Camino a Tafí Viejo, rescató una lechuza herida y ahora se recupera en Horco Molle

El periodista David Correa encontró un lechuza en el camino a Tafí Viejo. El ave estaba mal herida pero logró que “pasara la noche” y ahora se recupera en la reserva de Horco Molle.

Alrededor de las 22hs del jueves el periodista David Correa manejaba a Tafí Viejo y observó “algo que se movía en medio del pavimento”. “Era una lechuza que apenas se resistió cuando la toqué” comentó en un post de instagram.

“Alzé al ave, con toda la delicadeza que pude. La tomé entre mis brazos como a un niño, arrancamos y a los minutos se relajó, creí que había muerto” apuntó.

Ver esta publicación en Instagram

Les voy a contar una breve historia. Alrededor de las 22 manejaba mi auto y entrando a Tafí Viejo, en donde la ruta se convierte en avenida, observé algo en medio del pavimento. Bajé la velocidad y me detuve justo frente a “eso” que apenas se movía. Le pedí a mi compañera Claudia Ayusa que pase al volante, mientras bajaba a ver. Era una lechuza que apenas se resistió cuando la toqué. Me sorprendió. Claudia me alcanzó una protector de sol para autos y alzé al ave, con toda la delicadeza que pude. Mientras tanto ya se había formado una cola de vehículos que encabezaba un camión. Quizás porque vieron la razón fueron pacientes. La tomé entre mis brazos como a un niño, arrancamos y a los minutos se relajó completamente. Dudé, creí que había muerto y nos entristeció. Recordé que tenía el teléfono del Director de la Reserva de Horco Molle de la UNT Juan Pablo Juliá y lo llamé. Amable, me atendió, me dio unos consejos y pidió que llevara al ave este viernes, si pasaba la noche. Con pocas esperanzas, aunque aún sentía que respiraba, la puse en una caja que Claudia preparó y cuando me arrodillaba, milagrosamente abrió sus ojos y alas. Voló hasta ubicarse debajo de una mesa y se posó sobre una manguera. La dejé ahí para no sumarle estrés. Espero que pase la noche. Qué belleza. Es la primera vez que tengo una lechuza entre mis brazos y sé que aún cuando hay un buen número, están en peligro de extinción. Ojalá sobreviva. Desde siempre fue un ave venerada por los pueblos originarios, cómo no respetarla aún más. #lechuza #búho #naturaleza #nature #Tucumán

Una publicación compartida por David Correa (@soydavidcorrea) el

Correa sin dudarlo se comunicó con el Director de la Reserva de Horco Molle de la UNT, Juan Pablo Juliá, quien le dio unos consejos y pidió que llevara al ave al día siguiente, “si pasaba la noche”.

“Con pocas esperanzas, aunque aún sentía que respiraba, la puse en una caja que Claudia preparó y cuando me arrodillaba, milagrosamente abrió sus ojos, las alas y voló cerca hasta ubicarse debajo de una mesa ” detalló.

La lechuza amaneció con pilas, con ganas de irse pero “parecía estar débil”. El periodista la llevó a la Reserva de Horco Molle de la UNT en donde lo esperaba el biólogo Diego Ortiz.

Ortiz le explicó que “el ave es un ejemplar joven y hembra de Lechuza de Campanario, débil por haber tenido alguna dificultad para alimentarse”.

La lechuza será atendida por un veterinario, alimentada y liberada en dos o tres días, si todo sale bien.

“La función de estas lechuzas es importante en la naturaleza y aún en la urbanidad, entorno para el que se han adaptado” finalizó Correa.

Para comunicarse a la Reserva de Horco Molle, hacerlo a 03814250936.

Total
4
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Inspirada en Alfonsina Storni, Cazzu lanzó el álbum "Niña Inutil"

Artículo siguiente

“Con nombre de flor”: el documental que narra la vida de Malva, una travesti de más de 90 años

Artículos Relacionados
Total
4
Share