Connect with us

Actualidad

¡María de los Angeles Lescano es libre!

El fallo que logró la absolución de María se tejió entre las organizaciones feministas y de derechos humanos que trabajaron en red para encontrar en la Justicia un camino de reparación posible.

Por Natalia Seoane y Florencia Perez Cisneros

“No vas a estar sola, nunca más” apalabró la voz travesti de Luisa Paz y tejió el primer vínculo de comprometido con María Lescano quién había sobrevivido a diferentes violencias por razones de género y estaba atravesando la violencia cotidiana del Sistema Judicial. Sobre la confianza, siguió el abrazo. Ella, que hasta el momento había enfrentado todo sola, ahora iba a estar codo a codo acompañada.

María Lescano fue privada de su libertad a partir de la sentencia de Julio de 2019 donde tres jueces decidieron que debía cumplir 13 años de prisión por defenderse de su agresor “Pey” Ibañez. Esta sentencia desconoció la serie de denuncias por violencia de género realizadas desde el año 2007 contra su ex pareja, como así también que actuó para defenderse. A partir de esa sentencia injusta las organizaciones transfeministas de Santiago del Estero trabajaron en la apelación y armaron una red para acompañar a María. 

La semana previa a la audiencia donde se apelaba la sentencia, el escenario era otro. En Diciembre de 2019 pusieron el caso en la agenda de los medios nacionales. “Buscamos todas las redes posibles para que la población conozca el caso y explicamos que María se estaba defendiendo y no buscaba matar a Pey Ibañez”, explica una integrante de las organizaciones por la Absolución de María Lescano. En representación de la Red de Abogadas Feministas las letradas Andrea Barraza, Luciana Lecuona y Luciana Carolina Oyola, asumieron la co-defensa de María junto al defensor Ricardo Rubén Tevez. Por primera vez, en Santiago del Estero el Poder Judicial fué observado y sintió la presencia de los feminismos. Estaban las que sostenían las banderas, el megáfono, los redoblantes, lxs que acompañaban a la familia, lxs que hablaban con los medios, lxs que presionaban en los pasillos desde adentro del Estado, las que cuidaban a les niñes, estábamos todas y le mandamos a decir “Maria somos un montón afuera que estamos acompañándote”.

Todes visualizaron la necesidad de tejer en la justicia un camino de reparación posible, por eso pusieron otra mirada, armaron apoyos y disputaron sentidos para lograr hoy la absolución de Maria Lescano. Hoy, están marcando un antes y un después en su organización ante un fallo ejemplar dictaminado por el vocal Cristian Eduardo Vittar y las vocales Sandra Generoso y Olga Estela Gay de Castellanos quienes integran el tribunal de Alzada. La letra de la sentencia dictada, deja claro que María Lezcano es inocente, tienen en cuenta la situación singular de vulneraciones de María y su actuación en legítima defensa. Comienza un camino esperanzador que permite hacer visible la necesidad de la aplicación en todos los estamentos del estado de la Ley Micaela (L.27499) a la cual la provincia adhirió en Diciembre de 2019. 

María está libre, su sonrisa se traduce en su mirada y en la emoción de su hermano, en las primeras horas con su familia y en la alegría de todas las que trabajamos codo con codo. Su libertad se traduce en la alegría de su mirada ya que la sonrisa significa un contrapunto a la reproducción del poder patriarcal en las sentencias judiciales, abre un lugar diferente para las mujeres y otras identidades sexuales en el camino de conseguir que se haga justicia. Permite que la libertad se haga más extensa y colectiva a quienes trabajaron horizontalmente, sin subordinarse y construyeron otro modo de hacer a partir del acuerdo con el apoyo de organismos del estado, de ddhh, con las organizaciones sociales que movilizaron, consiguieron elementos discursivos estratégicos para quebrar la resistencia del poder y para que de lado a lado, se enteren que era justo que recupere su libertad, y que era necesario conseguir que la justicia pueda latir en María. 

Como todo lo que logra el movimiento tiene historia. La construcción colectiva para sacar adelante este caso viene siendo en las calles, movilizadas, encuentras, participantes, protagonistas, amalgamadas, compañeras, transfeministas, del colectivo de la diversidad, trabajadoras, de las barriadas, militantes, organizadas, marronas, del campo, académicas, de diferentes clases, grupos etarios, juntas que paso a paso vienen trabajando para poner en el centro la voz de las mujeres y del colectivo de la diversidad, para impulsar su empoderamiento poner en valor sus experiencias y conocimientos ligados con la superación de situaciones de subalternidad y desigualdad. Para que se termine la impunidad institucional, es fundamental que las visiones y representaciones tradicionales de género y la criminalización de la pobreza, sean modificadas en la sociedad en general y en la justicia, en particular. Una tarea que está pendiente, la reforma de la justicia.  Estar juntes, siempre porque unidas conseguimos la liberación de Maria.

Comentar

Deja un comentario

Las más Leidas

Violencia policial en Famaillá: “Se pasaron de copas y se ensañaron con los presos”

Tucumán

Ya está disponible el formulario para acceder al cupo laboral trans en el Poder Judicial

Tucumán

Se aprobó el cupo laboral trans en San Miguel de Tucumán

Tucumán

El INADI recibió a Alejo, el joven agredido por un mozo en el microcrentro

Tucumán

Con “El Motoarrebatador” inaugura el autocine de Yerba Buena

Cultura

Tucumán tuvo más de 200 matrimonios igualitarios desde que se sancionó la ley

Tucumán

Sucribite a La Nota

Copyright © 2020 lanotatucuman.com todos los derechos reservados

Connect
Sucribite a La Nota