esa fue la consigan inicial…

Hicieron oír  hoy sus reclamos a las puertas de la Casa Rosada con una movilización a Plaza de Mayo. Veinte minutos antes de lo previsto, a las 14:46, Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato de la central obrera, inició un discurso en el que repasó la agenda sindical y adelantó que el 25 de septiembre iniciarán “un plan de lucha

Dos minutos antes de las 15, con la marcha  de fondo, el gremialista se despidió de los trabajadores y se abrazó con los dirigentes que lo siguieron desde el palco oficial. En esos pocos minutos, criticó la política económica del gobierno de Mauricio Macri y anunció la próxima convocatoria de la CGT. 

Algunas de las frases  del discurso de Schmid:

“No venimos por más, no venimos por menos, ni por todo: venimos por la palabra empeñada ante los trabajadores, por el futuro de nuestros jóvenes, por nuestros jubilados, que apenas alcanzan a cubrir la mitad de la canasta básica y representan una llaga en la sociedad. Por eso venimos a esta plaza”.

“Nosotros queremos un cambio. Todos queremos un cambio. Queremos que se cambie la desigualdad. Cambiar justicia por injusticia. Queremos cambiar inversiones por importaciones. Venimos a buscar respuestas a la plaza, porque es la política la que va a sacar a este país de la crisis”.

“Nosotros nos movilizamos por nuestra agenda social. Vengo a repetir cuáles son esos puntos. Aumento de emergencia para nuestros jubilados, que se terminen las intervenciones en los sindicatos, rechazo a cualquier reforma que lesione nuestros derechos, plena vigencia de los convenios colectivos, control de precios sobre alimentos y medicamentos. Y emergencia social alimentaria para los sectores populares”.

“No venimos a levantar la bandera de ninguna candidatura, ni venimos detrás de ninguna conspiración. Venimos con una demanda central: trabajo digno y salario justo”.

“Nos acusan de que somos un freno para las inversiones y un atraso para nuestro país. Somos hijos del peronismo, una década dorada en nuestro país, en donde el pueblo vivió los años más felices. Rechazamos cualquier acusación que diga que nosotros atrasamos la modernización de este país”.

“Estamos frente a un estado ausente, un estado que hace rato que se olvidó de proteger al hombre que se levanta a la madrugada y construye con grandeza esta nación. El trabajo es un derecho. El desempleo y la caída del salario es la moneda que explica el fracaso de cualquier plan económico. No han multiplicado los peces y los panes. Lo que multiplicaron es la pobreza”.

 Fotos (Nicolás Stulberg)

“La inmensa mayoría quiere el progreso, pero primero hay que rescatar a los 14 millones de pobres que tiene el país. No podemos cerrar nuestros corazones y nuestro compromiso con esa parte del pueblo”.