Estas Leyendo:
Convocan a una nueva apostasía colectiva en Tucumán
Nota Completa 3 minutos para leer

Desde diferentes organizaciones convocaron a una nueva jornada para desafiliarse colectivamente de la iglesia católica.

Luego del debate por la legalización del aborto, donde quedó clara la injerencia de los sectores religiosos en el resultado final donde se terminó rechazando la ley y manteniendo la clandestinidad de la práctica que pone en riesgo la vida de miles de mujeres en Argentina, la necesidad de muchas personas que fueron bautizadas, pero que no estaban de acuerdo con las decisiones de la institución, se organizaron para apostatar colectivamente.

La apostasía es el trámite que se requiere para dejar de pertenecer a la institución de la iglesia católica. Desde hace ya varios años que esta iniciativa circula por las redes sociales, pero en este último tiempo cobró fuerza ante la convicción de que la separación de la iglesia y el estado es clave para tener un piso de igualdad para toda la ciudadanía independientemente de las creencias que puedan tener las diferentes personas.

El proceso para realizar la apostasía es simple: se requiere únicamente enviar una carta a la diócesis a la que pertenece la parroquia en la que la persona fue bautizada indicando su voluntad de renunciar a la iglesia católica. Es necesario conocer la fecha de bautismo e iglesia donde se realizó.

En el sitio web de la Coalición Argentina por un Estado Laico es posible descargar un modelo de esta carta. Es necesario recibir una respuesta de la parroquia confirmando el pedido, y el trámite finaliza al recibir la partida de bautismo con la notación de renuncia al margen.

Apostasía federal

Esta iniciativa recorre todas las provincias del país. Catamarca tendrá la propia el 28 de agosto, en córdoba el próximo domingo se reunirán para compartir información, en Santa Fe se realizaron dos jornadas esta semana, y así en diferentes ciudades del país.

En Tucumán se realizó la primera el 4 de agosto, donde participaron más de 400 personas. La próxima será el viernes 24 de agosto en la sede del Arzobispado (Sarmiento 895), desde las 10hs.

La mayoría de los grupos se organizó de manera autoconvocada por las redes sociales y coinciden en recordar que la iglesia católica se opuso:

  • Al voto femenino en 1947
  • A la ley de divorcio vincular en 1987
  • A la ley de educación sexual integral en 2006
  • A la ley de matrimonio igualitario en 2010
  • A la ley de fertilización asistida en 2013
  • A la ley de aborto legal, seguro y gratuito en 2018

En Tucumán, además, la injerencia de la iglesia católica en las políticas de salud sexual arrastra como consecuencia la no adhesión a las leyes nacionales de Salud Sexual y Procreación Responsable (2003) ni de Educación Sexual Integral (2008). En junio del 2017, el entonces presidente de la Comisión de Salud de la legislatura tucumana, René Ramírez, dijo en los medios que, para que la provincia pueda adherir a la Ley, primero se debe consensuar con la iglesia.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.