Actualidad

El transfemicido de Alejandra “La Power” Benítez quedó impune

El Tribunal absolvió al único imputado en la causa y señaló al Ministerio Público Fiscal, a cargo del fiscal Carlos Sale, por las deficiencias en la investigación.

Luego de una semana de deliberaciones, concluyó el juicio por el transfemicido de Alejandra Estefanía La Power Benítez. Por unanimidad, el tribunal conformado por la Jueza María Balcazar (presidenta), el juez Rafael Macorito y la jueza Isabel de los Ángeles Méndez, resolvió absolver al único acusado del crimen Ricardo Puenzo.

En la sentencia, señalaron al Ministerio Público Fiscal, a cargo del fiscal Carlos Sale, por las deficiencias en la investigación que no logró reunir las pruebas suficientes para determinar con certeza que Puenzo fue el autor de los seis disparos que mataron a la joven trans e de los cuatro que hirieron a Diego Mercado.  

Lamentablemente, por la manera en que este caso fue investigado, no se puede alcanzar la plena certeza y convicción de que Ricardo “Ricky” Puenzo haya sido el autor de los disparos que provocaron la muerte de Alejandra Estefanía Benítez y las heridas a Diego Ramos Mercado”, leyó la jueza Menéndez en la audiencia pública seguida por más de 100 personas que esperaban atentas el veredicto.

Mercado fue testigo clave del juicio y sobre quien la fiscalía había descansado las pruebas suficientes que ubicarían a Puenzo, no solo en el lugar del hecho, sino como autor material del crimen, ya que así lo habría afirmado en las testimoniales que brindó a la fiscalía. Sin embargo, durante el juicio su testimonio cambió y sostuvo que cuando recibió los disparos estaba de espaladas y no podía asegurar quien había disparado.

A raíz de esto, el tribunal dio lugar al pedido de la fiscalía para que se investigue a Mercado por falso testimonio.

Los magistrados lanzaron fuertes críticas a la investigación del hecho, responsabilizando al fiscal de homicidios, Sale, y a la Policía por haber seguido sólo una línea de investigación y por haber descartado otras líneas de investigación, como a la ex pareja de Benítez, por tratarse de un crimen de género.

Además, les reprocharon haber descartado material fílmico, que luego fue aportado por la defensa durante el debate y no haber preservado la escena del hecho, ya que hubieron elementos que no se peritaron y que fueron nombradas por diferentes testigos y aparecen en las imágenes tomadas el día del crimen.

Alejandra recibió seis tiros en tanto que Mercado cuatro, por lo que debería haber diez vainas servidas, y solo se recolectaron ocho. Por otro lado, mencionan los policías que realizan las primeras intervenciones que había varias latas de cerveza y cajas de vino, las cuales no fueron mencionadas por el informe de la Fiscalía. Se consignaron evidencias que fueron vistas durante juicio en las imágenes de la escena del crimen. Entre ellas, un bote plástico transparente, una bolsa de cerveza con guantes de látex encima, un almohadón rojizo. Todo esto estaba metros o centímetros de la víctima y no se consignó como evidencia que podrían haber aportado datos claves para la resolución del caso.

Para el tribunal tampoco se pudo acreditar con certeza que los proyectiles que se extrajeron del cuerpo de Benítez hayan sido disparados por alguna de las armas que se secuestraron en el domicilio de Puenzo, donde se encontraron varias armas de fuego.

Con esta información recolectada, y luego de deliberar durante cuatro horas, se absolvió de todos los cargos a Puenzo y se ordenó su libertad. El tribunal exigió a la Fiscalía que continúe con la investigación para determinar el o los autores del hecho, que hasta ahora quedaría impune.

Un banco rojo y más policía

“Este homicidio es una consecuencia de la violencia que sufre el colectivo trans”, dijo el tribunal y reconoció la situación histórica de vulneración de derechos que vive este sector de la sociedad, que no llega a superar los 40 años de promedio de vida. Por ello, en la sentencia exhorta a la administración pública a abrir concursos para el ingreso de personas trans.

Si bien Tucumán tiene una ley de Cupo Laboral Trans que fue sancionada por la Legislatura el año pasado, y lo mismo sucede con la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, ninguna fue reglamentada aún. Solo comenzó a regir el Cupo Laboral Trans en el Poder Judicial.

Como medida reparatoria, el tribunal exhortó al intendente Germán Alfaro en emplazar un “banco rojo” frente al lugar de asesinato como “memorial público en reivindicación de la vida libre de violencia y discriminación de las personas trans”, en homenaje a Alejandra.

Por último, el tribunal, reconociendo los peligros que vive el colectivo travesti trans por trabajar en la calle ejerciendo la prostitución, pero desconociendo la persecución policial que sufren, pidió que haya mayor presencia policial en la zona del hecho, para establecer mayor seguridad en el radio que abarca el cuadrante de Avenida Roca, Rioja, Alberdi, y Chacabuco, sobre todo en la nocturnidad.

El viernes, familiares, organizaciones LGBTI+ y feministas convocarán en la puerta de tribunales para exigir Justica por La Power.

Comentar

San Martin 1066 1º piso San Miguel de Tucumán Copyright © 2020 lanotatucuman.com todos los derechos reservados

Salir de la versión móvil