Estas Leyendo:
Empatía y Pensamientos dispersos en El Pasaje
Nota Completa 7 minutos para leer

La artista Soledad Sánchez Goldar inaugurará el ciclo 2018 de la Sala El Pasaje con una doble propuesta enmarcada en conmemoración de la última dictadura cívico-militar.

El 7 de abril se inaugurará el ciclo de exposiciones 2018 de la Sala El Pasaje con una muestra de Soledad Sánchez Goldar, quien además realizará una performance. Soledad, es una artista cuya historia familiar está relacionada con el período de la última dictadura cívico-militar en Argentina y según ella lo explica, esa historia es el germen de todo su trabajo en el campo del arte. La desaparición de personas, el exilio, las construcciones de memorias y el recuerdo son algunos de los temas que abordan su producción artística, de gestión cultural y curaduría.

“Desde El Pasaje encontramos mucha afinidad entre el trabajo de Soledad y nuestro equipo de gestión. Habíamos programado esta experiencia para el año pasado pero no llegamos. Tampoco pudimos lograr que coincida con el el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia porque en Semana Santa se realizará una de nuestras residencias de artistas en Tafí del valle”, explicó Juan Grande, miembro de El Pasaje.

“El trabajo de Soledad tiene mucha correspondencia con las líneas estructurales de las obras que se construyen en nuestro espacio. Una de ellas es que sus textos disponen de algunos elementos que aportan simpleza a la hora de entender los procesos creativos y la obra en sí misma. En este sentido, nuestro objetivo radica en el hecho de que las propuestas resulten inteligibles para la mayor cantidad posible de espectadores, desde la señora del barrio, que no está vinculada formalmente con el arte, hasta un artista de gran recorrido y trayectoria”, agregó.

Las obras

Sánchez Goldar presentará la muestra Pensamientos Dispersos. Sin saber a dónde ir, pero con la certeza de que tengo que salir. Esta exposición reúne una serie de trabajos de diferentes momentos de la vida de la artista que están atravesados por su historia familiar, el cotidiano, la política, la información que llega a través de los medios de comunicación que sostienen la lógica del entretenimiento, la impunidad y la impotencia por no poder cambiar las cosas.

Además, realizará en vivo una performance titulada Empatía en la que invitará a todas las mujeres (cis y trans) “a maternar” y proteger a los niños y niñas y jóvenes del poder represivo del Estado actual.

 

Performance. Soledad Sánchez Goldar

 

Recordis

Soledad Sánchez Goldar nació en C.A.B.A. en el 77. Actualmente reside y trabaja en Río Ceballos, provincia de Córdoba y realiza performances, arte objetual y fotografía desde el año 1998 a la fecha. Entre su recorrido de producción en el ámbito de las artes, la presentación de la performance Recordis para Eduardo, dedicada a su tío desaparecido durante la última dictadura militar, fue la quinta entrega del ciclo de muestras Presente Continuo en Museo de la Memoria en la ciudad de Rosario el año pasado. La curaduría fue realizada por Hernán Camoletto y los textos de Julio César Quinteros.

A pesar de aquella entrega, Recordis para Eduardo se remonta al año 2011. El desarrollo de este trabajo lo realizó con su hermano Juan Cruz: armaron en una bicicleta un sistema para reproducir música, utilizando un dínamo para generar energía y un reproductor de mp3, a través de una caja con capacitores conectados al dínamo. “Utilizamos un artefacto emisor de radiofrecuencia conectada al enchufe del encendedor, y a este artefacto el mp3 con música, captado por un equipo de música con radio. Todo este sistema funciona sólo si alguien pedalea”, explicó la artista en un dossier de la obra, agregando que “realizar un proyecto personal como éste me recuerda que mi relación con el arte es puramente emocional, que el vínculo con esta disciplina surge de una necesidad personal y no por el interés de estar emparentada al sistema del arte o a situaciones que se generan dentro de este sistema. Durante el proceso de esta obra viví situaciones personales de un valor sentimental muy grande y esta situación es la que mantiene viva en mí las ganas de seguir trabajando como artista”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vivir la experiencia

Vivir el espacio 

Vivir los procesos

Vivir un tiempo diferente, un rato, comprender un poco la temporalidad de otras personas, o su percepción del tiempo y vivenciar la relatividad del tiempo. No partir de las certezas, si no de las preguntas, de la cataratas de preguntas que no digo.

Decantar

Fragmento de Visible

 pequeñas acciones en La Perla

Soledad Sánchez Goldar

El pasaje

Se trata de un proyecto cultural que nació en el año 2011 y actualmente está conformado por Juan Grande, Ludmila Ríos Guillén, Miguel Ángel Vallejo y Mariana Ponce. El Pasaje una está ubicado en una casa del barrio de Villa Urquiza en San Miguel de Tucumán, un barrio de familias obreras que configuran su vivir cotidiano en vecindad con otros barrios marginados de la ciudad. Con el correr de los años se consolidó como una plataforma para materializar diversas ideas y propuestas, concretando numerosas experiencias artísticas y acciones culturales: exposiciones, talleres, seminarios, clínicas y residencias.

“Creemos que la emoción ante el hecho artístico y cultural, puede producir prácticas alterativas de nuestra realidad y con esa idea apostamos a “un encuentro” como dispositivo transformador de las experiencias cotidianas. En un intento de alejarnos de la intervención cultural “colonizadora”, planteamos -el encuentro-y-el intercambio, como objetivos necesarios de nuestra estrategia para reflexionar colectivamente sobre los modos de acceso y producción de la cultura local”, agregó Juan Grande en representación del equipo.

La sala

Este espacio está coordinado por Mariana Ponce y Miguel Ángel Vallejo y empezó a funcionar con más identidad desde el año pasado. Se trata de un espacio colaborativo de intercambio, difusión y exposición de artes. “Nos interesa experimentar e intervenir en los procesos creativos de los y las artistas que participan de esta propuesta, induciendo procesos de cooperación y co-participación capaces de activar imaginarios y flujos de empatía grupal. Desde aquí cuestionamos modelos estetizantes de ser y de estar en lo contemporáneo a través de inscripciones políticas individuales y grupales. El vínculo arte-política es una propuesta curatorial de base”, dijo Juan Grande.

Al respecto, Vallejo explicó que “la conexión con lo social siempre hizo eco en nuestro proyecto. Se trata de un concepto al que volvemos y que finalmente atraviesa por completo nuestra propuesta. Soledad refleja un elevado nivel de empatía con su obra, la cual le otorga fuerza e incluso desde una perspectiva política. La conexión con un otro y los recursos que permiten tal conexión funcionan como ejes transversales a la hora de elegir trabajos. El arte es el otro; es la vinculación, la necesidad de conectarse y relacionarse.”

La muestra de Pensamientos Dispersos. Sin saber a dónde ir, pero con la certeza de que tengo que salir empezará a las 20 hs y la performance Empatía está programada para las 21 hs. El Pasaje queda en Pasaje 1° de Noviembre 1312 (Alt. Chile al 1300). San Miguel de Tucumán, Tucumán.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.