La Nota

El Medio para tus ideas

Tucumán

Irregularidades, malos tratos y demoras para obtener el DNI

Desde la asociación Lucha y Orgullo Trans Organizadx (L.O.T.O) denunciaron las dificultades que atraviesan las personas trans en Tucumán para acceder a un nuevo DNI con los datos actualizados.

En las dependencias del Registro Civil de la provincia, a pesar de que el trámite de cambio registral se enmarca dentro de los derechos que garantiza la Ley Nacional 26.743, obtener el DNI con la rectificación de la identidad de género se trasformó en una odisea.

En diálogo con la asociación Lucha y Orgullo Trans Organizadx (L.O.T.O) denunciaron una situación que parece ser habitual para las personas trans en Tucumán.

Claudina Rukone, miembro de la asociación, relató que a raíz de un trabajo de recopilación de datos sobre la comunidad trans, pudieron detectar que en reiteradas oportunidades vivieron situaciones de malos tratos y demoras excesivas para obtener el DNI acorde a su identidad. “En charlas con compañeras fuimos enterándonos de otras irregularidades. Las compañeras ni siquiera lo denuncian porque muchas veces estamos acostumbradas a este tipo de maltrato. Nos había llegado un informe sobre un compañero que le habían hecho dos veces mal el trámite. Hicieron actualización del DNI, es decir, con cambio de foto, pero conservando los mismos datos”, expresó.

Al enterarse de estas irregularidades, desde L.O.T.O solicitaron una reunión con María Carolina Bidegorry, directora del Registro Civil de la Provincia, pero no lograron concretar aún el encuentro. “Fuimos al registro civil, pedimos informe, nos respondieron al mes. Nos advirtieron que no nos iba a dar la entrevista la directora porque debía pedir permiso a su superior para eso. Después nos dijeron que presentemos una nota, para que nos respondan por escrito. Queremos charlar y contarle que nuestras compañeras siempre son recibidas de mala gana, las tratan mal, les dan horarios y días alejados, a veces llegan y les dicen que no hay nadie para hacer el trámite, y no las tratan bien cuando les dan esa información”.

Los inconvenientes se repiten en el interior de la provincia. Una persona -que pidió mantener su identidad en resguardo- comentó que en el registro civil de su localidad le pidieron 300 pesos para hacer el trámite. Este trámite debe ser gratuito según lo establece la ley y tiene una demora máxima de quince días.

El abogado Gabriel Alabí comentó que están tomando nota de reiteradas situaciones con inconvenientes en el cambio registral. “Lo que están haciendo es bastante disuasorio. Las circunstancias de las que tomamos conocimiento son muy variadas. Creemos necesario que el Registro Civil acelere los mecanismos necesarios para garantizar este derecho. Hay desconocimiento, falta de capacitación y falta de interés por cambiar este escenario.”

La Resolución 1795/2012 incorporó un párrafo al cuadro tarifario vigente en el que se determina que “quedan exentos del pago de tasa las personas que soliciten el trámite de rectificación registral y consecuente expedición de Documento Nacional de Identidad, de conformidad a lo dispuesto por la Ley Nº 26.743”.

La normativa detalla que la denominada Ley de Identidad de Género establece “el derecho de solicitar la rectificación registral del sexo, el cambio de nombre/s de pila e imagen”.

Asimismo, destaca que la solicitud se debe efectuar ante el Renaper “a efectos de requerir la rectificación registral de la partida de nacimiento y el nuevo Documento Nacional de Identidad”, conservándose el número original.

La resolución, a su vez, remarcó que el artículo 6 de la ley de Identidad de Género “establece que los trámites para la rectificación son gratuitos y personales”.

“Ya sea por falta de interés o de capacitación, es grave que uno de los derechos fundamentales para todo ser humano, como el derecho a la identidad, se vea vulnerado por procedimientos administrativos que deberían estar a disposición de todas las personas”, denunció Rukone.

El trámite no representa un gasto extra para el Estado, ni mucho menos se requieren procedimientos administrativos complejos. “Garantizar el cumplimiento efectivo de este aspecto de la ley 26.743 es una decisión que aún no se ha tomado con la seriedad que requiere. La ignorancia, la maldad y la demora en las esferas estatales suele exponer a intemperie precisamente a aquellos que más necesitan que se garanticen sus derechos”, sostuvo Claudina.

La comunidad trans en Tucumán viene siendo noticia por graves casos de violencia institucional, travesticidios y transfemicidios. Tener el DNI acorde a la identidad, desde el año 2012, es un primer paso para poder acceder a otros derechos y a una vida libre de violencia y discriminación.

Chateá Con La Nota