Anticoncepción masculina, un punto más del machismo tucumano para transformar » La Nota

Anticoncepción masculina, un punto más del machismo tucumano para transformar

Publicado el viernes 12 de enero de 2018

¿Cómo participan los varones en la planificación familiar en Tucumán? La industria farmacéutica anunció la semana pasada el lanzamiento de un método anticonceptivo hormonal masculino. Mitos y verdades. Preguntas, respuestas y reflexiones surgieron de una conversación de La Nota con los médicos Alejo Rasguido y Javier Semrik.

La noticia de la aparición de un gel anticonceptivo hormonal masculino hizo eco en distintos medios de comunicación. Al igual que los anticonceptivos orales femeninos, se trata de un método reversible y debe ser colocado en brazos y hombros todos los días. Éste contiene dos hormonas sintéticas: testosterona y una forma de progestina que -al combinarse- actúan “apagando” las hormonas que controlan la producción de esperma. Pero este combo puede causar efectos secundarios que recuerdan bastante a los mismos que producen los anticonceptivos orales femeninos.

Para interiorizarnos un poco más sobre este gel y la anticoncepción masculina en general, La Nota consultó a los médicos urólogos Dr. Alejo Rasguido, especialista en andrología y al Dr. Javier Semrik.

La industria farmacéutica; una de las 10 industrias más rentables del mundo

“A este método anticonceptivo ya lo conocía, la industria farmacéutica es compleja y busca reinventarse permanentemente renovando drogas. Entonces, en este caso se trata de un método -como tantos otros- refundado: no es ninguna novedad realmente. Sí se implementó una variación de fórmula, agregando a la testosterona un progestágeno, para potenciar al primero e intentar reducir sus efectos secundarios. Pero insisto, a pesar de la innovación de la fórmula, ya hubo intentos de parte del mercado farmacéutico de introducir a la venta este método anticonceptivo masculino, pero nunca tuvieron éxito masivo”, expresó inicialmente Rasguido.

La planificación familiar, una histórica tarea de las mujeres

Anillo vaginal, dispositivo intrauterino -DIU-, implante subcutáneo de progestina, inyección y parche hormonal, píldoras anticonceptivas combinadas (que se usan oficialmente desde el año 1960), capuchón cervical, preservativo femenino, diafragma, esponja espermicida y ligadura de trompas… la lista de métodos anticonceptivos para las mujeres es larga e invasiva. De acuerdo a lo expresado por el Dr. Rasguido, el gel hormonal masculino es una re-edición de un método que anteriormente fracasó y no por falta de eficacia concretamente. La resistencia de los varones al uso de otro método, que no sea el preservativo, es bastante común en el mundo, pero en regiones como la nuestra es incluso más profunda. Lo cierto, es que los métodos anticonceptivos producidos por la industria farmacéutica y la medicina, no mostraron ningún prurito a la hora de intervenir los cuerpos de las mujeres.

La vasectomía; la mejor opción de la que pocos hablan

La vasectomía consiste en una pequeña incisión en la parte anterior del escroto con el objetivo de cortar los conductos seminales (o deferentes), para que las eyaculaciones se produzcan sin espermatozoides y así evitar embarazos no deseados. “Algo que siempre les cuento a mis pacientes, es que en el año 2014 estuve trabajando en un centro de referencia en Barcelona (si bien la gente no busca necesariamente uno para realizarse una vasectomía, porque cualquier urólogo entrenado puede hacerlo perfectamente), allí hacíamos entre 5 y 10 vasectomías por semana. En Tucumán -en el centro médico en el que trabajo- hacemos alrededor de 5 vasectomías al año”, dijo Rasguido, agregando que “el rechazo de los tucumanos por este procedimiento se debe fundamentalmente a una estructura cultural, en la que la asocian a la pérdida de la virilidad. Cuando recomiendo la vasectomía como método de planificación familiar, la mayoría de mis pacientes expresan comentarios como “ni loco me haré eso, que mi compañera se ligue las trompas”. Sin embargo, esta intervención se trata de un método bastante sencillo, con un postoperatorio muy tolerable, poco invasivo, de escaso dolor y proceso inflamatorio y que además cuenta con el plus de que es reversible, a diferencia de la ligadura de trompas de las mujeres, la cual no tiene vuelta atrás (a pesar de que algunos especialistas sostienen que sí, pero las probabilidades son muy bajas) y requiere de un procedimiento más complejo, invasivo y doloroso”, argumentó Rasguido.

 

Reversible

“Estoy realizando en el norte del país mirocirugías para reconectar (vaso vaso anastomosis) los conductos cortados en la vasectomía, para que los varones -que ya se hicieron una- puedan o vuelvan a ser padres. Recuerdo que cuando iba al colegio -en clases de educación sexual- me enseñaron como métodos anticonceptivos irreversibles, la ligadura de trompas de Falopio y la vasectomía. Actualmente con la microcirugía se pueden reconectar los conductos. Por esta razón recomiendo a todos los pacientes que confíen y procedan a realizarla tranquilos. Creo que la vasectomía es el mejor método anticonceptivo; es el más inocuo, evita en las mujeres el tratamiento hormonal y la ligadura de trompas que es dolorosa e irreversible y cuenta con una posible reconexión. El fracaso en la reconexión puede deberse a que el paciente haya sufrido algún deterioro en sus testículos”, agregó Rasguido, quien promueve la práctica de la vasectomía como el mejor método anticonceptivo de todos.

Desbalance hormonal

Respecto al “nuevo” gel hormonal, Rasguido agregó que “Su aplicación tiene varios riesgos y requiere mucha disciplina, cuidados y dedicación de parte del usuario: debe ser aplicado a la mañana, con la piel muy limpia, luego de un abundante baño de agua caliente y jabón. Una vez aplicado el gel se necesita esperar unos 30 minutos (algunos especialistas recomiendan una hora) y mientras tanto no se puede abrazar, ni mantener contacto físico con ninguna persona (mucho menos una mujer y niños), ni utilizar ropa de cama para evitar la interferencia de la testosterona.

Recomiendo el tratamiento hormonal con testosterona sólo a pacientes con bajo nivel en sangre del mismo para que lo normalicen, de lo contrario, el desbalance hormonal en una persona con un nivel normal de testosterona, puede elevar el riesgo de contraer cáncer de próstata, problemas cardiovasculares y aparición de diabetes a largo plazo”, opinó, respecto al gel, Alejo Rasguido. 

Los ginecólogos y ginecólogas -generalmente- recomiendan los anticonceptivos hormonales para las mujeres. Una usuaria de este método compartió su experiencia: “soy mujer y he tomado anticonceptivos orales durante más de 10 años de manera continua y sostenida, no he perdido mi fertilidad pero, sin embargo, no volvería a tomar anticonceptivos nunca más; mis niveles de estrógeno son los esperados para ser considerados “normales” y los riesgos de contraer enfermedades por efectos adversos también son una realidad que no todos los ginecólogos y ginecólogas mencionan a la hora de comenzar el tratamiento y sostenerlo a largo plazo”. 

Machismo tucumano

El Dr. Rasguido hizo su residencia en el Centro Urológico Dr. Ricardo Rasguido, estuvo en Barcelona y luego en Venezuela donde hizo microcirugías de reconexión de vasectomía y cirugía percutanea de riñón. Cuando mencionó su estadía profesional en Venezuela -y aunque dicen que las comparaciones son odiosas- le pregunté qué lugar consideró más permeable a la vasectomía. “Sin ninguna duda en Venezuela se realizan más experiencias que en Tucumán -sobre todo reconexiones-, porque culturalmente hay grandes diferencias. Por ejemplo, plantearle a un paciente en Tucumán que necesita un tacto rectal (para realizar un examen de próstata), es seriamente difícil. Muchos urólogos llegan incluso a puntos extremos de necesidad para hacerla porque en la mayoría de los casos, el paciente decide cambiar de médico por no llevarla a cabo. En Venezuela, en cambio -en la práctica de un programa de detección precoz de cáncer de próstata con 150 pacientes-, no terminaba de presentarme con cada uno de ellos y los mismos ya estaban listos para que le realice el tacto. En Tucumán, de 150 pacientes, 145 se van a su casa sin realizarse el estudio”, dijo Rasguido, respecto a este estudio que se efectiviza para detectar cáncer de próstata. Con esta experiencia se puede entrever que los prejuicios machistas de la mayor parte de los varones en Tucumán opera con más poder que la necesidad de descartar o confirmar las sospechas de una enfermedad que es mortal. 

Planificación familiar y vasectomía en Tucumán

La ley que nuclea el Programa de Salud Sexual y Reproductiva en Urología es la Ley Nacional de Anticoncepción Quirúrgica Nº 26.130, sancionada en el año 2006. Este programa está regulado por el PRIS (Programa Integrado de Salud del SIPROSA) en Tucumán y se implementa -hasta el momento- en el Hospital Centro de Salud, cuyo referente es el Dr. Javier Semrik, médico urólogo del staff del servicio de urología de la misma institución. “El número de ligadura de trompas comparado con la vasectomía es 1000 veces mayor. Desde el Programa de Salud Sexual (…) estamos tratando de darle más protagonismo a la vasectomía, para también restarle lugar a la ligadura de trompas. Esta iniciativa responde a varias razones: el primer procedimiento es mucho más económico, menos invasivo para el paciente y es ambulatorio (es decir que se puede realizar con anestesia local). La ligadura de trompas, en cambio, es una cirugía más comprometida, dolorosa y se realiza con anestesia general. Se trata de una intervención que implica más riesgos para la mujer y más gastos para el Estado”, afirmó Semrik en total coincidencia con su colega, el Dr. Alejo Rasguido.

¿A dónde deben dirigirse los varones para realizarse una vasectomía?

Algunas obras sociales contemplan la vasectomía, aunque no estaría siendo el caso del Subsidio de Salud, la obra social que tienen la mayoría de los y las tucumanas. Lo que aún no reconoce ninguna obra social en la provincia es la reconexión. En el ámbito público, en cambio, “…en el Centro de Salud comenzamos a implementarlo desde hace varios meses y tuvimos un promedio de una intervención al mes, siendo esta cifra el mayor porcentaje de vasectomías de la región”, agregó el Dr. Semrik.

“Antes era engorroso acceder a este procedimiento pero a partir de la ley mencionada anteriormente, el único requisito es ser mayor de edad y solicitar una consulta conmigo en el Hospital Centro de Salud. Se trata de un trámite gratuito y de libre acceso. Contamos con folletería, cartelería y toda la información necesaria para quienes deseen informarse. La reconexión también está contemplada y se realiza íntegramente en el mismo establecimiento”, concluyó el Dr. Semrik para La Nota.

Más cerca

Cambiar el paradigma de la anticoncepción -por estos lados del mundo- implica una razón más para desinstalar el patriarcado. Los varones de nuestra región prácticamente no conocen la manipulación médica de sus cuerpos en este sentido. Si el Estado mismo y los organismos de la salud pública estarían promoviendo gratuitamente la vasectomía como la mejor opción anticonceptiva, entonces, se acerca la hora de tomar cartas en el asunto para liberar de tanta intervención -pero sobre todo control- a los cuerpos de las mujeres que bastante hemos soportado ya.

 

 

 

 

 

Comentar

Comentarios