Glitter: la nueva colección de Inflorescencia Editorial

La editorial independiente que publica poesía desde Tucumán lanzó una nueva colección para reivindicar y visibilizar nuevas voces LGBT+ y de mujeres.

Luego de un año complejo por la pandemia de coronavirus, desde Inflorescencia Editorial lanzaron Glitter, una colección de poesía breve que reúne nuevas voces LGBT+ y de mujeres.

Desde La Nota, conversamos con Gabriela Olive y con Mateo Diosque, quienes están al frente del proyecto editorial independiente.

186450541 1391689494541612 2021036115662144594 n

¿De qué se trata la nueva colección?

Glitter es una colección de poesía breve para instalar y presentar nuevas voces LGBT+ y de mujeres con cinco poemas en formato digital e impreso.

Son mini-poemarios individuales que en conjunto quizás pensamos como una gran antología de estas voces que nos interesa presentar. En este momento está en preventa el poemario de Norma Salica, poeta lesbiana de Tucumán y próximamente saldrá el de Carolina Pujol, poeta salteña que falleció el año pasado.

¿Cómo enfrentaron la pandemia con el proyecto independiente y autogestivo?

Las distintas actividades de nuestra editorial han sido posibles gracias a las redes y alianzas con activistas, artistas, colectivos, agrupaciones, instituciones, medios de comunicación, proveedores, proyectos públicos y privados de la región NOA. Todos nuestros libros han ido acompañados de presentaciones propias y multidisciplinarias, generando así espacios de encuentro interpersonales entre artistas, gestorxs y espacios culturales, público en general; y fueron distribuidos en distintas ferias, librerías, espacios de arte y facultades, aumentando y diversificando nuestro público destinatario en varias ciudades de la provincia, la región y el país. Así que podríamos decir que la estrategia que hemos encontrado ha sido siempre la de apostar a lo colectivo. Recientemente también hemos buscado financiamiento público y privado en distintas convocatorias, esperamos encontrarnos con resultados favorables.

Con la pandemia, hemos entendido que algunas de las estrategias (como las de ferias y presentaciones) que veníamos llevando adelante quedarán suspendidas por tiempo indefinido y eso nos impulsó a pensar nuevas maneras de llevar a cabo nuestro activismo y trabajo. Un ejemplo de esto es que tomamos la decisión de digitalizar de nuestros libros.

¿Qué nuevas formas encontraron en la virtualidad?

El formato de poemario en digital es algo que quizás no habíamos contemplado antes de la pandemia, no porque no existiera (es un formato viejísimo de hecho) sino porque quizás no lo pensábamos como algo urgente. Las dinámicas exclusivamente virtuales de la pandemia nos pusieron esto en frente y decidimos digitalizar todo nuestro catálogo (lo que ya estaba publicado y lo que vendrá). Esto nos llevó también a repensar diseños de interior de nuestras publicaciones, posibilidades que aparecían en este formato, etc. Es una plataforma muy interesante la del libro digital.
Por otra parte, esto nos permite también llegar a más personas (en otros lugares del país y del mundo) de una forma que se vuelve también accesible económicamente.

¿Qué nuevos proyectos tienen?

En este momento estamos próxim_s a sacar un nuevo título de obra y trabajando en dos títulos más que saldrán este año. También estamos trabajando con mucho entusiasmo en la nueva colección para la que ya hemos definido a más de seis autorxs nuevxs de distintas partes del país.

Podes seguir a Inflorescencia Editorial en Instagram o Facebook. Conseguí la nueva colección por MercadoPago

Total
60
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Colonia Chazal: una comunidad encerrada por un country sin acceso al agua potable

Artículo siguiente

El lunes continúa la vacunación a docentes contra el coronavirus

Artículos Relacionados
Total
60
Share
Hablemos de Negacionismo Histórico