En asambleas, reavivaron la memoria popular del 2001 al calor de las luchas actuales

Con la memoria y la lucha como banderas, más de 60 asambleas barriales se realizaron en todo el territorio tucumano, convocadas y organizadas por el Frente Popular Dario Santillán, para reflexionar y debatir sobre los 20 años de argentinazo y la vigencia de las luchas populares.

“Estamos atravesando una de las crisis más duras de nuestro pueblo trabajador. El escenario, aunque lejano al que vivimos en el 2001; con la reaparición del FMI en la escena política nacional nos retrotrae a aquellas jornada de rebeldía popular”, expresa Adriana Rodriguez, referente del FPDS.

Militante desde hace 17 años, creció en la lucha desde adolescente. “Me da mucha fuerza ser parte de estrategias y propuestas de generar la nueva revolución para el pueblo, de construir el poder del pueblo”, dice la mujer en cada marcha toma el megáfono para gritar las injusticias.

MG 1115

“Hoy acá conmemoramos 20 años del Argentinazo, 20 años de aquel 2001 que nos obligó a salir a las calles, a cortar rutas porque teníamos hambre, porque teníamos necesidad de trabajo, porque no teníamos vivienda, porque teníamos una educación precaria. Hoy nos junta en las barriadas en asambleas populares para conmemorar esa fecha y para plantearnos como vecinos, como vecinas qué proyecto de país queremos”. Para Adriana, uno de los objetivos del encuentro en recuperar las asambleas como hecho político, y desde allí  tomar las calles.

“¿Quiénes tienen que pagar la deuda externa al Fondo Monetario Internacional? ¿Tenemos que pagar la deuda externa? Si no la pidieron para nosotros, seguimos en el hambre, sin vivienda y atravesados por una situación de salud como es la pandemia”, señala Adriana con voz fuerte y firme en una ronda con compañeros y compañeras.

MG 1335

Mirta Palavecino lleva 20 años de organización. Fue a partir del 2001 que tomó la decisión de involucrarse en las soluciones del problema urgente a resolver: el hambre. Así organizó el merendero Alberdi Norte, donde hasta el día de hoy vecinos y vecinas encuentran un plato de comida, un pedazo de pan y una taza de mate cocido. 

Al hablar, su voz se quiebra y sus ojos se llenan de lágrimas. “Estoy orgullosa de estar en el Frente porque me ha dado muchas cosas que necesitábamos en el barrio. Es lo mejor que he hecho en toda mi vida. Así he criado a mis cuatro hijos, y ahora tengo a mis siete nietos y ellos ven como yo lucho con todo mi corazón para todo el barrio”.

La pobreza aún inunda los alrededores del barrio, pero el espíritu de lucha nunca se apagó. “Ahora muchos chicos jóvenes quieren involucrarse y luchar. Ellos ven la necesidad que hay en el pueblo”.

“Llevo 20 años de organización”, dice Amanda Ávila desde la asamblea en que se realiza en el barrio que se emplaza al lado de las vías de ferrocarril, en Ramírez Velasco al 2.200. “Nuestra organización se armó por la necesidad que tenía el barrio y el abandono del gobierno. La idea fue organizarnos para que al salir a la calle sepan que hay un barrio organizado a la orilla del ferrocarril”.

MG 1454

Amanda es la encargada de coordinar los grupos. El objetivo de las asambleas es que “todos los compañeros tengan conciencia de qué pasó en el 2001 y quienes fueron los responsables de todos los sucesos del 2001”.

En rondas, ella cuenta lo que recuerda de esa época. “En el 2001 tuvimos pérdidas de familiares, tuvimos pérdidas de niños por el tema del hambre y la desnutrición. Yo era una persona que ni idea tenía de lo que significaba una organización social, cuando sucedían estas cosas y que por el noticiero veía, empece a tomar conciencia, que si yo era parte de una organización social, sería parte de decirle al Gobierno que pare la mano”.

“En ese tiempo nos tocaron las luchas más fuertes porque hoy la organización creció”, recuerda. “Las represiones eran muy duras y el gobierno nos mandaba reprimir. Volvíamos a nuestros hogares lastimados porque nos daban con balas de goma o pagaban a otra gente que vayan a golpearnos. Hoy el panorama es otro por que somos una organización mas fuerte”.

MG 1190

“Somos otra generación en donde decimos que queremos cambiarlo todo”, dice Adriana. “Tenemos que ser los de abajo quienes ocupemos esas banca con estrategias para el pueblo. Acá está el pueblo organizado en pie de lucha, un pueblo que no tiene miedo y un pueblo que está propuesto a cambiar y hacer que nazca la revolución, por un futuro es mejor para nuestros hijes”.

Con la certeza que la revolución popular sigue vigente, este lunes el Frente Popular Dario Santillán junto a otras organizaciones sociales movilizan desde el Monumento del Bicentenario hasta Plaza Independencia.

Total
32
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 − cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Hasta el 23 de diciembre vacunarán y harán testeos en la plaza Independencia

Artículo siguiente

Yerba Buena: suspenden los eventos de más de 400 personas

Artículos Relacionados
Total
32
Share