Estas Leyendo:
Día Mundial del y la Donante de Sangre
Nota Completa 5 minutos para leer

La Organización Mundial de la Salud (OMS) eligió el 14 de junio como el día dedicado a reconocer a las millones de personas que, al donar sangre, salvan vidas y mejoran la salud del prójimo. En este marco, en plaza Independencia se llevó a cabo un evento que conmemoró y persiguió concientizar sobre el tema.

Bajo el lema Date a los demás. Dona sangre. Comparte vida, la iniciativa que lleva a cabo el Ministerio de Salud Pública, junto con el Banco Central de Sangre de Tucumán y la Fundación FEDEH (Fundación para el Estudio y lucha De Enfermedades Hematooncológicas), tiene como objetivo generar concientización en tucumanas y tucumanos acerca de la temática y cambiar así el paradigma del donante voluntario.

Durante la jornada se realizó una colecta de sangre, inscripción de registro de médula ósea y donación de plaquetas llevada a cabo por Aféresis. Además, participaron alumnos y alumnas de sexto grado de la escuela municipal Monseñor Gregorio de Jesús Díaz (Banda del Río Salí), quienes llegaron a la instancia próxima de feria de ciencia 2017 con la donación de sangre y de médula ósea; la comunidad adventista Jóvenes Adventistas; y el PAMI con el programa No Me Olvides, colaborando en la promoción de la causa.

La fecha conmemora el nacimiento de Karl Landsteiner (Viena, Austria, 14 de junio de 1868 – Nueva York, 26 de junio de 1943), patólogo y biólogo austríaco, que descubrió los Grupos sanguíneos A,B y 0. El gran logro de Landsteiner es el descubrimiento y tipificación de los grupos sanguíneos. Se le concedió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el año 1930.

¿Por qué es importante donar sangre?

De acuerdo a la información brindada por la Organización Mundial de la Salud, las donaciones de sangre contribuyen a salvar vidas y a mejorar la salud. He aquí algunos ejemplos de personas que precisan transfusiones:

⇒Personas gestantes con complicaciones obstétricas (embarazos ectópicos, hemorragias antes, durante o después del parto, etc.);
⇒Niñas y niños con anemia grave, a menudo causada por el paludismo o la malnutrición;
⇒Personas con traumatismos graves provocados por las catástrofes naturales y las causadas por el ser humano;  pacientes que se someten a intervenciones quirúrgicas y médicas complejas, y enfermos y enfermas de cáncer.
También se precisa sangre para realizar transfusiones periódicas en personas afectadas por enfermedades como la talasemia o la drepanocitosis; asimismo, se utiliza para la elaboración de diversos productos, por ejemplo factores de coagulación para hemofílicos y hemofílicas.

Por otro lado, existe una necesidad constante de donaciones regulares, debido a que la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado y luego deja de ser utilizable. Las donaciones regulares de sangre por un número suficiente de personas sanas son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise.

Datos y cifras de la OMS

Cerca de la mitad de los 112,5 millones de unidades de sangre que se extraen en el mundo se donan en los países de altos ingresos, donde vive el 19% de la población del planeta.
En los países de ingresos bajos, el 65% de las transfusiones de sangre se realizan a niñas y niños menores de 5 años, mientras que en los países de ingresos altos los y las pacientes más transfundidos son los mayores de 65 años, con un 76% del total.

La tasa de donación de sangre por cada 1000 personas es de 32,1 en los países de ingresos altos, 14,9 en los de ingresos medios altos, 7,8 en los de ingresos medios bajos y 4,6 en los de ingresos bajos.
Entre 2008 y 2013 se registró un aumento de 10,7 millones en las unidades de sangre donadas por donantes voluntarios no remunerados. En 74 países, este grupo de donantes suministró más del 90% de las unidades de sangre; sin embargo, en 71 países más del 50% del suministro de sangre lo aportaron familiares o allegados o donantes remunerados.

Solo 51 de los 180 países que han presentado datos obtienen productos medicinales derivados del plasma mediante el fraccionamiento de plasma recogido en el propio país. Noventa y seis países importan todos sus productos medicinales derivados del plasma, en 17 países ninguno de estos productos fue utilizado durante el periodo objeto de este informe y 16 países no respondieron a esta pregunta.
Organización y políticas nacionales relativas a la transfusión de sangre
Las transfusiones de sangre salvan vidas y mejoran la salud, pero muchos pacientes que necesitan transfusiones no tienen acceso a sangre segura cuando la necesitan. Las infraestructuras y políticas sanitarias nacionales deben incluir el suministro de sangre inocua y adecuada.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.