La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Cultura

Política poética de lo cotidiano del ser lesbiana

Inflorescencia Editorial​ presentó su tercer libro de producción norteña. Se trata de Mariquita, una compilación de poemas de Macarena Diosque​. Desde La Nota compartimos una entrevista a la autora, reseña de la presentación, fotos y selección de poemas.

La producción editorial en Tucumán sortea los obstáculos de la crisis actual y sigue produciendo títulos locales. Un ejemplo de ello es la Editorial Inflorescencia, quien recientemente presentó su última publicación en Casa Dumit. Se trata de Mariquita de Macarena Diosque.

“Mariquita de Macarena Diosque es un libro para deconstruirnos sin desdibujarnos, crear refugios, habitar el deseo fuera del mercado del deseo, apropiarnos de la poesía y apuntarle al cis-tema”, opinó Gabriela Olivé, editora de esta obra y coordinadora general de la editorial que, con este poemario, suma un tercer título a su catálogo.

El libro reúne poemas de Diosque, quien aborda lo cotidiano del ser lesbiana, disidentes y no binarie, dibujando una red de afectos que vuelve posible habitar este mundo.

me doy cuenta / que querer / fuera / de los términos
del patriarcado / es siempre / querer / hacer trincheras
resistir / coger / besarme / y abrazarme / con mis amigas.

El libro fue prologado por Silvina Giaganti, ilustrado por Jules Mamone (Femimutancia), diseñado y maquetado por Patricio Dezalot (Lúbrica Libros) e impreso en los talleres de Fabricio Jimenez Osorio (Gato Gordo Ediciones).

En el prólogo, Giaganti expresa: “Ahora, con el borrador del libro en mis manos, marco, escribo, señalizo lo que me gusta de su escritura. En Mariquita hay un deseo que ordena el libro: el deseo de nombrarse. Como un jardín botánico que reúne diferentes especies en un mismo espacio, la autora nombra sus cambios de forma y cambia de forma para nombrarse. Como una Walt Whitman lesbo/trans/feminista, Macarena Diosque contiene multitudes”.

La presentación tuvo lugar recientemente en Casa Dumit y contó con la participación de artistas locales: Gri Leo, dragking, como presentarx; Belén César “DJ Beibi”, musicalizando y Elisa Chara en las visuales.

El registro de esa noche quedó plasmado en las fotografías de Carla Barrera, fotógrafa de Inflorescencia Editorial.

Desde La Nota, conversamos con Diosque para conocer su recorrido, que mueve su poesía, y sobre la experiencia de formar parte de una editorial independiente.

¿Cuándo y por qué empezaste a escribir poesía?

A escribir empecé desde muy chica, en formatos más bien narrativos. Con respecto a la poesía específicamente la realidad es que por mucho tiempo a lo que hago le llame “escritos”. A esos “escritos” los subía a blogs y en algún momento otras personas comenzaron a llamarlo “poesía”. En contraposición a eso aparecieron otras personas a señalar que lo que yo hacía jamás podría catalogarse de esa manera y ahí me lo apropié, desde un lugar político y disruptivo con respecto a los esquemas académicos de la literatura.

¿Sobre qué temas te gusta o crees necesario escribir?

Me gusta escribir sobre mi cotidianeidad principalmente, sobre todo porque me fue muy difícil encontrarme en la literatura canónica a lo largo de mi vida de lectora… Como lesbiana, como persona no binaria, como una persona que habita el norte de argentina sin cumplir con los mandatos del “folclore” del lugar. Me gusta poder crear espacios donde nombre lo que no se nombra (casi) nunca en la literatura, para mostrar(me)lo y para modificarlo también.

¿Qué es la poesía para vos?

Es algo que estoy pensando constantemente y todos los días me doy con una teoría (propia) distinta. La respuesta de lo que vengo resolviendo sobre esto está adentro de “Mariquita”.

Hace tiempo vienen surgiendo poetas desde las disidencias, ¿por qué crees que se elige este formato para expresarse?

Pienso que la poesía tiene una característica que está muy en consonancia con la inmediatez y la dinámica de las redes sociales. Unx puede leer un poema mientras scrollea facebook o pasa las historias de instagram sin ningún problema y eso le da la posibilidad de circular y llegar a más personas, lo cual sería muy difícil sino ya que las editoriales hegemónicas por lo general no suelen publicar a personas disidentes.

¿Cómo fue el proceso de producir el libro y publicarlo con tu propia editorial independiente?

Fue una experiencia bastante particular para mí, ya que la propuesta en “Mariquita” es muy distinta en casi todos los sentidos a las de mis dos libros* anteriores, que también publiqué con editoriales independientes en las que en ese momento trabajaba. Fue para mí desafiante correrme del lugar de auto-editarme (que se me volvió como una especie de vicio o maña) o de que me edite una persona con la que vine trabajando mi escritura desde hace muchos años que es Andrea Mansilla, editora salteña. Confiar en el criterio de alguien nuevo, Gabriela Olivé, me corrió de un lugar que ya se había vuelto cómodo para mí y me hizo ver nuevas posibilidades en mis textos, lo cual fue sumamente enriquecedor para mí, no sólo como escritora sino también como editora. Como dije, el libro tiene una propuesta distinta a los anteriores y eso se ve también en el diseño de tapa, que estuvo a cargo de Patricio Dezalot quien trabajo a partir de una ilustración de Jules Mamone (Femimutancia), que está lleno de colores siguiendo la estética de Inflorescencia. Esto también fue nuevo para mí ya que venía de trabajar con estéticas muy distintas. Todo este cambio sumado a que estoy recientemente mudada en esta ciudad fue un combo bastante movilizante, pero muy alegre.

*Macarena publicó Retroactiva (2016), de Killa Ediciones, y Hueco (2018), publicado por Ofensiva Ediciones.


Para adquirir el libro contactarse con la editorial al teléfono 3814962964 o vía gmail: inflorescenciaeditorial@gmail.com / Facebook: @inflorescenciaeditorial / Instagram: @inflorescenciaeditorial

SELECCIÓN DE POEMAS

1.vuela
una mariquita
y se posa
entre nosotras dos
pero sólo yo la noto
no puedo pensar
mejor ejemplo
de la soledad

2.
el departamento
de la monteagudo
está embrujado
me persigue adentro
todo el tiempo
la piba
que alguna vez
me obligaron a ser
en la madrugada
rasga el durloc
de las paredes
rompe vasos
explota focos
se sienta en el desayunador
y desde ahí
me vigila
pensar en ella
y en sus manifestaciones
se parece bastante
a tener abstinencia
la nombro
y la piel me pica
pensar en ella
y en sus manifestaciones
se parece mucho
a sentirme poseído
la nombro
y algo adentro
me golpea
desde la cama
mientras la miro
de reojo
me aterrorizo
sintiendo
que mi miedo más grande
soy yo mismo
sin poder
posibilitarme
que mi miedo más grande
soy yo mismo
atrapado de nuevo
entre el durloc
y la pared húmeda
prisionero
de ese ser
sólo
en femenino
que mi miedo más grande
es que ella consiga
adueñarse de todo
como antes
que mi miedo más grande
es que ni siquiera
aquí
en mi intimidad
conmigo
me anime
a mirarle la cara
echarle encima
mis nuevas palabras
para que sepa
que aunque ella intente
que no
el espacio
va a ser
alguna vez
todo mío



3. EL POLIAMOR NO ES SIEMPRE UNA FIESTA PERO MIS AMIGAS SÍ
hace un tiempo
mis transitares
se volvieron
bastante confusos
siento
que sirvo
constantemente
para que alguna piba
se reafirme
la jerarquía
de su vínculo
sexoafectivo
primario
para que la pase bien
y flashe
que el poliamor
es re divertido
pero que va a seguir
jerarquizando
a su novia
por encima
de las demás
a veces
me siento
alimento balanceado
de la deconstrucción
sola
nadando en lo oscuro
pensando
si realmente
me importa
ser la última
en la jerarquía afectiva
de esa otra persona
dudo
de si en realidad
no estaré
esperando
poder yo
reproducir
esas lógicas
de nuevo
si no será más bien
envidia
de lo tibio
que se siente
cuando todavía
quedan
algunos
pequeños residuos
de eso
que nos enseñaron
que era vincularse
probablemente sea eso:
no aguanto
ver
las viejas maneras
tan cómodas
que a veces
extraño
aunque
ya no sepa
cómo ejecutar
todo el enrosque
me angustia mucho
y aborto misión
para juntarme
con mis amigas
a hablar de esto
y preguntarnos
y preguntarnos
y preguntarnos
cuáles
son los límites
cuándo
empieza
el sexoafecto
cuándo
es amistad
qué
es jerarquizar
qué anhelo
cuando anhelo
compañía
qué anhelo
cuando anhelo
soledad
y preguntarnos
y preguntarnos
y preguntarnos
y no resolver mucho nada
pero saber
que en esas preguntas
reside
la posibilidad
de repensarlo
absolutamente todo
aunque cueste
aunque duela
sobre todo
ahora
los primeros
días
de otoño
cuando el mundo
parece
que nos aplasta
y nos exige
acomodarnos
nuevamente
a sus maneras
mientras nosotras
ya
no sabemos
qué es vincularse
si seguir
llamándolo amor
si podemos
querer de nuevo
si sabemos
qué es querer
fuera
de los términos
del patriarcado
pero al final
de la noche
cuando estamos
cansadas
y yo lloré
un poco
porque me quiebran
tantas dudas
avasallantes
que no paran
de sucederse
la una a la otra
a veces sin permiso
me doy cuenta
que querer
fuera
de los términos
del patriarcado
es siempre
querer
hacer trincheras
resistir
coger
besarme
y abrazarme
con mis amigas.