FOPEA: “La persecución a los periodistas en Tucumán no la podemos permitir”

José Romero Silvia periodista de Telefé Tucumán

No es la primera vez que sucede. La libertad de expresión en Tucumán se ve afectada constantemente. Recientemente fue la judialización de la periodista de La Gaceta Irene Benito, luego hechos de violencia y acoso contra Mariana Romero, y ahora el periodista José Romero Silva está viviendo situaciones de amedrentamiento y amenazas.

“Con mi familia nos sentimos acosados”, denunció a través de las redes sociales luego de que Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) publicara un comunicado.

Según relató, la secuencia comenzó el 16 marzo, luego de la difusión, primero en el programa Vivo Tucumán y luego en las redes sociales, de un video en el que se observa a la jueza Alicia Freidenberg, vocal de la Cámara Penal Conclusional II, conduciendo por la vereda y a contramano por una de las principales calles del microcentro tucumano durante la marcha del 8 de marzo.

Ese mismo día, la camarista se comunicó con la constitucionalista Carmen Fontán, suegra del colega, para que este le pidiera disculpas, de lo contrario lo iba a denunciar porque “la noticia era mentira”.

Tras esa gestión infructuosa, Freidenberg increpó a Romero Silva durante un móvil en vivo. El acoso hacia él se trasladó luego a las redes sociales, desde donde comenzó a ser atacado por cuentas truchas.

El 11 de abril, un inspector de la empresa prestataria del servicio de gas se apersonó directamente en el departamento en el que reside junto a su familia aduciendo haber recibido una denuncia –de un Estudio Jurídico inexistente- por una llave de gas del medidor externo que habían robado, un aire acondicionado que ponía en riesgo al edificio y modificación del frente del consorcio en contra del código de planeamiento municipal.

Resulta que Freindenberg es propietaria de tres unidades en el mismo consorcio del periodista. El 27 de mayo, a raíz de una denuncia anónima, también visitó su domicilio un inspector del Ministerio de Trabajo de la Nación, para constatar si tenía empleados por su condición de monotributista. ​

FOPEA se solidarizó con el periodista, y repudió el hostigamiento del que es víctima y reclamó a las autoridades tucumanas que garanticen la seguridad de los colegas, a la vez que exigió al Poder Judicial local que investigue quién o quiénes son los autores de esta persecución a un periodista, poniendo en serio riesgo la libertad de expresión y de trabajar.

“Estamos viviendo momentos de mucha angustia desde hace algunas semanas tras la visita constante de inspectores que llegan por denuncias anónimas y cobardes en nuestra contra. Vamos a ir a la justicia, que esperemos nos pueda decir quienes están detrás de estos actos que atentas contra la libertad de prensa y expresión”, sostuvo Romero Silva.

Total
3
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho + tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Más de 100 autores y autoras de Tucumán en la Feria del Libro de CABA

Artículo siguiente
Comedor comunitario divino niño

Alfaro ordenó desalojar el comedor comunitario Divino Niño

Artículos Relacionados
Total
3
Share