La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

Redes de trata y prostitución de menores en Independiente: una investigación que recién comienza

Las autoridades radicaron la denuncia luego de que un chico de 14 años, residente en la pensión del club, contara al psicólogo que fue llevado por un joven de 19 a tener sexo por plata con adultos. Habría otros tres adolescentes víctimas. Un árbitro está prófugo.

Tras una denuncia realizada por la dirigencia del Club Atlético Independiente, la Justicia investiga una posible red de trata de niños y adolescentes con fines de explotación sexual, que funcionaba en Independiente. La causa está siendo investigada por la fiscal a cargo de la UFI 4 de Avellaneda, María Soledad Garibaldi.

Según la denuncia de una de las víctimas de 14 años, que residía en la pensión que la institución tiene en Villa Domínico, otro joven de 19 era el facilitador del encuentro con hombres adultos, quienes abusaban sexualmente de los niños a cambio de dinero.

A través de la investigación, se cree que las víctimas habrían sido cuatro chicos de entre 14 y 17 años, todos ellos de las divisiones inferiores. Aunque no descartan que otros clubes puedan estar involucrados y haya más víctimas. Por tratarse de chicos de entre 14 y 15 años, antes de declarar deben ser entrevistados por un psicólogo y luego hablarán en una cámara Gesell.

Por la causa, además del joven de 19, está sospechado el árbitro de primera división Martín Bustos, quien se encuentra prófugo, a quien la AFA, tras la denuncia, reemplazó por otro asistente de línea en un partido del próximo domingo.

Federico Beligoy, el Secretario General de la Asociación Argentina de Árbitros, defendió a Bustos bajo el argumento de que tenía “un montón de amigos y es un chico correcto”, en diálogo con Toda Pasión.

La investigación está caratulada como abuso sexual y facilitación de la prostitución, que en este caso resultarían delitos agravados porque las víctimas son menores de edad.

De acuerdo con la declaración del chico de 14 años, J.V. le presentó a un hombre de 35 años en el shopping Walmart, de Avellaneda; con él se habría trasladado hasta San Isidro, donde se habría producido el abuso.

Lo ocurrido en el ámbito del deporte, lleva a preguntarse por la situación en la que se encuentran los chicos que residen en los lugares que los clubes disponen para ellos durante su etapa de crecimiento vital y futbolístico. Por lo general, son menores del interior que llegan a la gran ciudad a cumplir sus sueños de ser futbolistas, encontrándose vulnerables y aislados de sus vínculos primarios a una temprana edad.

Las declaraciones de Daniel Llermanos, el abogado de Independiente, también generan otros interrogantes: “lo que este hecho genera es lo que siempre uno se pregunta: si es frecuente que pase. Y hablando justamente con una persona muy vinculada al deporte, me contó que este tipo de cosas tan espantosas y desgraciadas suelen ser más frecuentes de lo que uno se imagina“. Será la justicia la encargada de determinar quienes son responsables de permitir que estos hechos sucedan frecuentemente.

Chateá Con La Nota