¿Qué más se tiene que quemar para que el Congreso apruebe la Ley de Humedales?

La importancia de los humedales

Los humedales son ecosistemas que se definen mayormente por ser el agua su principal bien natural. Además de ser el hábitat del 40% de la biodiversidad mundial, son filtros depuradores y reservorios de agua dulce, es decir, la fuente principal de agua para consumo humano. También amortiguan el impacto de las tormentas y son uno de los mayores sumideros de carbono, es decir, que de sólo existir mitigan las consecuencias del calentamiento global.

Tucumán

En Tucumán, hasta el 2010 se habían contabilizado 34 humedales tanto naturales (27) como artificiales (7). Si bien el tema de humedales en la provincia no es nuevo, no había estudios unificados hasta que ese año se empezó a inventariarlos. Como prácticamente en el resto del país, Tucumán no fue la excepción al tomar a los humedales naturales como tierras marginadas, de poco valor paisajístico y siempre vistos como un impedimento para el avance, tanto de la frontera agropecuaria, como del desarrollo urbano. 

f608x342 102247 131970 0
Incendios en El Cadillal. Tucumán

Un poco de escala

Se estima que en los últimos 300 años se destruyó el 87% de los humedales a nivel mundial: 81,1 millones de km2. Para dar un poco de escala,  toda América (desde Alaska hasta Tierra del fuego) abarca 42 millones de km2. La situación es alarmante y deberíamos haber contado con esta ley hace mucho tiempo, pero seguir postergándola a sabiendas de su vital importancia es legislar para el beneficio económico de ciertos sectores por encima de la vida y salud de la población humana, animal y vegetal que depende de los humedales. 

Lobby

Las principales actividades humanas responsables por la destrucción de estos ecosistemas son: la ampliación de la frontera agrícola, industrial e inmobiliaria, el uso de agrotóxicos, la actividad minera y la mala gestión de residuos.

WhatsApp Image 2021 12 29 at 10.18.06
Incendios en Rosario . Diciembre 2021. Fuente: Tierra Roja

Desde el punto de vista de estos agentes, no existen ecosistemas, sino tan solo materia prima, porque la dinámica de los mismos y la vida de las cosas, les importan sólo en la medida en que afectan a sus proyectos. Por ejemplo, a la minera sólo le importa cuánto oro o litio le permite producir y a qué costo. Reconoce la cantidad de recursos hídricos de la región sólo en función de su disponibilidad para su proyecto. Pero no le importan las comunidades de la zona, ni las especies animales y vegetales que viven en la región, que beben de esa agua, su belleza y su historia.

Qué se busca con la ley

El proyecto de ley de Humedales busca los presupuestos mínimos para la regulación, protección y conservación de los humedales. Entre los puntos claves del proyecto se encuentran: 

  • El uso ambientalmente respetuoso que preserve sus funciones ecológicas. 
  • Presupuesto para promover acciones de conservación.
  • Inventario para el registro de estas zonas.
  • Participación ciudadana activa y efectiva, que asegure la diversidad de género en la toma de decisiones en pos de conservar el patrimonio cultural.

Historia legislativa

Hasta 2018 se habían presentado 8 proyectos y sólo en 2020 se presentaron 15 proyectos (10 en diputados, 5 en senadores). Desde sus inicios los distintos proyectos de ley han sido acompañados por organizaciones civiles y ambientalistas, y hasta la fecha perdió estado parlamentario 3 veces. 

El Poder Ejecutivo dió prórroga de las sesiones ordinarias del Congreso hasta el 31 de diciembre. La última esperanza de este proyecto de ley es que se la incluya en el temario para sesiones extraordinarias, si las mismas fueran convocadas. Caso contrario, perderá estado parlamentario por cuarta vez y tendrá que comenzar su recorrido legislativo una vez más desde cero.

Queda a las claras la necesidad y urgencia de esta ley. Cada día que pasa sin la misma, aumenta la fuerza y la profundidad de la crisis climática. Como parte de las organizaciones civiles ambientalistas continuaremos militando y exigiendo su aprobación y correcta implementación. No es una cuestión de Sí a la ley o No a la ley, es una cuestión de hasta cuándo sin esta ley.

No hay justicia social sin justicia ambiental. No hay justicia ambiental sin justicia social.

Total
20
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

En Tucumán se realizaron más de 3.800 abortos en un año

Artículo siguiente

Femicidio de Paulina Lebbos: el ex fiscal Albaca fue condenado a seis años de cárcel por encubrimiento agravado

Artículos Relacionados
Total
20
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico