Nora Dalmasso, el juicio y el pedido de perspectiva de género

Nora Dalmasso

Por Redacción La tinta

Hace quince años en su casa de Río Cuarto, Nora Dalmasso fue asesinada. Recién este lunes, al filo de la prescripción, comenzó el juicio contra Marcelo Macarrón, principal y único acusado como autor intelectual del asesinato de quien fuera su esposa. Ayer, el fiscal Julio Rivero pidió que sea analizado como un caso de violencia de género. Un crimen emblemático, que estuvo rodeado de impunidad, lentitudes e ineptitudes del entramado jurídico-político, que nos deja a las claras la necesidad de una reforma judicial feminista.

Marcelo Macarrón está desde el lunes sentado en el banquillo de la Justicia frente a un tribunal técnico y un jurado popular. Acusado de “homicidio calificado por el vínculo, alevosía y promesa remuneratoria” como instigador del asesinato de su esposa Nora Dalmasso, delito que contempla una pena de prisión perpetua.

En el día de ayer, el acusado expresó en su defensa: “Niego totalmente la imputación que ha realizado el fiscal que es un mentiroso”. Expresó que no se suicidó por sus hijxs y que quiere terminar con todo el calvario que lleva viviendo en estos 15 años, que lo ha destruido. Y dijo que es un mamarracho la acusación del fiscal. Su exposición fue breve, ya que la interrumpió alegando que se sentía mal. Para Marcelo Brito, que encabeza su defensa, no media violencia de género a la vez que invocó a Dios fuente de toda razón y justicia. 

Marcelo Macarr%C3%B3n Nora Dalmasso juicio

El Fiscal de cámara Julio Rivero, quien sostiene la imputación, hizo la presentación del caso y manifestó que intentará demostrar que Macarrón no es el asesino de su esposa, pero sí el homicida. “Hace 15 años que Nora no descansa en paz” y afirmó que “Nora no supo quién la mató. Nunca se va a saber quién la mató. Esa noche no esperaba a nadie, y menos la muerte, porque si hubiese esperado la muerte se hubiese arreglado”. Pidió expresamente que sea tratado como un caso de violencia de género. Para el fiscal, todo el proceso debe realizarse con esa perspectiva, ya que “significaría una reparación a las mujeres en su conjunto”. En 2006, cuando fue asesinada, no existía la figura de femicidio, con la que claramente hoy debería enmarcarse el caso.

Conversamos con integrantes de la Asamblea Ni Una Menos Río Cuarto, que expresaron: “En estos más de 15 años, pasaron tantos fiscales como hipótesis distintas. Desde un principio, el tratamiento del caso fue desprolijo e irregular, tanto por fiscales, policía de investigación, medios de comunicación y el propio Estado. Nora fue víctima de femicidio y, como tal, creemos que debe ser investigado con perspectiva de género. Está a la vista de todes la clara violencia simbólica a la que fue sometida: los medios no pararon de hablar de ella, de su vida personal, íntima y sexual. Consideramos vergonzosa la lentitud y desprolijidad para la investigación del caso, que haya prescripto la posibilidad de que se encuentren otres responsables y que recién 15 años después presenciamos un juicio sin un acusado como autor material de los hechos no es algo aislado”

La crueldad con que la sociedad cercana y lejana trató a Nora luego de ser asesinada fue parte de un morbo televisado por Canal América. Un show obsceno, fragmentos de una época que hoy pareciera, de mínima, condenable. Las fotos de su cadáver en la pantalla repetidas hasta el cansancio, denigraciones, chistes, remeras con consignas sobre la vida sexual de la víctima. Una revictimización que no cesa 15 años después. 

“La relevancia mediática de este caso deja en evidencia el sistema al que constantemente somos sometides. Por eso continuamos gritando que necesitamos con urgencia una reforma judicial transfeminista que garantice los debidos procesos y resoluciones de conflictos desde una perspectiva feminista y de derechos humanos, en donde el abordaje de los equipos interdisciplinarios dé pronta respuestas a las demandas”. Recuerdan además otro caso local; el de Olga Meckler, víctima de femicidio en manos de las fuerzas de seguridad de la Provincia de Córdoba. Desde el movimiento feminista local, exigen Justicia por Nora Dalmasso y por todas las víctimas de femicidio, transfemicidios y crímenes de odio. Con más de 300 personas que presentarán testimonio, se prevé que el juicio dure al menos 3 meses. 

Para profundizar en las diversas aristas y tramas del poder que implicó este caso, te recomendamos leer esta nota

#NiUnaMenos 

/ Imagen de portada: La Voz.

Total
6
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior
Acampe en Plaza Independencia

Acampe en Plaza Independencia: "Van a pagar la deuda del FMI con el hambre del pueblo"

Artículo siguiente

La Rioja | Contó sobre una relación violenta y terminó judicializada

Artículos Relacionados
Total
6
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico