10D: “Sin Derechos Humanos no hay salud mental posible”

En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos desde el Centro de Estudios y Acciones en Salud Mental y Derechos Humanos lanzaron la consigna “Sin Derechos Humanos no hay salud Mental posible”.

Este jueves, a las 21hs realizarán un proyectorazo interviniendo el espacio público de la ciudad. Con consignas como “El encierro no cura”, buscan visibilizar e interpelar a la comunidad con respecto a la vulneración de los derechos humanos de aquellas personas institucionalizadas en espacios de encierro psiquiátrico y carcelario.

En la actualidad, la mayoría de las internaciones en hospitales psiquiátricos se prolongan, no por criterios de salud, sino por motivos eminentemente sociales: desamparo social y familiar, pobreza, o simplemente por la inexistencia de dispositivos en la comunidad”, explicaron desde el espacio.

De este modo las internaciones prolongadas producen a los `pacientes crónicos´, con las correspondientes consecuencias en la subjetividad y los lazos sociales”, agregaron.

Según los datos aportados por el primer censo nacional de personas internadas por motivo de salud mental realizado en el año 2019, hay más de 12 mil personas internadas en hospitales psiquiátricos y el promedio de tiempo de internación es de 8 años aproximadamente.

Encierro penal

“Todas y cada una de las personas que han cometido un delito y han sido condenadas por el mismo deben de hacerse responsables del hecho y lograr resarcir ese mal generado. Para eso la Justicia sanciona con la privación de la libertad, para que la cárcel, como institución del Estado, se encargue de trabajar en el proceso resocializador de lxs penadxs”, remarcaron.

A la vez, se preguntan “¿Cuáles son las condiciones en las que las personas privadas de su libertad cumplen esta condena? ¿Cuáles son los resultados?”.

“Desde el CEA queremos visibilizar la sistemática violencia institucional y la violación permanente de derechos humanos que el servicio penitenciario ejerce por sobre lxs detenidxs”, señalaron.

Este año, el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura de la Nación (CNPT), realizó un informe donde se registró hacinamiento, casos de tortura y hasta contagios de tuberculosis y de sarna entre las personas detenidas. El organismo hizo este trabajo después de haber recorrido las instalaciones del penal de Villa Urquiza, la Cárcel de Mujeres y algunas de las dependencias policiales de la capital.

El trabajo de campo, se realizó en la primera semana de diciembre de 2019. La situación de la crisis carcelaria, sin embargo, se agravó considerablemente durante la pandemia.

“El encierro en esas condiciones y con esas características no cura ni repara nada, y la condena sólo opera como un modus operandi que castiga, vulnera, señala y estigmatiza“, argumentaron desde el Centro de Estudios.

“Desde el CEA consideramos que la lucha es colectiva y que otra salud mental es posible, por eso realizamos este proyectorazo en defensa de los derechos humanos”, concluyeron.

El CEA es un centro de estudios y acciones abocado a la promoción de la salud mental a través de la defensa y protección de los Derechos Humanos en Tucumán.

Sus redes de contacto son Instagram y Facebook.

Total
52
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Coronavirus en Tucumán: se suman 102 nuevos casos y 6 fallecimientos

Artículo siguiente

Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo: seguí en vivo la sesión en Diputados

Artículos Relacionados
Total
52
Share
Absolvieron al imputado por el transfemicidio de Cynthia Moreira