La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Arte

No sólo nos queremos vivas

El MUNT presenta la primera propuesta de su agenda 2019 con la muestra “#NosQueremosBien”, dedicada a mujeres y disidencias en el marco del mes de la mujer, y reivindicación de las luchas feministas.

“Desde la primera marcha de #NiUnaMenos, las etiquetas se multiplican sin parar a la orden de lo que a las mujeres nos pasa; nada nuevo, #ParenDeMatarnos #Hartas #VivasNosQueremos #NoesNo #YoTeCreo #MiráComoNosPonemos #NiñasNoMadres …”, comienza uno de los textos que acompañan a la muestra#NosQueremosBien, que inaugura hoy en el Museo de la Universidad Nacional de Tucumán¨J. B. Terán¨, bajo la curaduría de la licenciada Cecilia Quinteros Macció.


“Tras el avance de las demandas femeninas de los últimos tiempos y el volumen en alza de voces que piden con urgencia revisiones históricas que involucren a la mujer; es responsabilidad de las instituciones recuperar, reformular y repensar su patrimonio desde una perspectiva de género”, comienza el texto curatorial de la muestra escrito por la licenciada Quinteros Macció.


“Ésta es el quinta vez que el museo abre su temporada dedicando su primer muestra a las mujeres y femineidades”, mencionó la licenciada Claudia R. Epstein, directora del MUNT. “Desde la institución, siempre tratamos de poner atención a lo que actualmente nos atraviesa a las mujeres, y no sólo como un observatorio, sino reflexionando y analizando los ámbitos donde interpelarnos desde las prácticas habituales”, indicó Epstein.

Todo listo en el MUNT

La muestra abordará concepciones que van desde el binarismo de género, y hegemónico de la femineidad, hasta perspectivas de los movimientos feministas y LGTBIQ+ que cuestionan esas ideas y luchan por la conquista de derechos y oportunidades en términos de igualdad. “#NosQueremosBien tiene que ver con la fuerza colectiva de estos últimos años y el deseo que nos atraviesa a todas de estar vivas, libres y dignas”, señaló Quinteros Macció en diálogo para La Nota.

Propuesta múltiple

La muestra, que inaugura este viernes, integra una diversa comunión de miradas y un continuo recorrido pasado/presente con fuertes miras al futuro, debido a que, por un lado, contará con obras del patrimonio del MUNT y, por otro, con la participación del Grupo Intervencionista Tucumán que señala fuertemente una de las problemáticas más latentes por la que luchamos las mujeres y personas gestantes en torno a la educación sexual integral, la maternidad deseada y el aborto legal, seguro y gratuito.

Patrimonio

También habrá una proyección audiovisual con entrevistas a varias personas pertenecientes a diferentes movimientos sociales y, finalmente, se activará un dispositivo participativo institucional.

“Plantear nuevos desafíos en relación a la construcción de las identidades y de la propia subjetividad, integrar las diferentes culturas y perspectivas que permitan nuevas formas de convivencia colectiva, generar espacios de participación, son algunos de los temas de reflexión que se comparten a través de videos con abordajes filosóficos, desde el trabajo social, la comunicación y el teatro junto a Susana Maidana, Ana Carrera, Eva Fontdevilla y Gabriel Carreras“, explicó su curadora.

En la primera sala se podrán ver pinturas, fotografías e instalaciones de 
Cecilia Villafuerte, Eugenia CorreaVirginia Serrano, Rubén KempaRamón Teves, Sofía NobleLorena KaethnerJavier Juárez, Rosalba Mirabella y Mané Guantay, quienes años atrás conquistaron algunos de los premios adquisición del Salón de Arte Contemporáneo.

Finalmente, Voces que liberan otras voces cierra la muestra invitando al público a significar su opinión individual o colectiva.

“Entre los conceptos que trabajamos, el primero fue la presencia de la configuración mujer-sujeto en las obras de patrimonio del MUNT y, segundo, el avance del trabajo colectivo para conseguir que las reivindicaciones feministas sean oídas”, advirtió Quinteros Macció. “La base de cada eje de trabajo de la muestra fue a partir del valor del diálogo y lo colectivo… No necesariamente como espacios donde todos estemos de acuerdo, sino como ámbitos que permitan poner en tela de juicio nuestros pensamientos y aprender a oír a conciencia al otro o la otra”, agregó.

Cecilia Quinteros Macció, además de ser licenciada en Artes plásticas, es la directora del Museo Provincial de Bellas Artes “Timoteo Navarro”. “Teniendo en cuenta mi gestión desde el museo provincial disfruté mucho de ser parte de este proyecto, puesto que en el ‘Timoteo’ trabajamos también con estos contenidos y problemáticas, entonces ha surgido una suerte de diálogo entre los dos museos. Espero que continúe”, reflexionó la licenciada Quinteros Macció.


¨Lo que pueda decir no le alcanza nunca a lo que sucede,
por ende no quiero nombrarlo¨

Mariana Tellería


“El primer paso es preguntarnos ¿cómo se construye la mujer a sí misma como sujeto social en el mundo actual? ¿Cómo concibe su propia subjetividad en el arte? El arte y el feminismo hoy ocupan las agendas institucionales poniendo en marcha los engranajes del pensamiento sobre estos y otros cuestionamientos acerca de la presencia femenina en nuestro campo”, continúa el texto curatorial.


#Clandestino

El Grupo Intervencionista Tucumán, conformado por María Constanza Valdecantos, Yudith Pintos, Mane Guantay y Yahel Tello, participará de la muestra a través de su última propuesta, cuyo germen se dio en el marco del último Paro Internacional de Mujeres cis, Lesbianas, Trans, Travas+.

Tal vez te interese: “Clandestino: reuniendo discursos en torno al cuerpo gestante”

“Nuestro proyecto traslada al ámbito institucional las voces de las marchas y reclamos feministas”, explicó Mane Guantay en una conversación para La Nota. “Entendemos que nuestras prácticas artísticas tienen la capacidad de operar políticamente, apelando a la reflexión y al debate sobre temas sensibles y necesarios en el contexto actual”, agregó.

#Clandestino de GIT, pretende reunir discursos en torno al cuerpo de las mujeres y cuerpos gestantes, para abrir debates hacia otras interpretaciones y lecturas a partir de una gran instalación conformada por perchas ensambladas. Estas piezas cuestionan las narrativas canónicas del arte en torno a las mujeres y muestran la emergencia de nuevos temas y formas de representación que interpelan, no sólo las diferencias entre un arte feminista y un arte femenino, sino también las relaciones de poder inscriptas en los modos de ver y mostrar.

La propuesta es una obra colaborativa en proceso, consistente en una instalación con audios y perchas trabajadas y modificadas por quienes respondieron a una convocatoria abierta, sin distinción de género ni edad. Las mismas se utilizaron del 8 al 12 de marzo, para intervenir el espacio urbano. En el museo se invitará a sumar nuevas piezas intervenidas en actividades programadas. “La imagen que queremos instalar es la de una marea o masa como metáfora de la fuerza colectiva”, continuó Guantay.

“Elegimos la percha como soporte para representar o simbolizar el aborto clandestino, debido a que el proyecto de ley será presentado nuevamente en marzo de este año, entonces, este suceso futuro e inmediato, motiva volver a revisar la temática desde nuestra práctica artística”, señaló la artista e integrante de GIT.

Clandestino en Tafí Viejo

Desde el grupo también indicaron que este año (a diferencia de años anteriores), no acudieron a la colaboración de instituciones municipales para itinerar por la provincia, tras el hecho de no compartir políticamente la enunciación de “Provincia pro vida” de la gestión de gobierno actual, que embanderan la mayoría de los municipios de la provincia de Tucumán.

Señalar el parque Avellaneda

Una obra producida quince años atrás por la artista y licenciada en Artes Plásticas, Rosalba Mirabella, forma parte del patrimonio del MUNT. “Se trata de una pintura que obtuvo el premio adquisición del Salón 90 aniversario de la UNT en el 2004, bajo en nombre de Un sábado por la tarde en el parque Avellaneda“, indicó Mirabella para La Nota.

Rosalba Mirabella, “Un sábado por la tarde en el parque Avellaneda”, 2004, acrílico sobre tela, 120 x 150 cm.

“Cuando hice esta pieza yo recién egresaba de la facultad. Había terminado la licenciatura en pintura en el año 99 y después en grabado (2004). En ese entonces me puse a hacer una serie de pinturas con imágenes figurativas, a partir de registros tomados al caminar por las calles de esta ciudad, de observar y dibujar distintas escenas con las que hacía composiciones y yuxtaposiciones de planos a veces como inconexos”, recordó una de las artistas más destacadas de la provincia.

“Hasta ese momento siempre había trabajado con mis diarios de apuntes y también con retratos. Pero, por otro lado, estaba en parte revisando todo lo aprendido en los años de formación, y cuestionándome lo que entonces se suponía que las/los artistas jóvenes “debíamos” hacer. La pintura, por ejemplo, estaba siendo un poco dejada de lado por otras experimentaciones, y a mí igualmente me parecía un campo interesante, tanto como otros elementos no tan presentes como la narración, y hasta lo afectivo”, destacó. 

“Esta obra en particular citaba un poco difusamente la Tarde de domingo en la isla de Grande Jatte, de 1884, del neoimpresionista francés George Seurat, realizada con la técnica del puntillismo. La cita fue realizada con un poco de humor, refiriéndome a esta obra que yo percibía “prolija”, de composición nítida; al fin de cuentas una investigación sobre la percepción de luz o algo así. Entonces, contrapuse esta composición caótica, pintada con colores sucios por partes, con imágenes tomadas del cementerio y el vecino parque de diversiones en una una mezcla algo más extraña”, concluyó Mirabella que, a lo largo de los quince años que distan entre aquella pintura y el presenté, realizó gran parte de sus producciones desde soportes fotográficos y audiovisuales, en conjugación a otras expresiones como collages, mini esculturas de distintos materiales, entre otras, interpelando entre lo dicho y lo no dicho (por las mismas posibilidades y limitaciones de los recursos elegidos) y una mirada política y poética del mundo circundante.

“En el texto “La cuestión de género” de María Laura Rosa se plantea un análisis de lo femenino constituido bajo el patriarcado. Cita, allí mismo, a Griselda Pollock y su argumento sobre subjetividad femenina y representación en ese sentido: “En la cultura dominante no existen ‘imágenes de la mujer’. Existen significaciones masculinas representadas por medio de la exhibición de signos corporales (…)”, las cuales perpetúan a la mujer como objeto de deseo, exaltación, amor o rechazo, pero siempre construida por un otro, donde la belleza pasa a ser identidad; siempre objeto, nunca sujeto”, continúa Macció.

¿Mujer objeto?

Otra pintura que forma parte del patrimonio del MUNT es Mi amiga la gata, de Eugenia Correa, quien ganó en el año 2012 el Premio Adquisición del 9º Salón de Arte Contemporáneo Universidad Nacional de Tucumán. “Veo en el transcurrir del tiempo la polarización de posturas muy distantes, y -entre medio- mucho para decir, más aún para conciliar y conectar”, advirtió su autora. “El otro (en términos de sexo, género, religión, política, etc) no es un enemigo a destruir; es parte de mí y de este momento histórico, la lucha real es en contra el odio a lo diferente”, reflexionó.

Eugenia Correa, “Mi amiga la gata”


“Reconstruir los tejidos que sostienen arquetipos basados en la histórica mirada del hombre sobre el cuerpo de la mujer, da lugar a nuevos encuentros y asociaciones entre mujeres y hombres del arte que cuestionan esas estructuras nacidas bajo el poder patriarcal, fortaleciendo la conciencia de unidad y comunidad en el arte. En ese sentido las mujeres obligan a la sociedad a verlas tal y como son, y, como afirma la artista Judy Chicago, a aceptarlas “artistas sin desconectar con el impulso de ser mujer, experimentar el poder ver el punto de vista de la mujer, ser espectadores de la contemplación femenina sobre su propio ser…. así como las mujeres han sido espectadoras de la contemplación masculina por siglos.” , finaliza el texto curatorial propuesto por Cecilia Quinteros Macció.


“Nuestro museo, como la Secretaría de Extensión, tenemos un compromiso junto a la sociedad, y es un desafío capital, encontrar el modo de integrar las diferentes culturas y perspectivas que nos permitan nuevas formas de convivencia colectiva”, indicó la directora Claudia Epstein. “Esperamos que les visitantes participen de este espacio y les resulte una experiencia transformadora”, invitó.

Chateá Con La Nota