La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

Convocaron a una Jornada sobre la Esclerodermia

En el marco del Día mundial de la esclerodermia se realizó una charla-taller en el hospital Nicolás Avellaneda. ¿De qué se trata esta enfermedad? Desde La Nota te acercamos cuáles son los síntomas, causas y tratamiento posible.

La esclerodermia es una enfermedad autoinmune fibrosante del tejido conjuntivo que afecta principalmente a la piel, pero que también pueden implicar estructuras subyacentes, como la grasa, las fascias, los músculos, los huesos, diversos órganos internos (tracto gastrointestinal, pulmón, riñón, corazón y otros), la membrana sinovial y los vasos sanguíneos.

“Es importante esta charla porque la esclerodermia es una de esas enfermedades pocos conocidas. Si bien los y las pacientes realizan las consultas, lo hacen en una época tardía, y lo ideal que el diagnóstico se realice lo más tempranamente posible. Como cualquier enfermedad crónica, las consecuencias son peores”, detalló la referente del Programa de Enfermedades Autoinmunes del PRIS, doctora Verónica Bellomio. “El diagnóstico temprano permite el conocimiento de cuáles son los tratamiento más adecuados para cada paciente”, agregó.

De acuerdo a la información habilitada por el Instituto de Inmuno oncología Dr. Ernesto J. V. Crescenti se trata de una afección que ocurre cuando el sistema inmunitario ataca por error y destruye el tejido corporal sano.

Causas

La esclerodermia es un tipo de trastorno autoinmunitario. En esta afección, el sistema inmunitario ataca por error y destruye el tejido saludable del cuerpo.

Se desconoce la causa de la esclerodermia. Las personas con esta enfermedad presentan una acumulación de una sustancia llamada colágeno en la piel y otros órganos. Esta acumulación lleva a que se presenten síntomas de la enfermedad.

La enfermedad generalmente afecta a personas de 30 a 50 años de edad y aparece en las mujeres más a menudo que en los hombres. Algunas personas con esclerodemia tienen antecedentes de estar alrededor del polvo de sílice y policloruro de vinilo, pero la mayoría no.

La esclerodemia generalizada puede presentarse junto con otras enfermedades autoinmunitarias, incluso lupus eritematoso sistémico y polimiositis. En tales casos, el trastorno se denomina enfermedad mixta del tejido conjuntivo.

Síntomas

Algunos tipos de esclerodermia afectan solo la piel, mientras que otros afectan todo el cuerpo.

La esclerodermia localizada. Por lo regular afecta solo la piel en las manos y la cara. Se desarrolla lentamente y en muy pocas ocasiones se propaga en el cuerpo o causa problemas serios.
La esclerodermia o esclerosis sistémica. Puede afectar zonas grandes de la piel y órganos como el corazón, los pulmones o los riñones. Hay dos tipos principales: enfermedad limitada (síndrome CREST) y enfermedad difusa.

Los síntomas cutáneos de la esclerodermia pueden incluir:

Dedos de las manos y de los pies que se tornan azulados o blancos en respuesta a las temperaturas frías (fenómeno de Raynaud)
Pérdida del cabello
Piel más clara o más oscura de lo normal
Rigidez y tensión de la piel de los dedos de las manos, las manos, los antebrazos, y la cara
Tumoraciones blancas y pequeñas por debajo de la piel, algunas veces exudando una sustancia blanca que luce como pasta dental
Llagas (ulceraciones) en las puntas de los dedos de las manos o de los pies
Piel facial tensa y con aspecto de máscara
Los síntomas musculares y óseos pueden incluir:

Dolor articular
Entumecimiento y dolor en los pies
Dolor, rigidez e inflamación de los dedos y articulaciones
Dolor de muñeca
Los problemas respiratorios pueden ser el resultado de la cicatrización de los pulmones y pueden incluir:

Tos seca
Dificultad respiratoria
Sibilancias
Los problemas del tubo digestivo pueden incluir:

Distensión después de las comidas
Estreñimiento
Diarrea
Dificultad para tragar
Reflujo esofágico o acidez gástrica
Problemas para controlar las heces

Tratamiento
No existen drogas que curen la esclerosis múltiple pero ahora con tratamientos inmunomoduladores, como el del Dr. Ernesto Crescenti, se puede modificar el curso de la enfermedad.

 

Chateá Con La Nota