Conectate con nosotros

“A las deficiencias del sistema de salud las afrontamos con nuestros cuerpos”

Trabajadores y trabajadoras de la Salud tucumana se manifiestan ante a la escasez de insumos de protección, la negación de licencias y la precarización laboral mientras se preparan para hacer frente a la pandemia de coronavirus. Además rechazan el llamado de “voluntarios” para tareas en los servicios de salud.

Yanina Luna es delegada de los autoconvocados del Centro de Salud y relata las acciones que están tomando las trabajadoras y trabajadores de ese hospital. El jueves semana pasada realizaron una asamblea para debatir sobre las necesidades que se les presentan ante la pandemia que tiene en vilo al mundo: falta de elementos de seguridad personal para todo el personal y el incumplimiento de otorgar licencias a las personas de grupos de riesgo o a jefas/es de hogar con niños a cargo son algunos de los pedidos. A esto se le suman las situaciones preexistentes a la emergencia como la precarización laboral y el no pago de la cláusula gatillo por parte del Gobierno de la Provincia.

Durante los turnos de seis horas, el personal de la tareas administrativas reciben un barbijo común (tricapa) por persona, cuando estos como mucho duran tres horas de eficacia. Los enfermeros y enfermeras en la asamblea denunciaron que los turnos de doce horas reciben sólo dos barbijos. “Diariamente debemos hacer los pedidos de estos elementos a lo que nos responden: no hay más” cuenta Luna a este medio.

De acuerdo a las representantes elegidas en las asambleas, la Dirección del Hospital Centro de Salud reconoció en los encuentros que mantuvieron que los insumos son escasos y argumentan que no depende de ellos. Sin embargo en “la comunicación oficial a través de los medios de comunicación se apoya en la precarización de compañeras que están en carácter de reemplazantes para desmentir la insuficiencia de materiales”.

El personal de limpieza, que son vitales en las tareas de desinfección y que están en contacto con residuos patológicos, también manifestó la falta de insumos, pero en este caso la respuesta fue aún más tajante: “no hay EPP para ustedes” y recibieron amedrentamientos en torno a su continuidad laboral.

Aunque el “apriete” no cesa, los autoconvocados resolvieron llevar adelante todas las acciones legales para proteger la vida. “Nos dijeron que nos iniciarán demandas por faltar a la verdad. Pero hicimos las presentaciones correspondientes para que las trabajadoras o trabajadores que pertenezcan a la población en riesgo y quienes están a cargo de hijos e hijas puedan tomar las licencias que corresponden de acuerdo a las indicaciones del Gobierno Nacional” comenta Luna. Además reclamaron las licencias para el personal de segunda línea que no es indispensable en la situación de emergencia.

“Una quiere responder ante la pandemia, pero quiere hacerlo por su deber ante la población. A las deficiencias del sistema de salud las afrontamos con nuestros cuerpos. Vemos lo que pasó en el primer mundo, con todos sus recursos a disposición y nos preocupamos por las condiciones en las que nos encontramos. Esta emergencia ha puesto en evidencia las crisis en la política pública en la Salud” asevera la delegada de los trabajadores del Centro de Salud.

Sobre la campaña del “voluntariado”

El Ministerio de Salud de la Provincia, a cargo de Rossana Chahla, lanzó una campaña pública para convocar profesionales, estudiantes, o cualquier persona interesada para ser “voluntarios” frente a la emergencia sanitaria. Los autoconvocados del Hospital Centro de Salud la rechazaron esta medida a través de un comunicado. “El Gobierno solicitando voluntarios para realizar tareas en el área de salud, intentando reclutar gente sin saber dónde los ubicaran y en qué condiciones van a trabajar. Este hecho no sólo expone a los ´voluntarios´ frente a la pandemia, sino que también terminará siendo un ´depósito de contagio´ de transmisión comunitaria. El gobernador Manzur y la ministra Chahla actúan de manera demagógica e irresponsable, confirmando lo que veníamos denunciando: que no cumplen con lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS)” afirma en el documento publicado en redes sociales.

En tanto, recordaron que el primer llamado que realizó el gobierno Juan Manzur a médicos, enfermeros y kinesiólogos fue un fracaso, ya que cualquier persona que trabaja en el sector de la salud conoce las malas condiciones en las que están los hospitales. “Ante la falta de personal asistencial en los hospitales reclutan gente sin pago, exponiendo a quienes quieren colaborar y a sus propias familias sin saber si contarán con los elementos de protección necesarios, Básicamente una pena de muerte direccionada por quienes nos gobiernan” exponen.

Por último, los autoconvocados de uno los hospitales centrales de la provincia exigen al Gobierno Provincial informar el destino de los recursos otorgados por la Corte Suprema Justicia para abastecer de insumos a los trabajadores de la salud y se preguntan cómo exigirán a las fábricas, que producen estos insumos, para garantizar estos materiales en los hospitales. “Llamamos a la población tucumana que quiere ser solidaria con los trabajadores de la salud a que apoyen nuestras medidas de lucha, que no sólo son para enfrentar la pandemia sino para cuidar la vida nuestra y la de nuestros pacientes” concluyen.

Las más Leidas

Violencia policial en Famaillá: “Se pasaron de copas y se ensañaron con los presos”

Tucumán

Ya está disponible el formulario para acceder al cupo laboral trans en el Poder Judicial

Tucumán

CULTURA DIGITAL| Dejá de Stalkear

El INADI recibió a Alejo, el joven agredido por un mozo en el microcrentro

Tucumán

Tucumán adhiere a la Ley Micaela y los trabajadores del Estado deberán capacitarse en materia de género

Humor y machismo a la tucumana

Sucribite a La Nota

Copyright © 2020 lanotatucuman.com todos los derechos reservados

Connect
Sucribite a La Nota