Día del Fanzine: desbunde y felicidad en las publicaciones tucumanas

Fanzines

El Sindicato del Fanzine invita este 8 de mayo a un evento en la Sociedad Francesa (San Juan 751) que convocará a hacedorxs locales y sus producciones. Recorremos brevemente la historia de las publicaciones artesanales en la provincia.

Los fanzines no se hacen esperar. Estas “pequeñas revistas”, como a veces son llamadas, son nacidas de las entrañas de los movimientos culturales de cada lugar. La urgencia de lo que tienen para decir se percibe en su estética por lo general explosiva, en la espontaneidad de las notas, en las propuestas de nuevos términos y formas de pensar que no se detienen en la demanda de la corrección.

Antes de la era del internet y las redes sociales, o incluso la radio o la tele, los medios impresos dominaban las comunicaciones. Los primeros fanzines nacieron en ese mundo, en la década de 1920, de la mano de lxs fanáticxs de los comics de ciencia ficción en EEUU. Durante los ‘60 y ‘70 las comunidades que luego se denominaron punks, lo adoptaron como su forma de comunicación propia y esta se transformó rápidamente en algo esencial para ellas. 

Quienes los hacían no eran periodistas como lxs que escribían para las magazines (las revistas), sino más bien gente impulsada por el amor a sus bandas de rock, y de ahí el “fan” antes del –zine. Para estxs jóvenes, por lo general pobres y marginadxs que vivían en la ciudad, absolutamente restringidxs de los grandes medios de difusión, la premisa era “hacer con lo que hay”: tenemos algo para decir y algo en qué imprimir, eso es suficiente. 

Esto teje sus hilos a nivel local a fines de los años ’80. En el libro publicado recientemente Cultura Subterránea de Bolsillo, Vol. 2: los primeros fanzines punkies de Tucumán, José Saravia, historiador tucumano, nos dice que nuestro camino comienza en 1988 con el primer número de la Revista Basta. A esta revista subterránea -un tipo de publicación “prima hermana de los fanzines”- le seguirían los fanzines Masacre y Revolución, y en los ‘90 muchos más, culminando en 1998 con la creación de la Feria de Fanzines.

Si bien en la provincia el fanzine contó con su propia estética, comunidad y dinámica, los movimientos culturales locales venían valiéndose desde mucho tiempo atrás de otras formas de publicación no industriales como los libros plaqueta y folletines (autoediciones o DIY), llamadas también publicaciones ágiles. Estas eran la forma en la que artistas e intelectuales compartían sus ideas y creaciones fugazmente. Su función como registro, además, ha servido para reconstruir parte de la historia cultural de Tucumán.

Esta tradición latinoamericana -demasiado rica como para ser olvidada o considerada “barata” o “amiguista”, como desdeñan algunas personalidades tucumanas de las Letras- es recuperada en el libro Desbunde y Felicidad: de la cartonera a Perlongher (2011) de la historiadora Cecilia Palmeiro, quien recalca que la “literatura de cordel” fue particularmente importante para las comunidades cuirs durante décadas. 

El mismo José Saravia va incluso mucho más atrás en la historia de las publicaciones ágiles en Tucumán. En los folletos 1, 2 y 3 de Anarquistas en Tucumán, repasa el genio de lxs anarquistas tucumanxs de principios del siglo XX, quienes comenzaron a utilizar los folletines para difundir y discutir sus ideas. 

Los fanzines, así como el resto de las publicaciones artesanales, han asegurado los medios de expresión, intercambio y creación de los movimientos culturales, políticos e incluso historiográficos locales durante al menos los últimos cien años. Este arte editorial inabarcable, nacido del amor, la pasión, la efervescencia y la inventiva de las comunidades, es el que celebra su día este 8 de mayo.

WhatsApp Image 2022 04 25 at 4.04.16 PM
WhatsApp Image 2022 05 02 at 1.38.16 PM

Total
44
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Tucumán despide a la artista Isabel Neville

Artículo siguiente
Teatro y música

Un espectáculo de música y teatro en el Virla

Artículos Relacionados
Total
44
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico